domingo. 23.02.2020 |
El tiempo
domingo. 23.02.2020
El tiempo

El técnico precoz cumple un sueño más

Rubén Sotelo. DP
Rubén Sotelo. DP
A sus 32 años, Rubén Sotelo ha debutado como entrenador sénior del Moaña, el equipo de su vida ►"No esperaba que contasen conmigo", dice

Empezó a entrenar con 16 años en la base del Moaña y ahora, con el doble de edad pero siendo todavía muy joven, le ha llegado la oportunidad de tomar las riendas del primer equipo. Rubén Sotelo debutó el pasado domingo como técnico del equipo de su vida, ese del que vistió sus colores como futbolistas y en el que empezó su andadura en los banquillos.

"Me hace ilusión, a la vez que siento responsabilidad", apunta el moañés, que dirigía el equipo juvenil de Liga Gallega y fue el elegido por la directiva tras el cese de David Pérez Rivada.

"Es una vuelta circunstancial, por el cese de un compañero. Pero no me lo esperaba, porque no fue una decisión inmediata", expresa.

Así, a sus 32 años, el preparador afrontará ya su tercera experiencia en un equipo sénior. "Es cierto que con esta edad, tengo cierto bagaje deportivo. Por lo que he trabajado y por estar en el momento oportuno en el sitio adecuado, he tenido la suerte de vivir muchas experiencias", apunta el preparador, que tras estar siete años en la base del Pontevedra, entrenó al Marín y al Porriño Industrial, con el que se quedó a las puertas del ascenso a Tercera. Todo en la veintena. "Los jugadores no se fijan en el DNI, sino en lo que les transmites", finaliza con rotundidad.

OBJETIVOS. "PIENSO EN LA PERMANENCIA. NO HA HABIDO TIEMPO"

El entrenador moañés tiene claro que su objetivo a nivel personal es "la permanencia". Mientras, a nivel colectivo, señala que se centra en que los jugadores "capten la idea de juego". "Estamos en plena temporada y no ha habido tiempo para trabajar, así que no te puedes marcar objetivos más allá de cada semana. Nos centramos en el plan de partido. Creo que en el primer partido lo hicimos muy bien", destaca.

Asimismo, para Sotelo, "más allá de la repercusión", nada ha cambiado. "Yo me tomo igual el trabajo. No miro la categoría", dice.

El técnico precoz cumple un sueño más
Comentarios