lunes. 25.05.2020 |
El tiempo
lunes. 25.05.2020
El tiempo

La temporada de la excepcionalidad

Pedro Vázquez se lamenta en un momento del partido ante el Langreo. DAVID FREIRE
Pedro Vázquez se lamenta en un momento del partido ante el Langreo. DAVID FREIRE
La tendencia a crear pocos grupos en las segundas categorías de los deportes mayoritarios se romperá la próxima campaña ►Los problemas económicos es uno de los temores

Lo excepcional será la lo habitual durante la próxima temporada. ¿Cuándo comenzará? Es la pregunta que más se repite en los últimos días una vez que la mayoría de las competiciones se han resuelto.

De los deportes mayoritarios solo el fútbol, y por ende el fútbol sala, son los únicos que han dejado en el aire más de una competición, ya que en el caso del baloncesto solo la Liga ACB es la que no se ha resuelto, el resto han optado por dar concluidas la temporada sin descensos -de esta forma se evitan las federaciones un carrusel de denuncias- y con ascensos; en algunos casos, como en Plata de balonmano, saltándose las reglas ya que el segundo equipo que subía lo hacía a través de la disputa de un play-off.

La situación generada como consecuencia de la pandemia del coronavirus ha provocado que todas las competiciones, excepto Primera y Segunda División de fútbol porque su número de participantes se estableció en el Congreso, ampliarán conjuntos.

¿Cómo serán las próximas ligas? es la otra pregunta que más se repite, aunque en muchos casos se presume como será. En Asobal se habla de una primera fase con dos grupos, algo semejante sucederá en Honor Plata en la que los conjuntos se repartirán en dos grupos de diez.

Una de las principales sorpresas ha llegado en baloncesto porque la Federación Española aprovechó la situación actual para ampliar de manera considerable la Liga Femenina Dos, ya que cuando se creía que pasaría de 28 a 30 equipos (ascienden dos a la Liga Femenina) al subir uno de cada grupo de Primera, la FEB optó por ampliar a 36 para invitar a diez conjuntos de la categoría de bronce.

En fútbol sala también se amplían todas las categorías y debido a la situación económica que está generando la pandemia se cree que se producirán invitaciones a las que estarán atentos el Leis Pontevedra y O Fisgón.


Conseguir el pase a la Segunda Pro

Jesús Ramos ofreciendo una charla de motivación durante su primer entrenamiento como técnico del Pontevedra. GONZALO GARCÍA

El Pontevedra Club de Fútbol competirá el próximo ejercicio en una Segunda División B sobrecargada, formada por un total de 100 equipos, diferente y con un sistema de competición nuevo para todos los equipos y aficionados.

El objetivo primordial del equipo pasa por conseguir terminar la temporada entre los ocho mejores equipos del grupo y asegurarse así la clasificación matemática para la Segunda Divisiósn Pro, una nueva competición intermedia y más profesional que se aplicará para la temporada 2021-2022.

El conjunto granate tendrá que conseguir una plantilla de calidad y equilibrada que le de la opción de ser uno de lo mejores conjuntos de la categoría de bronce en el año de la reforma del fútbol español.

El primer objetivo será retener a los mejores jugadores de este año (solo nueve tienen contrato a partir del 30 de junio), reforzarse con deportistas de nivel y encontrar un técnico que se adecúe y entienda a las necesidades del bloque granate.

La entidad pontevedresa tiene el objetivo de hacer una revolución, entrar en la Segunda División Pro y dejar atrás una época de altibajos.


Una promoción y dos permanencias

Momento de un derbi en Primera Nacional. GONZALO GARCÍA - Fútbol femenino

En la Primera Nacional Femenina el Viajes Interrías, el Umia y el Arousana se enfrentan a objetivos diferentes la próxima temporada tras no conseguir los planteados para esta.

El Viajes Interrías, tras la decepción de no conseguir entrar en el play-off de ascenso que perdió en la última jornada, luchará por no volver a repetir los errores de la temporada y conseguir el primer puesto que le de la posibilidad de jugar la promoción al Reto Iberdrola. Para ello tiene el objetivo a corto plazo de retener al bloque de esta temporada.

El Umia y el Arousana, que certificaron una mala temporada ocupando los puestos de descenso durante todo el año, tienen como objetivo para el próximo curso mantener vivas las opciones de salvación y luchar por mantener la categoría.

Las de Vilagarcía no quieren encadenar dos descensos consecutivos y buscarán permanecer en Primera Nacional tras salvarse de la quema, mientras el Umia quiere dar un salto de calidad para mantener la categoría de bronce.

Los objetivos de los tres equipos miran a zonas diferentes de la tabla, pero todos tienen como finalidad ser mejores de lo que fueron.


Dos ascensos y el salto de calidad

Mikel Diestro dando instrucciones a sus jugadores. RAFA FARIÑA - Leis

El Leis y O Fisgón son los únicos conjuntos de categoría nacional de la comarca de Pontevedra que, deportivamente hablando, no saben en que división jugarán la próxima temporada, ya que ambos están pendientes de disputar sus condicionadas fases de ascenso. de fútbol sala.

El que sabe donde jugará es el Poio Pescamar, que al estar en la quinta posición cuando se impuso el estado de alarma, ya acabó la temporada al no poder disputar el play-off de ascenso, que de cara a la siguiente es una clara obligación para el conjunto que entrenará Manu Cossío.

El Poio FS busca dar el salto de calidad que todavía no ha dado y ser una alternativa a los grandes de la categoría, el Burela y el Atlético.

La Segunda División es el objetivo de un Leis que se marcado como meta a corto-medio plazo sea a través derechos deportivos (ganar el play-off de esta temporada) o conseguir una invitación por parte de la RFEF.

El ascenso también es la meta de O Fisgón, aunque con la duda de lo que sucederá con el club de cara a la siguiente campaña. Aunque deportivamente sino consigue el ascenso ahora, lo buscará en el próximo ejercicio.


El sueño del ascenso y la cruda realidad

Los jugadores del Cisne celebran la victoria ante el Teucro. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

La próxima será una temporada histórica para el Club Cisne Balonmano porque tiene la posibilidad de poder disputar, por primera vez, la Liga Asobal. Un derecho que ha ganado en la pista y que ahora tiene que confirmar en los despachos.

El Cisne afronta el reto reafirmando su proyecto. "Si bajamos no pasa nada" fue una de las primeras frases que pronunció su presidente tras conocerse el ascenso. Desde el club el cambio de categoría se toma como la oportunidad de potenciar su estructura, pero también existe la necesidad de casi duplicar su presupuesto para cumplir con las obligaciones que exige disputar de una máxima categoría del balonmano español que la próxima temporada tendrá nuevo sistema de competición. Habrá 18 conjuntos, descenderán directamente cuatro y promocionará un quinto.

La Sociedad Deportiva Teucro afrontará una de las temporadas más crueles económicamente hablando de los últimos años. El presupuesto sufrirá una reducción abismal y estará condicionado por los desajustes del ejercicio económico de esta campaña, que a día de hoy se cerrará con un déficit considerable.

El presupuesto para la plantilla se verá reducido en casi un cincuenta por ciento y la única ventaja será la reestructuración de la categoría, que permitirá que el grado de exigencia sea menor.

La situación se asemeja a la de hace casi una década cuando se desarrolló la fase más dura del concurso de acreedores, pero una diferencia considerable es que el capítulo de ingresos se ha reducido considerablemente. El actual patrocinador, Condes de Albarei, ya anunció hace casi un año que no renovaría el contrato que se acaba al final de esta temporada. Comienza un periodo de transición para la entidad azul.


La duda de Oro y el play-off de ascenso

Peixegalego 19-20

El Peixegalego Marín, deportivamente, se ha ganado el derecho a seguir una temporada más -la tercera de su historia- en la Leb Oro al no producirse descensos como consecuencia de la pandemia del coronavirus, pero el club está en una situación compleja y actualmente no sabe en qué categoría saldrá la próxima campaña.

La intención es mantenerse en la segunda división del baloncesto español, pero la situación económica se antoja actualmente como un gran hándicap a superar, aunque el respaldo social e institucional de la entidad hace pensar que podría seguir en la Leb Oro.

Luchar por el ascenso a la Liga Femenina es la pretensión del Club Baloncesto Arxil siempre y cuando el Concello de Pontevedra cumpla con el compromiso de que antes del mes de octubre se saldasen las subvenciones correspondientes al ejercicio 17-18 (todavía no se ha cobrado el 30 por ciento prometido) y al 18-19.

Si esas dos ayudas llegan el Arxil quiere confeccionar una plantilla que aspire a disputar el play-off para lo que hará cuatro fichajes: tres de jugadoras nacionales y uno de una extranjera. La intención es que siga vistiendo la camiseta verde la americana Heather Forster.


La posibilidad de entrar en Europa

Celebración durante un encuentro. GONZALO GARCÍA - Visit Pontevedra

El objetivo principal del Visit Pontevedra, que jugará su tercera temporada en Superdivisión Masculina, pasa por conseguir finalizar el año entre los seis primeros clasificados y conseguir el billete europeo por primera vez en su historia.

Tras una temporada excelente en la que se estableció como uno de los equipos más fuertes y regulares de la máxima categoría nacional, el conjunto de Monte Porreiro tendrá el objetivo de estar en la zona alta de la tabla y certificar, de esa manera, su acople definitivo a la categoría y su crecimiento exponencial en apenas dos años.

El primer objetivo para conseguirlo será cerrar una plantilla competitiva con jugadores de alto nivel y que mezcle las renovaciones de los artífices del éxito con refuerzos estelares que sean las mejores opciones.

Las dificultades económicas que puede provocar la crisis con la reducción de las subvenciones puede frenar las aspiraciones de un Visit Pontevedra que quiere seguir yendo a más pese al vértigo que le produce la responsabilidad de establecerse como uno de los clubes destacados del panorama nacional.


Ambición por continuar en lo alto

Presentación del Galaico. GONZALO GARCÍA

Con una temporada que comenzará más tarde de lo habitual debido a la pandemia por el Covid-19; la Sociedad Gimnástica se encuentra con dos objetivos claros: el primero pasa por conseguir mantener al conjunto masculino en División de Honor una temporada más. Este objetivo se pretende alcanzar con la ayuda de varias incorporaciones de calidad.

Más ambiciosos son los objetivos del equipo femenino del conjunto pontevedréss que, lejos de conformarse por luchar con conseguir la salvación en Primera División, tendrá el objetivo de clasificarse para la jornada de ascenso a la máxima categoría nacional, tras llevar a cabo refuerzos de gran nivel.

En el terreno de la natación, el Club Galaico, por su parte, se platea la próxima temporada con el objetivo de continuar en lo alto del ranking a nivel autonómico y conseguir proclamarse de nuevo campeón gallego de invierno como hizo el pasado año en Pontevedra. Además de revalidar su título autonómico el Club Galaico también tiene como objetivo continuar siendo un club de referencia a nivel nacional y volver a destacar en los Campeonato de España.

La temporada de la excepcionalidad
Comentarios