viernes. 24.09.2021 |
El tiempo
viernes. 24.09.2021
El tiempo

Teresa Portela arranca sus sextos Juegos como una bala

Teresa Portela se clasificó para las semifinales en Tokio. ENRIC FONTCUBERTA
Teresa Portela se clasificó para las semifinales en Tokio. ENRIC FONTCUBERTA
La palista de Cangas se mete en semifinales del K1 200 tras ganar su serie

La palista canguesa Teresa Portela, que disputa en Tokio sus sextos Juegos, logró este lunes la clasificación para las semifinales del K1 200 de los Juegos tras ganar su serie clasificatoria.

Portela, que firmó un tiempo de 40.812 segundos, aventajó en 0.3 segundos a la húngara Anna Karasz, que como la palista gallega logró también el pase directo a las semifinales.

La palista gallega disputará este martes las semifinales en busca de acceder a la lucha por las medallas.

UNA LEYENDA. El 5 de mayo cumplió 39 años Teri, que no Teresa Portela, porque en la tierra que es su cuna, en Cangas, todos emplean el diminutivo. La palista que logró este lunes la clasificación para las semifinales del K1 200 de los Juegos de Tokio fantasea con el metal olímpico antes de estrenar los cuarenta.

Que regresar con la hazaña cumplida sería la recompensa al esfuerzo de toda una vida es la frase más repetida entre sus vecinos, que no se perderán este martes las semifinales en las que la mujer del canoísta retirado David Mascato y madre, junto a él, de la pequeña Naira buscará de nuevo acceder a la lucha por su sueño, todavía por cumplir.

Tras cinco diplomas olímpicos y un total de 34 medallas en europeos y mundiales, a esta especialista en K1-200, ¡tremenda explosividad!, le falta "algo" en su palmarés tras ser cuarta en Londres 2012 -dos centésimas la dejaron entonces fuera del podio-; quinta en Atenas 2004 y Pekín 2008 y sexta en Río 2016.

Ávida lectora, estudiante bárbara, empresaria en la clínica de fisioterapia que montó junto a su marido y, sobre todo madre, Teri vive en un escandaloso estado de excepción. ¿Por qué? Porque son sus sextos juegos. Ninguna deportista había logrado tanto. No en vano su hija la llama campeona.

Con todo, eso del tiempo no va con ella. "Celebrando mi último treinta y... Lo mejor de todo, ¿sabéis qué es? Ahora que tengo 39 años no dejo de tener 15, 20, ni 30. Así que acumulando uno más. Viviendo lo mejor de los 15 años, disfrutando como cuando tenía 20, y sigo soñando con mis 39. A por muchos más", escribió, la última vez que sopló velas, en su cuenta oficial de Twitter.

Esta gallega, que entrenó hasta los siete meses de embarazo, retomó la rutina pasadas cuatro semanas del parto y obtuvo su primera presea, un bronce mundial, diecisiete meses después de dar a luz, habla siempre con una humildad despojada de todo engreimiento y con una carga de profundidad que incluso a ella le cuesta percibir.

"La meta está muy bien, pero el camino suele ser largo hasta llegar al objetivo. Así que debemos recordarlo. Ríe, salta, pero sobre todo disfruta de lo que haces y saborea cada momento", es otro de sus consejos.

Sus recomendaciones no solamente se quedan en las redes sociales. Una de ellas, rescatada de internet y de su autoría, figura desde el 13 de marzo de este 2021 en la Praza dos Olímpicos de Aldán. Allí hay una escultura en piedra, de ella a bordo de su piragua, y una inscripción que dice lo siguiente: "Traballa duro pero en silencio. Deixa que o éxito se encargue de facer todo o ruido" (Trabaja duro pero en silencio. Deja que el éxito se encargue de hacer todo el ruido).

Las sesiones de Teri son maratonianas. Su nivel de exigencia muy elevado, o no habría podido mantenerse en la elite por décadas. Y la Portela que navega entre la pasión y el escepticismo logra convertir cada uno de sus días en un viaje extraordinario.

A la vuelta, el tándem que forman Mascato y ella (él también ha viajado) jugará con Naira en la casa con jardín en la que residen. Quizá la mamá agrande la leyenda y sea mucho lo que tengan que celebrar. La manera está clara: que Naira, y el éxito, hagan todo el ruido.

Teresa Portela arranca sus sextos Juegos como una bala
Comentarios
ç