martes. 17.05.2022 |
El tiempo
martes. 17.05.2022
El tiempo

El Teucro cae con orgullo en Zarautz

Álvaro Moreno, en la imagen ante el Soria, fue el líder del equipo este jueves en Zarautz. BEA CÍSCAR
Álvaro Moreno, en la imagen ante el Soria, fue el líder del equipo este jueves en Zarautz. BEA CÍSCAR
Pese a las bajas el bloque azul peleó de tú a tú durante 40 minutos con el segundo clasificado ► El factor cancha y los recursos disponibles decantaron la balanza hacia el lado local

No pudo el Teucro dar continuidad al triunfo del pasado fin de semana, aunque compitió a buen nivel en su visita a la cancha más difícil de la liga. Cayó por 27-22 ante el Amenabar Zarautz en un partido que estuvo 40 minutos muy igualado, pero en el que, al final, el factor cancha y el mejor nivel local decantaron la balanza.

Los pupilos de Vilaboa lucharon por conseguir debilitar tanto el ataque como la defensa de los locales. Y lo consiguieron durante mucho tiempo. Sin embargo, el mayor número de exclusiones, la falta de rotación por las numerosas bajas y el empuje de la afición local resultaron decisivos.

Muy seria fue la primera mitad de un Teucro crecido tras la primera victoria de la temporada ante el Soria. Limitado en las rotaciones, los hombres escogidos por Vilaboa compitieron de tú a tú contra el segundo clasificado, duro como pocos cuando actúa como local, al que hizo dudar mucho durante todo el partido. Salvo la primera ventaja de tres goles con 5-2, que fue remontada hasta el 6-8, la escuadra lerezana no fue inferior en ningún momento. Garajonay estuvo imperial salvando varias jugadas en inferioridad o en mano a mano y, ayudado por una línea defensiva sobresaliente, en la que destacó Herrera, formó un muro difícil de superar.

Atrás, en cambio, el cuadro zarauztarra sufrió como pocas veces. Y no precisamente por un ataque excelso de los de Vilaboa, que tuvieron momentos de sequía creativa importantes. El único jugador que mantuvo el nivel de eficacia en la cancha contraria fue Moreno de la Santa, que marcó cuatro goles muy rápido y luego ayudó a emerger la figura de Dzokic, invisible para la zaga local a partir del minuto 15. El conjunto pontevedrés defendió con solvencia, sin justificar su mala clasificación, y solo claudicó al final de la primera mitad por un gol, tras un tanto sobre la bocina de Unanue.

La segunda mitad arrancó con más dudas en ambos conjuntos. Fallos en los pases, lanzamientos poco agresivos, menos fluidez, lo que llevó a ver menos goles. Y ahí volvió a abrir brecha poco a poco el Zarautz, hasta los tres tantos de renta con 15-12 tras un golazo de Ander Atorrasagasti, lo que obligó a pedir tiempo muerto a la entrenadora del Teucro. No paró la sangría, en parte, por culpa de una tonta exclusión de Areias que aprovechó el Zarautz para lograr la máxima renta, de cuatro goles, hasta ese momento. Ahí se rompió el partido. Se agigantaron los de Hugo Sánchez apoyados por una hinchada que suele apretar y que hizo honor a su fama.

Luego se calentó el encuentro en exceso. Entre un par de aficionados demasiado viscerales y un Herrera de Oliveira que se enzarzó en todo lo que pudo, se generó una situación de tensión que no benefició en nada al equipo lerezano. Pese a ello, volvió a salir al rescate Moreno de la Santa con dos golazos seguidos que redujeron de cinco a tres la renta a falta de trece minutos, aunque no fue suficiente y el Teucro finalmente cayó derrotado.

Irene Vilaboa, entrenadora del Teucro. D. FREIRE

Irene Vilaboa: "Este Teucro no es el de las ocho derrotas"

Se mostró orgullosa la entrenadora del trabajo de sus jugadores pese a la derrota y alabó el haber mantenido igualado el partido pese a las adversidades. "Creo que han sido 40 minutos muy igualados, donde les teníamos controlados, pero al final se han marchado. Nosotros estábamos condicionados también con las pocas rotaciones por las diferentes bajas y no hemos podido", aseguró Vilaboa, que también tuvo palabras de elogio para el rival. A su juicio fue un "bonito partido por parte de los dos equipos".

"Este Teucro no es el de las ocho derrotas, es el que entrena así desde principio de temporada y que no ha sido capaz de puntuar por muchas razones, pero que después de la victoria ante el Soria se ha reforzado", recalcó Irene Vilaboa, muy satisfecha.

El Teucro cae con orgullo en Zarautz
Comentarios