lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

El Teucro intenta revivir

Carlos García-Alén en un momento de la asamblea de socios. RAFA FARIÑA
Carlos García-Alén en un momento de la asamblea de socios. RAFA FARIÑA

El club continúa en una situación delicada con una deuda total de 495.540,26 euros ▶ La asamblea de socios aprobó por mayoría las cuentas y el presupuesto para esta temporada

Tras cuatro años, la Sociedad Deportiva Teucro volvió a convocar a sus socios en una asamblea agridulce en la que salió a la luz que todavía tiene una deuda total de 495.540,26 euros, de los cuales 270.200,32 corresponden al concurso de acreedores. La buena noticia es que en los próximos 15 días la entidad abonará cerca de 23.000 euros para saldar sus deudas con la Agencia Tributaria.

Treinta y cinco socios acudieron este miércoles al Galicia Palace para conocer las cuentas actuales de la entidad, los presupuestos de los últimos años y aprobar el presupuesto del nuevo curso 2018/2019. En lo que respecta a la temporada pasada, el Teucro terminó con un déficit de 61.624,22 euros, aunque este fue menor ya que se consiguió un resultado a favor del concurso de acreedores (con la deuda ordinaria no reclamada y con la que ya no existe obligación de pago) de 42.951,16 euros, por lo que el resultado negativo quedó en 18.679,06.

En los cinco años que van desde abril de 2013 (momento en que se inició el concurso de acreedores) se ha pagado un importe de 359.880,21 euros. A esto hay que sumar un importe de 430.946,60 que se logró tras alcanzar acuerdos con diferentes acreedores. De hecho, también hubo directivos, exjugadores y exentrenadores que aceptaron no cobrar la deuda que existía con ellos.

En lo que respecta a las obligaciones de la deuda concursal subordinada, existen unas cuotas de pago que en 2019 y 2020 serán de algo más de 37.000 euros cada año, y esa cantidad irá en aumento hasta los más de 61.000 que el Teucro tendrá que pagar en 2023.

Deuda SD Teucro

DESAPARICIÓN. Carlos García-Alén, presidente de la entidad, comenzó la asamblea pidiendo disculpas por no haber convocado a los socios desde 2014. El dirigente admitió que "hemos pasado por una situación complicada con unos pagos de 60.000 euros que si no se podían abonar supondrían la desaparición del club. Cada seis meses pagábamos y nos daban algo de aire, pero la tensión que se vivía por intentar cumplir con todos los pagos que había que hacer no nos permitió preparar la documentación necesaria para esas asambleas. No sé cómo hemos llegado hasta aquí, pero hemos conseguido mantener la estructura y hemos acumulado dos ascensos a la liga Asobal".

Todavía existe el temor de esa desaparición. De hecho, al ver las cuentas el dirigente dijo explícitamente que "esta es una situación de disolución, pero nosotros seguimos luchando por salir adelante y crecer".

Cabe destacar además que en un mes se llevarán a cabo elecciones a la junta directiva y esta ha animado a los socios a que se presenten para dar aire fresco en el mandato teucrista.

El Teucro intenta revivir
Comentarios
ç