martes. 13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo

La última bala para la tranquilidad azul en juego ante el Bordils

Caue en un lanzamiento a portería durante el derbi ante el Lalín. RAFA FARIÑA
Caue en un lanzamiento a portería durante el derbi ante el Lalín. RAFA FARIÑA
El Teucro recibe a los catalanes en el último duelo de la primera fase donde un triunfo supondría empezar la segunda en zona de salvación

La cuenta atrás ha llegado a su fin y el Teucro se enfrenta este sábado a su último encuentro de la primera fase, un partido definitivo para los intereses azules de cara a la salvación. Los pupilos de Irene Vilaboa reciben este sábado (19.30 horas, Pabellón Municipal de los Deportes) al Handbol Bordils, último clasificado con 7 puntos, cuatro menos que los teucristas.

Este choque no será un mero trámite, sino que ambos conjuntos se juegan dos puntos de oro de cara a comenzar la próxima fase con mayor o menor tranquilidad. Es por ello que este duelo se ha marcado en rojo en ambos calendarios. Por un lado para el bloque local conseguir un triunfo significaría arrancar el último tramo de la temporada con una cierta comodidad y dejando a tres de los diez equipos a una distancia considerable, además lo haría desde puestos de salvación y no de descenso.

En el caso de los visitantes, lograr los dos puntos que hay en juego esta tarde se traduciría en poder empezar la lucha por la permanencia con dos puntos más de lo que tiene ahora (4) y las sensaciones que eso acarrea.

Tras el heroico punto conseguido ante el Disiclín Lalín hace 15 días y después de un viaje a Ibiza para un duelo completamente intrascendente al que se presentó sin varios de sus jugadores de cara a reservarlos para este fin de semana, el Teucro se centró ya en la preparación de esta final.

En caso de conseguir la victoria ante los catalanes esta sería la segunda del conjunto pontevedrés en toda la segunda vuelta y la primera del año 2021. Desde el inicio de esta segunda mitad de la primera fase, el Teucro tan solo consiguió un triunfo (frente a Sarrià) y un empate (Lalín). Tres puntos también logró el Bordils, pero en este caso cosechando tres empates (Alicante, San Pablo y Sarrià).

Casualmente también en tablas finalizó el enfrentamiento entre ambos en la primera vuelta. Un partido que comenzó muy mal para los teucristas, quienes a raíz del minuto 20 fueron capaces de recuperar sensaciones, recortar distancias en el luminoso para llegar al descanso dos goles arriba, pero que terminó con un 25-25 final.

Un último partido, una última bala que a la larga puede suponer estar más cerca de la salvación que del precipicio. 60 minutos para conseguir un triunfo esperado y necesitado en casa teucrista. 
 

Además.. El público, la baza teucrista.

El público será el gran protagonista del duelo de este sábado ya que, gracias al alivio de las restricciones sanitarias por la mejoría de la pandemia del coronavirus, 250 aficionados azules podrán volver a sentarse sobre las bancadas del Pabellón Municipal.

En un año extraño, donde el público ha sido uno de los grandes perjudicados al no poder disfrutar del deporte en directo, este sábado las cosas cambiarán y el Teucro podrá contar con el apoyo de sus aficionados para uno de los partidos más importantes de la temporada, esperando que ese público se convierta en el jugador número 8 y ayude a los pupilos de Irene Vilaboa a conseguir los dos puntos.

Las entradas se pusieron a la venta para socios y para aquellos que no lo son y quieran igualmente acudir al encuentro, es por ello que se espera que todas las entradas disponibles se agoten para ver al conjunto azul en el Municipal. Las pocas entradas que aún siguen en venta estarán disponibles hasta este sábado a las 16.00 horas, para aquellos rezagados que no las hayan conseguido.

Homenaje 8M
Además, con motivo del próximo 8M, día internacional de la mujer trabajadora, el conjunto pontevedrés llevará acabo un homenaje antes del comienzo del encuentro.

Este acto simbólico irá de la mano con la campaña realizada por la Concellería de Igualdade de Pontevedra y es por ello que en el partido estará presente la concelleira de Igualdad de Pontevedra, Yoya Blanco.

 

La última bala para la tranquilidad azul en juego ante el Bordils
Comentarios
ç