domingo. 07.06.2020 |
El tiempo
domingo. 07.06.2020
El tiempo

Oscar Farto: un viaje desde Australia sin fecha de regreso

Óscar Farto dirigiendo un encuentro en Australia. CEDIDA
Óscar Farto dirigiendo un encuentro en Australia. CEDIDA
Óscar Farto volvió a Pontevedra tras la suspensión de la competición de fútbol en Australia ►Debido a las estrictas medidas para evitar que el contagio sea mayor las fronteras se cerraron durante seis meses por lo que el técnico pontevedrés no sabe cuando podrá volver a Melbourne

La crisis sanitaria mundial provocada por el coronavirus continúa generando movimientos poco esperados en la vida de muchas personas. Óscar Farto puso rumbo a Australia para continuar con su trabajo en la academia del Chelsea tras haber pasado aquí las navidades con sus familiares y amigos. Sin embargo, cuando voló a Melbourne nada parecía indicar que, apenas unos meses después, estaría de vuelta en Pontevedra para pasar la cuarentena junto a su familia.

El técnico pontevedrés asegura que, desde el primer momento, fue siguiendo la evolución del virus en nuestro país y que tomó la decisión en base a los movimientos del gobierno. "En cuanto vi cómo se puso la cosa aquí y al estar todo parado allí no tenía sentido que me quedase. Para estar encerrado en casa prefería estar aquí con mi familia", destaca Óscar, que explica que en Australia la pandemia se empezó a gestionar antes y que "ni la cuarentena es tan estricta, ni la situación está tan mal".

"Allí continúa todo medianamente abierto. Las escuelas se cerraron hace dos semanas y el tema restaurantes se había reducido, pero seguían abriendo para take-away. Ahora mismo se puede seguir saliendo a hacer deporte y las personas pueden ir de dos en dos por la calle, mientras mantengan la distancia de seguridad", explica el técnico pontevedrés, que añade que allí la curva de la Covid-19 "está bastante controlada, ya que fueron metiendo medidas poco a poco" para que no se disparase el número de contagios.

Las medidas que estableció el gobierno australiano incluyeron el cierre de fronteras para todos lo que no sean ciudadanos o residentes permanentes durante seis meses, por lo que el futuro de Farto está en el aire. "Las fronteras están cerradas durante seis meses, desde hace aproximadamente un mes, por lo que salvo que pongan algún tipo de excepción para los que tenemos un contrato laboral, no podría volver", explica que asegura que "si cancelan la liga definitivamente la verdad es que no tendría sentido volver. La siguiente temporada comenzaría en octubre y a mediados de ese mes se cumplirían los seis meses de restricción. Pasaría el verano aquí y me volvería para el siguiente año".

La decisión depende de la federación, que en Australia decidió cancelar la temporada hasta el 31 de mayo, cuando decidirá el futuro. "Ese día decidirán si se cancela totalmente la temporada o si se puede buscar una alternativa para finalizarla jugando", explica Farto que añade que "lo malo es que allí están en otoño y van hacia el invierno y eso puede ser un problema ya que están a la expectativa de que pasa cuando llegue el mal tiempo".

Por lo del pronto, Farto continúa en contacto con el club pero sin apenas trabajar ya que "no hay mucho que hacer salvo esperar a ver cual es la decisión que se toma". De momento se encuentra disfrutando de este tiempo junto a su familia, afirmando que "lo llevo bastante bien ya que tengo la ventaja de que mis padres viven en una casa y puedo salir a la huerta a disfrutar del sol". Además añade que "yo en Australia llevaba prácticamente dos semanas encerrado en casa. Desde que comenzó todo esto, salí un par de veces para arreglar unas cosas y para hacer unos recados, entonces ya llevaba dos semanas de cuarentena y por ello lo llevo bastante bien la verdad".

El futuro del técnico está en el más en el aire que nunca. Sin saber si podrá volver a Australia o tendrá que pasar varios meses en su tierra natal, Óscar Farto está aprovechando para pasar tiempo con su familia, esperando que la situación comience a mejorar y que, con el paso del tiempo, la incertidumbre comience a traducirse en respuestas.

La intrahistoria. Un viaje a casa de más de 24 horas

Óscar Farto, durante un encuentro en Australia. CEDIDA

La vuelta a casa de Óscar Farto fue, en sus propias palabras, "un poco odisea". El técnico destaca que había cogido un vuelo "que me lo fueron cancelando por tramos. Me fue imposible contactar con algunas compañías y al final me compré otro".

"Tuve que llegar a Madrid y conducir hasta Pontevedra porque yo tenía un vuelo Madrid-Galicia, pero me lo terminaron cancelando", explica Farto, que comenta que "alquilé el coche cuando estaba en Doha ya que la otra opción era hacer noche en Madrid y volar al día siguiente, pero como ya me habían cancelado dos vuelos a Santiago y Vigo no quería arriesgarme".

Finalmente, tras más de 24 horas, llegó a Pontevedra, no sin antes encontrarse por el camino con un gran número de personas que estaban en su misma situación y tuvieron que hacer "largas colas" para conseguir un coche.

Oscar Farto: un viaje desde Australia sin fecha de regreso
Comentarios