sábado. 23.11.2019 |
El tiempo
sábado. 23.11.2019
El tiempo

Una apuesta por la calidad

Los jóvenes porteros familiarizándose con la escuela. GONZALO GARCÍA
Los jóvenes porteros familiarizándose con la escuela. GONZALO GARCÍA

La escuela MFS servirá de apoyo a los clubs pontevedreses para ayudar a mejorar la formación de sus porteros ▶Adrián Paz, de la selección española de fútbol sala, será uno de los cuatro entrenadores de la escuela

LA ESCUELA de porteros MFS se ha puesto en marcha, desde hace tres semanas, en el Pabellón de Marcón. El proyecto surgió hace cinco años en Santiago de Compostela y este año ha popido ampliarse a la provincia de Pontevedra, de la mano del preparador físico y entrenador de porteras de la selección española de fútbol sala, Adrián Paz.

Escuela de porteros MFS. GONZALO GARCÍA (1)

Con esta iniciativa, los responsables buscan ofrecer a los diferentes clubs de la provincia, la posibilidad de que sus porteros se formen en las mejores condiciones y con los recursos necesarios. Que los niños se diviertan y estén a gusto, es uno de los principales objetivos de la escuela, que se suman a la formación e importancia necesaria que los entrenadores les ofrecen.

Durante tres semanas, el Pabellón de Marcón ha estado abierto para todos aquellos que quisieran conocer al equipo y ver cual sería el método de trabajo. Desde el primer día, el proyecto ha contado con diez niños que se sumaron, con total libertad, a los primeros entrenamientos informales de la escuela. A partir de este jueves, se cerrará la jornada de puertas abiertas para comenzar con los entrenamientos de cara a la nueva temporada.

Escuela de porteros MFS. GONZALO GARCÍA (2)

Hasta el momento se han inscrito 12 niños, los perfectos para poner en marcha el planteamiento de los próximos meses. Adrián Paz es el cuarto de los entrenadores que instruirán a los deportistas, partiendo de la idea de que cada uno de ellos se haga cargo de cuatro o cinco niños como máximo, priorizando la calidad y no la cantidad.

La escuela MFS funciona como una ayuda adicional a los clubs que no pueden dedicar el tiempo necesario a la formación y tecnificación de sus porteros. De esta manera, los jóvenes podrán realizar entrenamientos especializados y orientados a su posición de guardameta, junto a aquellos que presentan sus mismos objetivos.

ADRIÁN PAZ DIRECTOR DE LA ESCUELA DE PORTEROS MFS
"A nosotros lo que nos interesa es que los porteros crezcan"

Adrián Paz y otros dos entrenadores de la escuela de porteros MFS. GONZALO GARCÍA

El preparador físico de la selección española de fútbol sala será el máximo responsable, además de uno de los cuatro entrenadores, de la nueva Escuela de Porteros que tendrá sede en Pontevedra

ADRIÁN PAZ es el máximo responsable de la nueva Escuela de Porteros MFS que llega este año a la provincia de Pontevedra. El preparador físico y entrenador de porteras de la selección española de fútbol sala feminino ha decidido ponerse al frente de una escuela que lleva funcionando cinco años en Santiago.

¿Cómo surge la iniciativa de una escuela dedicada, exclusivamente, al entrenamiento de porteros?
La escuela lleva funcionando cinco años. Es un proyecto que empezó en Santiago, fundado por Mon Barreiro, que es el segundo entrenador de la escuela y el entrenador de porteros de la selección masculina de fútbol sala. La escuela ha estado trabajando estos años con éxito ininterrumpidamente, incluso se han realizado diversos campus en navidades y verano.

Dedicación completa
"En los momentos en los que no tengo que estar con la roja, dedico esas horas de mi tiempo libre a ir a la escuela"

¿Por qué crees que es necesaria la escuela en la provincia de Pontevedra?
Porque hay muchos equipos y los pabellones no tienen horas para todos. Nosotros creemos que podemos aportar algo a los equipos que no tienen recursos humanos o resursos materiales, además de las horas de pabellón para dedicarle tiempo a los porteros. Aquí sabemos que hay muchos clubes, con muchas guerras por los horarios que no dan para todos. A nosotros, al final, lo que os interesa es que los porteros crezcan.

¿Cuál es el principal objetivo de la escuela?
Con la escuela no buscamos tener, imagínate, cuarenta o cincuenta porteros. El objetivo es tener pocos chavales, aunque suene raro, porque buscamos la calidad. Esto quiere decir que, ahora mismo tenemos tres monitores, conmigo cuatro, y buscamos tener un ratio de cuatro o cinco porteros por cada uno, porque de otra manera, los niños no aprenderían. Además, también buscamos que se diviertan, que no sea sólo llegar allí, vamos a hacer esto, vamos a hacer lo otro.

¿Cuál será tu papel dentro del proyecto?
Yo voy a ser el responsable máximo de todo lo que suceda en la escuela. Voy a coordinar el trabajo de los monitores, pero claro, además voy a intervenir, soy un entrenador más, lo que pasa que de los cuatro que somos, yo voy a ser el responsable de todo lo que ahí vaya a suceder.

Siendo una pieza fundamental dentro de la selección española, ¿Cómo tienes pensado compaginar el trabajo de la escuela con el de la selección?
En los momentos en los que yo no tengo que estar en la roja o donde corresponda con la selección, le dedico esas horas de mi tiempo libre a ir a la escuela. Si se da el caso de que se solapan la selección y la escuela, pues uno de los chicos sería el responsable mientras yo no estea. Pero serían momentos puntuales.

¿Crees que la puesta en marcha del proyecto en Pontevedra es a largo plazo?
Vamos a intentarlo. Cuando nos pusimos a ello, vimos que la respuesta que estaba teniendo era buena. Desde el primer día hemos tenido 10 niños mínimo, y ahora tenemos ya 12 inscritos, por lo que esperamos y deseamos que sea de larga duración. Eso con el trabajo se irá viendo, porque al final uno no sabe donde va estar la temporada que viene. Pero la idea es esa, que tenga continuidad en el tiempo.

Una apuesta por la calidad
Comentarios