Miércoles. 22.05.2019 |
El tiempo
Miércoles. 22.05.2019
El tiempo

Una fábrica de talentos

De izquierda a derecha, Paula Álvarez, Noelia Portela, Martín Rodríguez y Felipe Lariño, con sus entrenadores. DP
De izquierda a derecha, Paula Álvarez, Noelia Portela, Martín Rodríguez y Felipe Lariño, con sus entrenadores. DP

El equipo femenino benjamín del Tenis Pontevedra, campeón en División de Honor

En sus más de cuatro décadas de historia, el Club de Tenis Pontevedra ha visto crecer a multitud de jóvenes promesas de la raqueta que, con esfuerzo, dedicación y, sobre todo, pasión, han conseguido alcanzar la gloria en la pista.

Si bien los éxitos no son el combustible principal con el que se nutre esta entidad deportiva, lo cierto es que el pasado sábado, 4 de mayo, los benjamines escribieron una nueva página en su historia coronándose como campeones y subcampeones por equipos en División de Honor en categoría femenina y masculina, respectivamente.

CAMPEONAS. Las instalaciones del Club Mercantil de Vigo acogieron el pasado fin de semana una gran jornada deportiva en la que los mejores equipos gallegos se concentraron para disputar el campeonato en División de Honor.

"Durante la temporada lo hicieron muy bien, quedaron primeras en su grupo", explica Chipi Agrelo, uno de los entrenadores del Club de Tenis Pontevedra en relación a las opciones con las que las tenistas afrontaban esta cita, añadiendo que "teníamos esperanzas pero el título había que pelearlo".

Y vaya si lo pelearon. Durante la semifinal, celebrada por la mañana, el equipo femenino -formado por Paula Álvarez, Alba María Pleguezuelos, Noelia Portela y Marta Utrera- se enfrentó al Club de Tenis D10 (Lugo) ganando por 2-0. Si bien estaban previstos dos partidos individuales y uno doble, la calidad de las pontevedresas en la competición les dio el pase a la final sin necesidad de disputar el último.

Ya por la tarde, las benjaminas del Tenis Pontevedra se midieron en la pista ante las ferrolanas del Club de Tenis Justo al Revés. Finamente, con un resultado de 2-1, el equipo alcanzó lo más alto del podio proclamándose campeonas gallegas, un título que, si bien no condiciona las aspiraciones futuras de las jóvenes tenistas, les sirve de revulsivo para mantener la ilusión con la que disfrutan de este deporte.

SUBCAMPEONES. Con todo, el gran logro del conjunto femenino no fue el único éxito que celebró el Club de Tenis Pontevedra el pasado fin de semana, pues el equipo masculino, tras desempeñar un gran papel en la pista, se proclamó subcampeón gallego en la máxima categoría.

Martín Rodríguez, Carlos Conde, Jacobo Lariño, Felipe Lariño, Pablo Lariño, Sergio Virel, Ángel Ramírez, Eduardo Sánchez y Yago Méndez, tras imponerse en semifinales al Club Campo de Vigo con un resultado de 3-0, obtuvieron el pase a la fase final del campeonato.

Ya por la tarde, los pontevedreses se midieron al Club de Tenis Coruña. Tras ganar un individual y perder el otro, el campeonato se decidió en los dobles donde los pontevedreses, que no pudieron con los coruñeses, se proclamaron subcampeones gallegos en una jornada en la que tenistas, entrenadores y familias disfrutaron de su deporte favorito en un ambiente inmejorable.

"Se peleó muy bien, los chavales compitieron estupendamente y, aunque se quedaron con la espinita clavada de ganar el título, salieron encantados igualmente", explica Chipi, aludiendo al gran papel desempeñado en la pista.

FILOSOFÍA. Actualmente, el Club de Tenis Pontevedra cuenta con diez equipos de base, uno masculino y uno femenino por categoría -benjamín, alevín, infantil, cadete y júnior-, algo que les permite tener en sus filas alrededor de 50 jóvenes promesas de la raqueta con las que han conseguido ir sumando éxitos cada temporada.

Con todo, la filosofía del club no se basa en engordar el palmarés con títulos, sino que se centra en la formación para poder tener una cantera sólida y de calidad.

"Nuestra política es trabajar la base, formar a los chavales que jueguen en los equipos del club para que se vayan formando a nivel competitivo, tanto como equipo como de forma individual, y que luego eso revierta en las categorías absolutas", comenta uno de los entrenadores de esta entidad deportiva que, tras más de cuatro décadas de dedicación al tenis en la Boa Vila, puede presumir de mantener viva la pasión por esta disciplina a través de los jóvenes deportistas que forman parte de esa gran familia.

Una fábrica de talentos
Comentarios