lunes. 30.03.2020 |
El tiempo
lunes. 30.03.2020
El tiempo

Un verdadero milagro de doce años

Candela en el podio femenino de la San Silvestre. GONZALO GARCÍA
Candela en el podio femenino de la San Silvestre. GONZALO GARCÍA
Candela Sánchez se proclamó campeona de la última edición de la San Silvestre al imponerse a deportistas de la talla de Saleta Castro. La joven triatleta finalizó un año cargado de triunfos en el que fue fichada por el Náutico de Narón

Quédense con su nombre y su cara porque ella, probablemente, será una de las figuras clave en el futuro del deporte pontevedrés.

Con tan solo 12 años, Candela Sánchez ha hecho historia ganando la 36ª edición de la San Silvestre en la categoría femenina, por delante de Saleta Castro y Natalia Castro. Un recorrido de 4.750 metros, en el que participaron atletas y triatletas con largas carreras profesionales, como la misma Saleta o Jorge Puig, el vencedor masculino.

Pese a su juventud, Candela demostró estar a nivel de la élite del atletismo y se impuso al resto de participantes con una facilidad asombrosa. Ella misma relató que no fue en cabeza todo el tiempo, pero que finalmente se impuso a la segunda y tercera clasificada: "Era Natalia la que iba primera, luego como que pinchó y le pasé yo y luego nos adelantó Saleta Castro. Después en una cuesta arriba ya la pasé yo".

"En la San Silvestre ya había participado otras veces con mi padre y con mi hermano, pero como este año no fueron, me animé yo sola"

La de esta edición no fue la única intervención de la pontevedresa en la San Silvestre. "Ya había participado más veces con mi padre y con mi hermano, pero como este año no fueron, pues me animé yo sola", confesó.

Y así fue. Entre más de 7.000 personas, Candela logró hacerse un hueco en la cabeza del circuito. La intención de este año ya era "conseguir quedar entre los primeros puestos, pero si podía ganar, mejor que mejor", comentó orgullosa la madre de la deportista.

En un primer momento lo vio complicado debido a la gran cantidad de participantes y al nivel de muchos de ellos, pero las ganas de lograr su objetivo empujaron a la triatleta al frente del pelotón. Que una deportista de tan solo 12 años se proclamase vencedora de la carrera fue la guinda perfecta para una San Silvestre con récord de participación.

"En la carrera era Natalia la que iba primera, luego le pasé yo hasta que nos adelantó Saleta. Después en una cuesta arriba ya la pasé yo"

Además, la joven acostumbra a competir en pruebas de alrededor de 1.000 metros, y aunque la distancia de la popular carrera pontevedresa es mucho mayor, el fondo adquirido en las competiciones de los últimos meses, la ayudó a mantener el ritmo y la intensidad hasta el minuto final.

La victoria en la San Silvestre cerró un año glorioso para Candela. Subcampeona del Campeonato Gallego de Duatlón; ganadora del Campeonato Gallego de Pista al aire libre; campeona gallega de Triatlón; campeona gallega de Milla en Ruta o campeona gallega de Acuatlón. Todos estos logros los obtuvo únicamente en el periodo de verano.

Por esa época, la joven triatleta recibió la noticia de que el Náutico de Narón quería ficharla. Desde Ferrol vieron algo en ella que hizo que la quisieran en su equipo. La propia Candela confirmó que la buscaron "porque querían intentar hacer un equipo para ir a los Campeonatos de España". Y la verdad es que con ella, la hazaña no parece difícil de conseguir.

A pesar de que ya fue a entrenar una vez con su nuevo equipo, la pontevedresa pasó el verano compitiendo con el club que la vio crecer. Con apenas dos años se inició en el mundo de la natación y a los nueve quiso dar un paso más e ingresó en el Club Triatlón Galaico.

"Desde el Náutico Narón contactaron conmigo y quisieron ficharme porque querían intentar hacer un equipo para ir a l0s Campeonatos de España"

Con una frecuencia de entrenamiento de prácticamente todos los días de la semana, compitiendo sábados o domingos, Candela es capaz de compaginar su vida deportiva con los estudios. Mucha gente es capaz de hacerlo, pero en su caso el mérito es mayor, teniendo en cuenta que forma parte de tres clubes a la vez: el Natación Galaico, el Náutico de Narón y desde hace dos años, el San Miguel de Marín, para pruebas de atletismo.

Con la entrada del 2020, la futura promesa del triatlón ya tiene en mente algunos de sus próximos retos, como el Campeonato Gallego de Cross o el Campeonato Gallego de Natación, a los que se suman las múltiples competiciones que disputa los fines de semana. Una completa agenda que le permite seguir acumulando logros en su corta carrera deportiva.

PALMARÉS. A mayores de los triunfos obtenidos en las competiciones de este verano, Candela Sánchez puede presumir de haber obtenido un primer puesto en el Campeonato Gallego de Nada y Corre; un oro en el Campeonato Gallego de Pista Cubierta en 1.000 metros; un segundo lugar en 200 estilos de natación; una plata en el Cross Gallego de Campo a través y otro segundo puesto en el Duatlón Provincial.

Si con 12 años es capaz de hacer todo esto, es complicado imaginar qué hará con unos cuantos más. Ya no sólo es el hecho de sobresalir entre los deportistas de su edad y su categoría, sino que en la carrera del pasado martes se impuso a profesionales con mucha más experiencia y recorrido que ella.

Más que un diamante en bruto, Candela es una deportista que puede llegar a donde ella quiera. Acudir a un Campeonato de Europa o a alguno del Mundo serían algunos de sus sueños a largo plazo.

Quizás sea todavía demasiado pronto para soñar a lo grande, pero es que ella se ha ganado el derecho a poder hacerlo. Ha demostrado que el talento y el trabajo pueden ganar a la experiencia.

Habrá que seguir muy de cerca la carrera de esta joven promesa del triatlón, ya que todo apunta a que lo mejor esta por llegar. Su entrega, constancia e ilusión por el deporte serán las principales bazas en las que la pontevedresa se apoye para conseguir hacerse un hueco en la élite del futuro.

Un verdadero milagro de doce años
Comentarios