Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

Vuelo directo hacia Croacia

Álvaro Preciado. J. CERVERA-MERCADILLO
Álvaro Preciado. J. CERVERA-MERCADILLO

El lateral del Club Cisne Los Sauces Álvaro Preciado formará parte del combinado español que participará la próxima semana en el Campeonato de Europa Juvenil de Croacia. Desde este domingo, el pontevedrés se encuentra concentrado con el equipo en Guadalajara

La pasión por el balonmano se demuestra día a día sobre la pista, en cada entrenamiento y en cada partido. Ese sentimiento fue el que llevó a Álvaro Preciado, jugador del Club Cisne Colegio Los Sauces, a lograr cumplir uno de sus sueños: Entrar en la convocatoria del combinado español masculino para disputar un campeonato de nivel. La próxima semana, Preciado formará parte del equipo de Alberto Suárez, que intentará llegar a lo más alto en el Campeonato de Europa Juvenil que se celebra en Varazdin y Koprivnica del 9 al 19 de agosto.

La aventura del lateral izquierdo en el combinado español comenzó en Sierra Nevada, cuando Preciado fue convocado para formar parte de un stage de concentración junto con otros 60 jugadores, entre los que se encontraban muy pocos novatos: "Al principio iba un poco asustado pero bueno, llegas allí y ves que los entrenamientos son totalmente diferentes a lo que estás acostumbrado. La exigencia es muchísimo mayor. Estuve seis días en los que no paré. Además íbamos muy pocos jugadores nuevos".

Y es que lo cierto es que, en Sierra Nevada, el pontevedrés tenía que superar el primer examen para entrar en los planes del seleccionador Alberto Suárez de cara a la cita croata de este mes de agosto. "Me daba un poco de miedo no dar el nivel, por si era muy alto, pero al final creo que di la talla. Obviamente, hay un par de jugadores que destacan sobre el resto, pero los demás somos todos de un nivel similar", comenta Preciado sobre su experiencia en el stage de concentración.

Además de dar la talla con creces en Sierra Nevada, Álvaro Preciado también demostró de qué material estaba hecho en el Campeonato de España Juvenil de Granollers, en el que participó con el Club Cisne Los Sauces, que al final consiguió llevarse la medalla de bronce, algo histórico para el palmarés de la entidad cisneísta.

En enero, Preciado también fue tercero con la selección gallega en el Nacional por autonomías.

"Jabato ya me había dicho algo de que les había gustado entrenando en la concentración de Sierra Nevada"

Ese cúmulo de grandes logros fue lo que hizo que el seleccionador español viese en Preciado una pieza fundamental para su esquema de equipo. El lateral izquierdo tiene muy claro que "yo creo que lo que hizo que fuese ahora con la selección española fue lo de Granollers, porque estaba allí el entrenador viendo los partidos. Y bueno, un equipo que queda tercero de España, algún jugador bueno me imagino que tendría que tener".

Tras la emoción de haber conseguido un tercer puesto en el Nacional con el equipo de toda la vida, Preciado recibió la noticia de su convocatoria como el colofón de oro a una gran temporada: "Jabato, que está metido en la Federación Española de Balonmano con las categorías inferiores, ya me había dicho algo de que les había gustado entrenando en la concentración. En Granollers, también estuve hablando con el entrenador porque lo conocía ya de ir a Granada. Me dijo que tenía posibilidades de ir pero que quería seguir viéndome, porque aún no había terminado la competición".

A principios del mes de junio comenzaron a salir las convocatorias de todas las categorías y "yo estaba muy impaciente porque salían las de todas las selecciones menos la nuestra. Cinco días antes de salir la lista, el entrenador me mandó un mensaje diciéndome que estaba dentro del equipo pero que no podía decir nada. Cuando salió oficialmente fue increíble. Y eso que al principio solo se lo dije a mis padres y no podía aguantarme más y quería contárselo a todo el mundo".

De cara a la competición continental de Croacia, Preciado ya estuvo concentrado con la selección en dos ocasiones, en las que ya pudo disputar algunos amistosos que le sirvieron para coger rodaje con el equipo: "A nivel de sensaciones, pues tenía miedo. Los primeros días me costó amoldarme porque era el único nuevo pero ahora ya estoy acostumbrado, la gente es genial y me llevo muy bien con todos. Ahora, nos quedan tres partidos de preparación y ya estamos deseando llegar al Europeo".

España, en los últimos años, se ha convertido en un referente del balonmano europeo por lo que Preciado intentará llegar con el equipo español lo más lejos posible en la competición europea y así poner el broche de oro a su gran campaña.

Vuelo directo hacia Croacia
Comentarios