sábado. 04.12.2021 |
El tiempo
sábado. 04.12.2021
El tiempo

Xisco Campos: "Podría haberme retirado, pero este proyecto me ilusiona"

Xisco Campos durante su etapa en el RCD Mallorca. RDC MALLORCA
Xisco Campos durante su etapa en el RCD Mallorca. RDC MALLORCA
El defensor procedente del Mallorca llega al club granate desde Primera División a sus 38 años con un contrato por una temporada

La edad no está reñida con el hambre. Eso es lo que quiere transmitir Francisco Javier ‘Xisco’ Campos (Benissalem, Mallorca, 1982). El central era la pieza que faltaba al engranaje granate y analiza su fichaje por el PCF.

Regresó a Mallorca, su casa, hace tres años. Y ahora vuelve a irse y escoge una aventura lejana.
Será un cambio grande. Pero quería aprovechar esta oportunidad. Estoy muy agradecido al Pontevedra. Hoy (por este martes) ya he podido estar con los compañeros entrenando. Con Pol (Bueso) he jugado y a muchos me he enfrentado. Ahora toca conocerlos en profundidad. Estoy muy contento.

¿Qué primeras sensaciones ha tenido al entrar en el vestuario?
La verdad es que muy buenas. La gente ha sido muy amable y me ha intentado ayudar en mi llegada. Además, me han explicado el protocolo. Aunque yo ya lo seguí (en Primera, con el Mallorca) era importante para saber en qué fase estamos, qué tengo que hacer y demás. La verdad es que todo el mundo me ha estado ayudando, hemos hecho un buen entrenamiento y se respira esa ilusión y esas ganas de hacer las cosas bien. Es algo que se ve enseguida.

Llega desde Primera División. ¿Cómo se ha gestado este fichaje?
Hablé con el Pontevedra ya hace un tiempo, la verdad. A mí este proyecto me gustaba. He tenido compañeros que han jugado en este equipo, como Bonilla, Goldar, Dani Pendín o Capdevila y me han hablado muy bien sobre todo del club. Sé que la gente que lo dirige hace las cosas bien. Al final, buscas informarte y si todo el mundo te da buenas referencias... Lograr eso no es fácil en el mundo del fútbol. Y luego, sobre la ciudad, también he recibido buenas opiniones. Para mí es un reto importante e ilusionante. Es algo que se lleva hablando desde hace bastante tiempo y desde el primer momento mi intención era aceptar esta oferta. Estoy muy contento.

Entiendo las dudas, pero los jugadores nos cuidamos muchísimo. No he tenido lesiones y tengo fuerzas e ilusión

¿Y por qué se ha tardado tanto en concretar esta incorporación?
Bueno, el ‘retraso’ ha sido un poco por cómo se han ido dando los pasos a nivel federativo en cuanto a lo que pasa o no. Es decir, si se va a poder jugar, si no, en qué formato... Hemos tenido que ralentizar un poco las cosas a la espera de ver cómo se iban dando las cosas. Pero ya digo: hace tiempo que hablamos y desde el principio dije que estaba interesado en venir. Este contexto para llegar a la ‘nueva normalidad’ ha hecho que todos vayamos con pies de plomo a la hora de tomar decisiones, pero estoy muy contento de haber podido llegar a un acuerdo y estar aquí.

Con Charles, ya son dos los fichajes que llegan procedentes de Primera División. No se les caen los anillos por jugar en Segunda B.
Yo he jugado bastante en esta categoría y soy un jugador de equipo. Evidentemente, a Charles todos los conocemos. Es un gran fichaje para el club, por lo que significa para la ciudad por la trayectoria que tuvo aquí en Pontevedra. Es una incorporación que nos ilusiona a todos. Estamos aquí para intentar sumar, para dar nuestra mejor versión para el equipo. Venimos de arriba, pero en ningún momento se nos caen los anillos. Más bien al revés: este es un proyecto muy bonito y tenemos que cogerlo con ganas y con la aspiración de crecer como club.

Me da la sensación de que usted es una persona ‘casera’. Pero no le ha pesado esa tendencia a la hora de coger la maleta y cruzarse, a sus 38 años, toda España para jugar.
La sensación en mi entorno sí que era un poco de ‘has vuelto a casa y ahora te tienes que ir’. Estaba en mi pueblo, con mi gente y entiendo que muchos lo hayan visto como una decisión difícil de tomar. Pero yo lo tenía muy claro desde el principio y no he dudado en ningún momento: tenía este proyecto que me ilusiona y quería aprovecharlo. Mi círculo más cercano siempre me ha apoyado y me ha dado fuerzas, así que he tirado para adelante.

Con su edad y después de haber regresado a su casa, quizá apuntaba ya a entrenador.
Esa era una opción. El Mallorca se portó muy bien conmigo porque quería que siguiese ligado al club y es de agradecer. Pero eso por el momento está aparcado. Yo entiendo que diariamente me cuido y trabajo para seguir aportando. Me han dado una oportunidad y no me lo he pensado.

Hace bastante que hablamos y nunca tuve dudas de aceptar esta oportunidad. Se ha tardado por las circunstancias

Cumplirá 39 años en marzo, pero procede de Primera División. ¿Entiende que se dude de usted de primeras únicamente por su edad?
Totalmente. Es lógico que la gente pueda tener cierto prejuicio. Pero a día de hoy, cualquier futbolista se cuida a mucho. El gremio es mucho más profesional. Tenemos mucha más información y gente alrededor muy formada en el aspecto médico, de nutrición y de preparación física. Si te dejas asesorar, puedes cuidarte. Y luego hay que tener la suerte de no padecer lesiones graves. Y yo, toquemos madera, no las he sufrido. He tenido muchos compañeros que han tenido que retirarse por dolores. Yo estoy como cualquier otro y tendré que demostrar lo mismo. Cuando eres joven tienes que demostrar, cuando eres mayor también y al final, todos tenemos esa exigencia. Soy el primero que me autoexijo y que tengo muchas ganas de disfrutar. Estoy con mucha ilusión y con fuerzas.

Usted ha sido el gran capitán del Mallorca en los últimos años. Ahora, llega a un vestuario nuevo. ¿Se puede seguir siendo líder? ¿Eso va en la persona o ahora le toca otro rol?
En diferentes equipos me ha tocado el privilegio de poder llevar ese brazalete. Aquí me tocará adaptarme a los compañeros que llevan más tiempo. Al final, ser capitán no es mandar más o menos, sino intentar aportar tu granito de arena para que todo el mundo se ‘autolidere’. Con tu trabajo y tu esfuerzo diario, la gente tiene que ver que eres un ejemplo. Aquí tenemos la suerte de contar con buenos capitanes y buenos profesionales. A mí me tocó ser el capitán en los últimos años, pero yo voy a hacer lo mismo lleve el brazalete o no. Voy a ser el mismo, respetando a toda la gente que está aquí y la cultura de vestuario y de club que me toque vivir. Pretendo intentar exigirme primero a mí mismo y luego a los compañeros, para ayudar a que todos estemos unidos y multiplicar el rendimiento del equipo. Eso es lo más importante, no llevar el brazalete.

Hace tres años fichó por el Mallorca, una institución que no podía permitirse estar en Segunda B. Ahora vuelve a incorporarse a un equipo de esta categoría también con exigencias. ¿Qué diferencias ha notado? ¿La ‘presión’ es menor aquí?
Es un contexto diferente. El Mallorca había acumulado una deuda y no podía estar más de un año en Segunda B. Había una necesidad imperiosa. El Pontevedra hace las cosas bien. Pone lo que tiene y no hace cosas ‘raras’. Este deporte es tan complejo que el hecho de que la pelotita entre o no cambia absolutamente todo. Así que hay que tener sentido y hacer bien los números. El Mallorca desde que tuvo la debacle hizo las cosas. Y aquí creo que se están haciendo también así. Eso es una garantía de éxito. Luego lo deportivo te llevará a un sitio u otro. Pero lo que yo veo es que el club quiere aspirar a crecer e ilusionar a la gente. Y hablando de la afición, ojalá podamos estar con ellos en el campo. Esto dependerá de las autoridades, así que esperemos que todo vaya bien y que nuestra gente pueda estar ahí. Porque al final, el fútbol sin afición se queda corto. Esperemos que poco a poco se vaya volviendo a la normalidad con responsabilidad.

Por último, ¿qué le parece el formato de este año como transición hacia una Segunda B más profesional?
Ahora hay mucha polémica sobre si somos profesionales: somos auténticos profesionales, los albañiles de esto. Trabajamos muchísimo y no en condiciones tan buenas como cuando estás más arriba. Sobre el formato, hay que adaptarse. Debemos prepararnos a conciencia y llegar bien a esa primera fase para ser muy regulares.

Xisco Campos: "Podría haberme retirado, pero este proyecto me...
Comentarios
ç