lunes. 25.05.2020 |
El tiempo
lunes. 25.05.2020
El tiempo

La odisea de los deportistas extranjeros para volver a su casa

2020050920225319000
2020050920225319000
La desescalada no contempla la posibilidad de viajar al extranjero y son varios los que no pueden poner rumbo a sus países de origen

La fase de desescalada tras la crisis sanitaria en España ha comenzado, permitiendo incluso que el deporte comience, poco a poco, a volver a la normalidad, pese a que casi todas las competiciones oficiales han llegado a su punto y final.

Sin embargo, hasta el momento, en las cinco fases diferentes de la desescalada planteadas por el Gobierno no se contempla la posibilidad de viajar al extranjero, por lo que esto afecta a muchas personas que desean poner rumbo a sus países desde España.

Esta medida también afecta, directamente, a varios equipos de élite de Pontevedra. Estos clubes se han visto que, tras el anuncio de la cancelación de sus respectivas competiciones, todavía tienen a varios jugadores que no saben si podrán volver a sus países de residencia este verano y se encuentran inmersos en la búsqueda de soluciones.

La Sociedad Deportiva Teucro, el Poio Pescamar y el Peixegalego son tres de los equipos que todavía tienen a varios jugadores en Pontevedra y que no saben si podrán volver a sus respectivos países de residencia por las restricciones de vuelo en territorio aéreo internacional. Sin embargo, hay otros que han conseguido una solución y comienzan a preparar su viaje a casa.

HISTORIAS DIFERENTES. Buscar vuelos, pedir permisos al consulado e incluso atreverse con otros medios de transporte como el coche. Los protagonistas de estas historias han agotado todas las alternativas posibles, algunos con éxito y otros sin él.

Federico Wermbter y Andrés Moyano, del Teucro; continúan esperando una oportunidad para poder volar a Argentina y disfrutar de las vacaciones con su familia mientras que sus compañeros de equipo Caue Herrera y Christopher Corneil ya han conseguido la forma de viajar a Brasil y Guadalupe, respectivamente.

En el Poio Pescamar la jugadora carioca Daniela Sousa busca una alternativa segura para volar a Brasil y el Peixegalego todavía tiene en Pontevedra a Sangone Niang, que decidió no irse a casa cuando lo hicieron el resto de sus compañeros.

Seis historias diferentes entre sí, pero con un mismo fondo. Con las fronteras internacionales blindadas, el deporte no solo se ha visto afectado por el parón en las competiciones sino que también afecta directamente a la vida cotidiana de los jugadores.

El avance de las noticias durante las próximas semanas permitirá saber si finalmente los que todavía se encuentran aquí atrapados podrán regresar a sus países y, por otra parte, si aquellos que están lejos de la península tendrán la posibilidad de volar a España, algo que de alguna manera también afectará al futuro de los clubes de la ciudad de Pontevedra y a sus deportistas.


Caue Herrera (Teucro)

Una vuelta a casa con varias paradas

CaueHerreraUno de los que ya ha conseguido ver la luz al final del túnel y ya tiene una solución para regresar a su país es el pivote Caue Herrera. El brasileño llegó a Pontevedra en el mes de febrero tras la marcha de Bojicic en el periodo vacacional de diciembre. Tan solo un mes después de su llegada a la liga española, la competición se detuvo por la crisis del coronavirus y ahora, con la liga ya suspendida de manera oficial desde hace una semana, el brasileño buscó la forma de regresar a su país de origen.

Sin duda ha sido uno de los que ha sabido buscarse la vida y ha conseguido la manera de viajar. El jugador sabe que la situación en su país está complicada y que al llegar tendrá que continuar con su confinamiento, pero ha encontrado la forma de salir de España y volar a casa.

"Conseguí un vuelo para el sábado (hoy) por la mañana", afirma Caue, que volará desde la ciudad de Madrid "con destino a París, donde haré una escala y de ahí cogeré otro vuelo que me llevará hasta Brasil". El jugador destaca que será un viaje largo, que comenzó ya el viernes, pero que "este fin de semana podré volver a casa", donde le espera una situación como la que ya tuvo que atravesar en España durante estos últimos dos meses.

Brasil se encuentra viviendo uno de los peores picos de al crisis de la Covid-19 con un alto número de contagios, por lo que el pivote volverá a vivir la misma sensación que ya sufrió aquí. Caue pasó esta cuarentena en Pontevedra viviendo solo en un piso, algo que fue duro de sobrellevar para él.


Christopher Corneil (Teucro)

En coche a Francia y de ahí a Guadalupe

ChristopherCorneilOtro de los jugadores que ha conseguido una solución a través de buscarse la vida es el primera línea del Condes de Albarei Teucro, Christopher Corneil. El jugador francés ha buscado la manera más efectiva para poder poner rumbo a su lugar de residencia, pese a que todavía no tiene la fecha exacta en la que podrá llevar a cabo su viaje.

"En principio, espero poder irme entre el miércoles y el domingo de la semana que viene", afirma Corneil, que añade que "pese a que todavía no puedo saber el día exacto, tanto puede ser un día como otro, estoy a la espera".

El primera línea del Teucro se enfrentará a un "viaje largo" y no puede saber exactamente en que momento llegará, finalmente, a su residencia en la isla de Guadalupe (territorio francés al sur del Caribe) ya que su fecha de partida no es lo único que está en el aire a día de hoy.

El viaje del francés comenzará con un tramo en coche desde Pontevedra hasta Francia, donde cogerá un vuelo que le lleve a su residencia en Guadadalupe. Este viaje en avión no tiene todavía fecha ya que, en Francia, tendrá que esperar a que haya algún vuelo disponible y además cuenta con tener que "hacer una cuarentena de 15 días" por haber cruzado la frontera desde España.

El francés apura, de esta manera, sus últimos días en Pontevedra y prepara las maletas para una vuelta a casa que, si todavía no tiene fecha final y puede ser larga y dura, terminará con la incertidumbre y le permitirá reunirse con su familia para continuar preparando su doctorado, algo que le ha tenido ocupado en España durante este encierro. "Tengo exámenes online y tengo mucho que estudiar todavía", asegura.


Federico Wermbter y Andrés Moyano (Teucro)

En busca de un permiso para viajar

FedeyMoyanoLos dos jugadores del Condes de Albarei Teucro se encuentran todavía en Pontevedra por la imposibilidad de viajar a su país mientras que todos sus compañeros han ido abandonando la Boa Vila para volver a sus casas tras la suspensión de la competición en balonmano. Ambos viven juntos y comparten esta situación.

Wermbter aseguró que no cree que les sea posible volver a casa. El gobierno argentino cerró las fronteras hasta el próximo mes de septiembre salvo para ciudadanos que se encuentren en el extranjero. "Para volver tuvimos que pedir una autorización al consulado y, dependiendo de la situación de cada uno, te establecen en una lista de espera y te buscan un vuelo", explica el guardameta que asegura que "nosotros estamos aquí con casa y trabajo, por lo que estamos muy abajo en la lista de espera, así que quizás cuando tengamos un vuelo asignado ya estaremos muy cerca del comienzo de la siguiente temporada y la mejor solución sea quedarse aquí este verano".

Los dos compatriotas comparten residencia aquí lo que les permite "apoyarnos el uno en el otro, debatir las diferentes soluciones que podemos tener y hablar mucho de Argentina", afirma el cancerbero del Teucro que asegura que "pese a que no estamos mal es duro por la familia. En mi caso yo me iba a ir en vacaciones, pero ellos también tenían un vuelo para venir que finalmente tuvieron que cancelar".

"No me quejo de tener que quedarme, pero pienso que capaz no vuelvo a verlos en un año", finaliza el guardameta que tiene un año más de contrato con la disciplina azul. En el caso de Moyano los rumores surgidos en los últimos días apuntan a que puede encontrarse en negociaciones con el Nava para regresar a Asobal, por lo que su estancia en España parece asegurada el próximo curso.


Daniela Sousa (Poio Pescamar)

A la espera de noticias positivas

DaniSousaEn una situación similar a la Wermbter se encuentra la carioca del conjunto conservero. La jugadora, que tiene un año más de contrato y que cuenta al cien por cien para el equipo que dirige Manu Cossío, parece que no podrá volar a Brasil durante las vacaciones de verano debido a la prohibición de viajar.

El club rojillo destacó que están a la espera de ver que pasa con los vuelos internacionales y que, en el momento en el que se abran las fronteras, intentará darle "aunque sea 15 días" para que pueda viajar a su país.

La situación de Daniela Sousa es la misma que la de Caue Herrera que sí ha conseguido una forma de viajar hasta Brasil, por lo que esta ruta podría ser la seguida por la jugadora conservera para poder volver a pasar las vacaciones a su país.

La propia jugadora destaca que "tengo muchas ganas de ir para ver a mi familia ya que ellos han estado muy preocupados por mí durante esta crisis y yo intento explicarles que lo peor ya ha pasado y que ahora estamos mejor".

En Brasil la situación sanitaria está en uno de sus puntos de mayor peligro por lo que "ellos están pasando ahora por la parte más dura, por la que nosotros ya pasamos", afirma la jugadora conservera que añade que se encuentra a la espera de "alguna noticia sobre la apertura de las fronteras en las próximas semanas" y que tiene muy claro que si "no las abren tendría que quedarme aquí durante todo el verano", algo que le entristece pese a que "hablo casi todos los días con mi familia por videoconferecia".

Daniela busca una solución, que podría ser la misma que la de su compatriota Caue, para reunirse con su familia.


Sangone Niang (Peixegalego)

Destino a casa, dos meses después

NiangCuando se produjo la primera cancelación de partidos el Marín Peixegalego decidió enviar a sus jugadores a sus respectivas casas para que pudiesen estar con sus familias.

Esta decisión supuso que el club se mantuviese en alto estado de alerta ya que si la competición llegaba a reanudarse no tenía la certeza de si podría contar con todos sus deportistas debido al cierre de fronteras. Ahora, con la competición suspendida de manera oficial hasta el año que viene el club se encuentra solamente pendiente de la vuelta a casa de uno de sus jugadores.

Cuando la entidad marinense dio permiso para marcharse a toda la plantilla, el base francés Sangone Niang decidió quedarse en Pontevedra en lugar de poner rumbo a su casa de igual manera que hicieron sus compañeros, tanto los extranjeros como los españoles.

El deportista de origen franco senegalés, que apenas llevaba dos meses en el Peixe (se incorporó en enero a las filas del conjunto de O Morrazo tras la marcha de Toncinic) cuando llegó la crisis del coronavirus, todavía se encuentra residiendo en la de Marín que compartía con otro de sus compañeros.

Niang comunicó al club que intentará marcharse a mediados de este mes tras conocer la decisión de la federación. El cierre de fronteras puede impedir que esta vuelta a casa pueda producirse de manera inminente y según los planes del jugador ya que los vuelos internacionales se encuentran completamente en dudas. También es posible que, como en otros caso, Niang haya conseguido un modo de viajar.

El jugador, desde el primer momento, tuvo en mente la posibilidad de que la competición se retomase y por ello decidió esperar paciente y no poner rumbo a casa.

La odisea de los deportistas extranjeros para volver a su casa
Comentarios