Abanca amplía su oferta de banca privada con Edmond de Rothschild

La entidad que preside Juan Carlos Escotet tendrá acceso a las soluciones de inversión y asesoramiento de la firma con sede en Luxemburgo
Gabriel González Eiroa, director general comercial de Abanca, y Pablo Torralba, CEO de Edmond de Rothschild en España.EP
photo_camera Gabriel González Eiroa, director general comercial de Abanca, y Pablo Torralba, CEO de Edmond de Rothschild en España.EP

El banco de inversiones con sede en Luxemburgo Edmond de Rothschild y Abanca han sellado un acuerdo estratégico de colaboración que permitirá a los clientes de banca privada de la entidad que preside Juan Carlos Escotet acceder a servicios de ‘external asset management’, esto es, de asesoramiento financiero independiente de gestión de patrimonios. En un comunicado, Abanca indicó ayer que, por esta vía, aprovechará la "experiencia internacional y la amplia oferta" de Rothschild ofrece a sus partners, entre los que figuran soluciones para vehículos de inversión, créditos lombardos, préstamos hipotecarios e inversiones en empresas privadas con proyección (‘private equity’) y en el área inmobiliaria (‘real estate’). 

Ambas entidades persiguen ofrecer servicios integrales a clientes con perfiles "cada vez más especializados". 

"Estamos encantados de asociarnos con Abanca y ofrecer a sus clientes el acceso a una plataforma sólida, solvente y diversificada con domicilio en Luxemburgo, pero con la atención directa desde España, y siempre con el respaldo del Grupo Edmond de Rothschild, que garantiza solvencia, diversificación, confianza y experiencia", señala Pablo Torralba, el CEO en el mercado español de la firma de origen suizo. De su lado, el director general comercial de Abanca, Gabriel González Eiroa, destaca que, con esta Alianza, Abanca aumenta su capacidad para "dar servicios internacionales". 

Fundado en 1953, Edmond de Rothschild gestionaba a cierre de 2020 activos por valor de 168.000 millones de francos suizos (167.500 millones de euros) y sumaba 2.500 empleados y 33 sedes en el mundo. 

Con 676 oficinas repartidas por once países de Europa y América, Abanca —que destaca su posición entre las entidades "más solventes del sector" en España— tiene 6.126 empleados y un volumen de negocio de 107.000 millones de euros.