Amancio Ortega se embolsa este lunes 860 millones por la mitad del dividendo 2021

El fundador de Inditex cobrará un total de 1.718 millones por el ejercicio pasado
Amancio Ortega. EP
photo_camera Amancio Ortega. EP

El fundador del grupo Inditex, Amancio Ortega, que controla casi el 60 % del capital, ingresará mañana, lunes, casi 860 millones de euros en concepto de mitad del dividendo a cuenta del ejercicio de 2021, a razón de 0,465 euros por título.

El segundo plazo de abono está fijado para el próximo 2 de noviembre, a razón del restante 0,465 euros por acción, tras el que Amancio Ortega se habrá embolsado en total 1.718 millones, 424 millones más que un año antes. 

El dividendo a cuenta de 2021 para Inditex supone un desembolso de casi 2.900 millones, un 33 % superior al que ofreció a cuenta del ejercicio de 2020 (0,70 euros por acción) y marca un máximo histórico.

El reparto está compuesto por un dividendo ordinario de 0,63 euros y un dividendo extraordinario de 0,30 euros por acción. 

El consejo de administración de la compañía acordó también establecer un dividendo extraordinario de 0,40 euros por acción para el ejercicio de 2022, que se sumará a la retribución ordinaria para ser distribuida a lo largo de 2023. 

LA COMPAÑÍA QUE MÁS CAE EN BOLSA EN 2023. Inditex se ha convertido en la compañía que más pierde en bolsa en lo que va de año, en torno a un 30 % (28,08 %) e, incluso, el 31 de marzo cedió el primer puesto por capitalización bursátil, que pasó a ocupar Iberdrola.

La firma gallega ha precipitado su valor en la bolsa por su exposición a los mercados ruso, ucraniano y chino. Sobre los dos primeros, ha sido determinante el cierre de sus tiendas por el conflicto bélico y en cuanto al mercado del país asiático, por las restricciones de la movilidad debido a un repunte de contagios por coronavirus.

Rusia es el segundo mercado más importante para la multinacional textil, por detrás de España, con más de 500 tiendas ahora cerradas. 

También los analistas apuntan como causas del desplome bursátil de Inditex al encarecimiento de las materias primas, la elevada inflación y el menor consumo derivado de ambas circunstancias.