sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

Trabajadores de Erte, teletrabajadores y empleados de baja por IT, excluidos del permiso retribuido

Las ministras Montero y Díaz. EFE
Las ministras Montero y Díaz. EFE
La ministra de Trabajo asegura que ni empresas ni trabajadores pierden derechos con este permiso y avisa de que "no cederá a las presiones"  ►Las horas de trabajo del permiso retribuido deberán recuperarse antes de final de este año

El permiso retribuido recuperable que el Gobierno ha aprobado este domingo para confinar dos semanas a los trabajadores de actividades no esenciales no afectará a las personas que se encuentren trabajando a distancia, teletrabajando ni a los trabajadores incluidos en expedientes de regulación de empleo temporal (Erte) de suspensión de contratos. Tampoco podrán acogerse a él los trabajadores que estén de baja por incapacidad temporal (IT) o por maternidad y/o paternidad, los excluidos por el decreto de estado de alarma y los trabajadores considerados esenciales, como el personal sanitario o los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, según han explicado las ministras de Hacienda y de Trabajo, María Jesús Montero y Yolanda Díaz, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario que ha aprobado la paralización de las actividades no esenciales desde este lunes, 30 de marzo, hasta el 9 de abril. 

Los trabajadores incluidos en Erte de reducción de jornada tendrán que quedarse en casa la dos próximas semanas, pero a través de este permiso retribuido recibirán la parte proporcional correspondiente a las horas que debían prestar, que también deberán recuperar más adelante, ha precisado Díaz, que ha indicado que este permiso ha sido "consultado" a sindicatos y empresarios. 

Díaz: "Nadie pierde derechos, ni empresas ni trabajadores, y quien gana es la economía"

El decreto en el que se regula este permiso retribuido, que Montero ha calificado como "inédito" en el ordenamiento jurídico, afectará al personal laboral que presta servicios esenciales en el sector público y privado y con él "cederán las dos partes", según la ministra de Trabajo, pues los empresarios "pagarán todos y cada uno de los conceptos retributivos" y los trabajadores tendrán que devolver las horas no trabajadas, teniendo para ello como tope el 31 de diciembre de este año. Díaz ha explicado que serán trabajadores y empresarios los que decidirán, en la negociación colectiva, cómo se devuelven estas horas no trabajadas, y ha advertido de que en esta devolución deberán respetarse los descansos de jornada diarios y los descansos semanales y ser compatible con los derechos de conciliación. 

"No imponemos cómo devolver las horas", ha dicho la ministra, que ha afirmado que, en cada sector, se decidirá cómo distribuir estas horas. "Es un permiso muy flexible", ha subrayado Díaz, que ha indicado que el objetivo de esta medida es reducir la curva de contagios del coronavirus y conseguir que todos los días de la semana sean domingo en términos de movilidad.

Las horas de trabajo del permiso retribuido aprobado por el Gobierno deberán recuperarse antes de final de este año

Se trata de 8 días laborables que deberán negociar cómo deben recuperarse empresas y trabajadores con esa fecha tope del 31 de diciembre de 2020 y respetando lo que fija el Estatuto de los Trabajadores. Así, esa recuperación de las horas no podrá suponer el incumplimiento de los periodos mínimos de descanso diario y semanal ni la superación de la jornada máxima anual prevista en el convenio colectivo que sea de aplicación.  También deberán respetarse los derechos de conciliación de la vida personal, laboral y familiar. 

"Hay un enorme margen para la negociación para que puedan acomodar (esa recuperación)", ha añadido Díaz. 

La figura de este permiso se ampara bajo la distribución irregular de la jornada que reconoce el ordenamiento español. 
En este sentido, durante este período de tiempo, las personas trabajadoras quedan exoneradas de prestar sus servicios, pero siguen cobrando su salario por la totalidad de la jornada habitual y todos los conceptos retributivos. 
Y también se mantienen vigentes todas las obligaciones de empresas y trabajadores de pago de las cuotas y demás conceptos de recaudación conjunta. "De esta crisis vamos a salir (...) con más derechos y con un tejido productivo más fuerte", ha defendido Díaz. 

Las empresas podrán seguir presentando Erte durante las próximas dos semanas

"NADIE PIERDE DERECHOS". La ministra ha subrayado que el Gobierno ha puesto el interés general por encima de los intereses particulares y ha advertido de que el Ejecutivo "no va a aceptar presiones de ningún tipo en orden a alterar este confinamiento". "Nadie pierde derechos, ni empresas ni trabajadores, y quien gana es la economía", ha resaltado. 

Díaz ha negado que estas medidas de suspensión de actividades no esenciales supongan "vacaciones obligatorias" y ha indicado que sólo se trata de ochos días laborables si se restan los festivos de Semana Santa. 

Preguntada por si las empresas podrán seguir presentando Erte durante las próximas dos semanas, Díaz ha señalado que por supuesto que podrán. No obstante, al estar obligados los trabajadores de actividades no esenciales a quedarse en casa hasta el 9 de abril, algunas empresas no podrán recurrir a Erte, al menos mientras dure la suspensión de estas actividades. 

Montero defiende la "hibernación" de la economía para evitar la saturación en los hospitales 

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha destacado por su parte que el "esfuerzo importante" de los ciudadanos con el confinamiento "empieza a dar sus frutos sin duda" al reducirse el contagio, si bien ha indicado que las nuevas medidas "extraordinarias, de envergadura y de gran calado" buscan reducir "al mínimo" la expansión del virus y la movilidad al nivel que se registra un domingo del estado de alarma. 

"Estamos cada vez más cerca de doblegar la curva pero hace falta esfuerzo adicional", por lo que "hay que dar un paso más para conseguir los días antes de Semana Santa que la movilidad sea la correspondiente a la de un fin de semana", ha indicado Montero, quien ha apuntado que la nueva suspensión de actividades no esenciales trata de anticipar la Semana Santa y "ganar tiempo" para el sistema sanitario, con el fin de que esté "tensionado pero no saturado" y pueda atender a las personas más vulnerables a la enfermedad. 

"Todavía nos queda ese pequeño margen y se pretende intentar simular durante estos días el comportamiento que tenemos habitualmente durante un fin de semana", ha añadido, recalcando la importancia de reducir la movilidad las dos próximas semanas, ya que en este periodo se producirá la mayor utilización de servicios sanitarios, entrando en una especie de "hibernación" de la economía para evitar la saturación de dichos servicios.

Sectores que continúan trabajando
Entre los trabajadores que continuarán trabajando se encuentra todo el personal sanitario, el Ejército, las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, el personal de cuidado de personas vulnerables y los trabajadores en el sector de logística de compras, ha especificado Montero, junto a los fabricantes de productos farmacéuticos y material sanitario. Es previsible que también sigan trabajando los trabajadores de Correos, telecomunicaciones y servicios privados de seguridad, así como los empleados de los sectores de distribución de alimentos o química. 

La portavoz del Gobierno ha detallado que permanecerá "tal cual" la situación de los trabajadores que no requerían presencia física, establecido en el real decreto-ley del estado e alarma, al tiempo que ha indicado que en la práctica totalidad de las administraciones se han desarrollado medidas para que en la medida de lo posible los funcionarios puedan desarrollar su trabajo desde su domicilio y reducir la transmisibilidad. 

Además, ha indicado que continuarán operativos determinados fabricantes en el sector industrial imprescindibles para elaborar material necesario, como el de la moda para fabricar batas o mascarillas, la industria del alcohol y química para producir geles desinfectantes, o los sectores del automóvil y la aeronáutica, para fabricar componentes de respiración asistida. 

Trabajadores de Erte, teletrabajadores y empleados de baja por IT,...
Comentarios