BBVA pronostica una desaceleración "corta" de la economía gallega en 2023

Su centro de estudios estima que la comunidad puede generar unos 17.000 puestos de trabajo entre 2022 y 2024
 
Miguel Cardoso y Marta Alonso. EP
photo_camera Miguel Cardoso y Marta Alonso. EP

El enfriamiento en el que está sumida la economía gallega será pasajero. Tras hacerse más patente después del verano, esa desaceleración continuará este año pero será "de corta duración". Así lo pronostica BBVA Research, el centro de estudios de la entidad, que prevé que el producto interior bruto (PIB) de la comunidad avance este año apenas un 0,7%.

Ese tímido crecimiento supone un frenazo con respecto a la progresión de 2022 (que el banco estima que será del 4,1%),pero dará paso a un repunte del 3,4% en 2024, si sus augurios se cumplen.

Este año la economía gallega exhibirá menos vigor que la española. BBVA Research estima que crecerá la mitad que la media del país, pero recuerda que en 2020 se hundió menos y que en 2021 inició la recuperación con más fuerza.

De hecho, Galicia está entre las tres únicas comunidades que habrían recuperado los niveles de PIB por habitante previos a la pandemia, junto con Castilla- La Mancha y Extremadura. Ya en 2024, el centro de estudios estima que crecerá al mismo ritmo que la media.

Galicia está entre las tres únicas comunidades que habrían recuperado los niveles de PIB por habitante previos al covid

El comportamiento de los precios de la energía será clave para que la economía gallega comience a acelerar con más intensidad. También la ejecución de los fondos europeos para la recuperación. De hecho, BBVA Research señala que, a medida que se acelere, la actividad "ganará tracción".

Si sus proyecciones económicas se materializan, calcula que la comunidad crearía 17.000 puestos de trabajo entre 2022 y 2024, reduciendo la tasa de paro al 10,8%. Así figura en un informe presentado ayer en Vigo por el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, y la directora territorial de BBVA en Noroeste, Marta Alonso, que señala los principales factores de incertidumbre para la economía gallega: la guerra, la inflación, un eventual confinamiento en China o las dudas sobre la marcha del turismo.

¿El principio del fin de los cuellos de botella que lastran a la industria?

BBVA Research cree que este año pueden empezar a desaparecer los cuellos de botella que afectan a la actividad de industrias clave para la economía gallega, como la escasez de microchips para el sector automovilístico. La planta de Stellantis en Vigo acaba de pactar un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) para unos 5.000 trabajadores durante un máximo de 75 días este año por esa falta de componentes.

El informe del centro de estudios de la entidad señala que la industria gallega «habría avanzado a un menor ritmo que la del conjunto de España» el año pasado. Lo atribuye a «una menor debilidad de los bienes intermedios», más sensibles a la desaceleración de la demanda europea y al aumento de los costes por la guerra. La producción de bienes de equipo sí mostró un mayor dinamismo.

Comentarios