BYD estudia instalar en Galicia la primera fábrica de coches eléctricos chinos en Europa

La Xunta muestra su satisfacción por el hecho de que el principal fabricante mundial de vehículos de nueva energía valore la comunidad como una opción para acoger la planta
Stand de BYD en la XX Shanghai International Automobile Industry Exhibition celebrada el pasado mes de abril. EFE
photo_camera Stand de BYD en la XX Shanghai International Automobile Industry Exhibition celebrada el pasado mes de abril. EFE

La Xunta de Galicia ha mostrado este martes su satisfacción por el hecho de que la empresa china BYD (Build Your Dreams), principal fabricante mundial de vehículos de nueva energía (VNE) y baterías eléctricas, se haya interesado por Galicia como una opción para instalarse en Europa.

"Que una empresa de referencia como BYD se haya fijado en Galicia como una de las alternativas para construir en Europa su primera fábrica de vehículos eléctricos significa que se están haciendo bien las cosas, que Galicia es un lugar que aporta estabilidad y confianza", han dicho a Efe fuentes de la Conselleria de de Economía, Industria e Innovación.

La Xunta es, junto con la Autoridad Portuaria de Vigo y el Consorcio de la Zona Franca de Vigo, una de las tres entidades promotoras de la Plataforma Logística Industrial de Salvaterra-As Neves (Plisan), situada a 35 kilómetros de Vigo y con una superficie bruta de casi tres millones de metros cuadrados, que serán cuatro millones próximamente tras la modificación del Plan sectorial de ordenación de áreas empresariales, actualmente en tramitación.

BYD necesitaría un millón de metros cuadrados y se habría fijado en ese parque empresarial, donde desde el pasado abril opera la conservadora Albo, también de propiedad china, en unas instalaciones de 25.000 metros cuadrados.

En Vigo está la fábrica de automóviles más productiva de España, propiedad del Grupo Stellantis, y si algo hay en la comarca es experiencia en el sector de la automoción, además de un nutrido grupo de empresas auxiliares, además del Puerto de Vigo, desde donde parten los vehículos que se fabrican en la ciudad gallega.

Galicia compite por convencer a BYD con otros países, como Francia, Alemania, Hungría o Polonia, y la Xunta promete "poner todas las potencialidades con las que contamos en Galicia, especialmente en todo aquello que compete a la Administración autonómica, como es en materia de formación, innovación y de agilización administrativa" para captar esta inversión.

Por ello, recuerda que Galicia ofrece un marco normativo adecuado, manteniendo todas las garantías, a través de la Ley de simplificación administrativa y la Ley de áreas empresariales, pero recuerda la importancia de "contar con el apoyo del resto de administraciones y agentes socioeconómicos para que la candidatura gallega sea cada vez más atractiva".

La china BYD conoce bien Galicia, ya que en septiembre del año pasado firmó un acuerdo marco con el Grupo Castrosua, especialista en desarrollo y fabricación de carrocerías de autobuses y autocares, para la producción de eBuses de doce metros para el mercado español y cuyas primeras unidades están a punto de ver la luz. 

El acuerdo, según explicó entonces la compañía gallega, era para combinar las tecnologías centrales de BYD, incluyendo su avanzado chasis y tren motriz eléctrico, con las carrocerías de Castrosua para ofrecer un transporte público a la medida de los clientes españoles.

Galicia, asegura la Xunta, está "viviendo su mejor ciclo inversor" con proyectos en tramitación con capacidad para transformar industrialmente la comunidad, como la planta de neumáticos de la también china Sentury Tire, en As Pontes, la fábrica de grafito de Resonac en A Coruña, las plantas de hidrógeno verde de As Pontes y Meirama, en Cerdeda, o la de metanol verde de Forestal del Atlántico en Mugardos. 

Comentarios