Viernes. 17.11.2017 |
El tiempo
Viernes. 17.11.2017
El tiempo

Casi 30 colectivos de Redondela dan su apoyo a la plantilla de Nueva Pescanova

Los sindicatos se marcan de plazo hasta finales de abril para buscar acuerdo en el convenio con intervención de los mediadores

Casi una treintena de colectivos sociales, vecinales, culturales o deportivos de Redondela (Pontevedra) han mostrado su apoyo a los trabajadores de Nueva Pescanova, inmersos desde hace meses en la negociación de su convenio colectivo, y han trasladado su "solidaridad total" con sus reivindicaciones y movilizaciones.

Así lo ha expresado este martes en rueda de prensa uno de los portavoces de esos colectivos, Guillermo Fontán, quien ha recordado que el conflicto laboral en la pesquera "tiene alcance social y humano", ya que gran parte de los empleados de Nueva Pescanova son vecinos de Redondela y, en concreto, de la parroquia de Chapela.

Fontán ha expresado su apoyo a la plantilla y ha criticado que los planteamientos de la empresa "amenazan el futuro" de los empleados "de forma injusta y arbitraria", ya que, a su juicio, se recortan derechos al eslabón más débil de la cadena, en un sector "con perspectivas".
En la misma línea, el representante el colectivo de pensionistas y jubilados, Gonzalo Balo, ha subrayado que los problemas de Nueva Pescanova "no fueron generados por los trabajadores", sino por "una gestión nefasta" de la multinacional, que "ahora tienen que pagar los empleados".
Los representantes de las diferentes asociaciones, que han estado acompañados por los portavoces sindicales, el alcalde de Redondela, y varios concejales, han confirmado su apoyo y participación en la manifestación que saldrá el viernes a las 20.00 horas del lugar conocido como 'Cuatro puentes' en dirección a las instalaciones de Nueva Pescanova en Chapela.

NEGOCIACIONES. Por otra parte, los sindicatos han confirmado que siguen a la espera de que los mediadores de la Inspección de Trabajo se pronuncien sobre las nuevas propuestas de ambas partes, relativas a los puntos más conflictivos en la negociación del nuevo convenio: los salarios, las condiciones de los nuevos contratos y la flexibilidad de jornada.

No obstante, tal y como ha apuntado Ignacio Couñago (UGT), el plazo para llegar a un acuerdo con intervención de los mediadores expira a finales del mes de abril, ya que "no se puede estar con reuniones 'sine die', y sin avances". "Ya hemos advertido de que, como mucho, dos reuniones más. La empresa nos está echando un pulso pero esto no se puede alargar más", ha incidido.

Asimismo, Ricardo Castro (CUT) ha recordado que los sindicatos suspendieron de forma "temporal" las medidas de presión mientras se celebraban las reuniones con los mediadores, y ha advertido de que, en caso de que no se avance en las negociaciones en los próximos días, "habrá que empezar de cero y se recrudecería la situación".

Finalmente, Suso García (CIG) ha recordado que los sindicatos han hecho una nueva propuesta que, aunque contiene "cambios", respeta las "líneas rojas" por las que los sindicatos no están dispuestos a pasar. "Si no hay acuerdo a finales de abril, tomaremos medidas, no se puede estar jugando con el ánimo de la gente, llevamos un año negociando", ha reiterado.

Casi 30 colectivos de Redondela dan su apoyo a la plantilla de...