martes. 13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo

La CEP pronostica un crecimiento económico del 7% y caída de empleo para 2021

Jorge Cebreiros. DP
Jorge Cebreiros. DP
Cebreiros indicó que el impacto de la pandemia es "asimétrico"

La Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) cree que el verdadero impacto social de la pandemia aflorará en los próximos meses y que el PIB de la provincia puede crecer este año "un espectacular" 6,5 o 7 por ciento, un crecimiento que se concentrará en el segundo semestre del año.

Así lo ha manifestado este jueves el presidente de la CEP, Jorge Cebreiros, durante un encuentro con la prensa para analizar lo que para el empresariado de la provincia fue 2020 y pronosticar lo que será 2021.

Esta aparente contradicción se explica, ha dicho Cebreiros, por el hecho de que el impacto de la pandemia está siendo "muy asimétrico", y no se está cebando del mismo modo en toda la población, ni en todos los territorios ni en todos los sectores.

Pontevedra, de hecho, cerró 2020, "un año extremadamente difícil", con saldo positivo en su balanza comercial tras haber exportado bienes y servicios por valor de 10.856 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 11,8 por ciento, mientras que las importaciones, que cayeron un 6,5 por ciento, contabilizaron 9.899 millones.

Son datos que hacen de la provincia de Pontevedra la más pujante de Galicia, ya que exportó el 52 por ciento de bienes y servicios de toda la comunidad, y la quinta de España, subiendo dos puestos respecto a 2019.

Eso no impedirá, según Cebreiros, que las cosas vayan a empeorar a corto plazo en el las ratios de empleo. 

"Creemos que hay un coste social escondido, que el hecho de que exista una moratoria para los concursos de acreedores, de que siga habiendo el magnífico instrumento de los Erte, de que haya habido ciertas ayudas al cese de actividad de los autónomos está haciendo que el impacto verdadero aún no se haya manifestado, y que pensamos que se puede manifestar en el primer trimestre del año", ha explicado.

Otra cosa es lo que pueda ocurrir en el segundo semestre del año, para el que la CEP anticipa un importante despegue gracias a que sectores estratégicos como la automoción, el textil, la alimentación o la logística no se han visto tan afectados como los del turismo o la hostelería, de los que la provincia es menos dependiente en comparación con otras del territorio español.

Claro que esos pronósticos están supeditados a una serie de factores cuyo control escapa a los propios empresarios: vacunas contra el Covid, incidencia del virus, confianza del consumidor, etcétera.

En todo caso, según Cebrerios, las empresas de Pontevedra "van a tener un buen ejercicio porque han hecho su tarea", preparándose para ser competitivas, y porque la provincia "tiene unos fundamentales muchos más consolidados", como la Universidad de Vigo, los cinco centros tecnológicos y de investigación o su relación con Portugal que se han demostrado extremadamente útiles en estos tiempos de crisis.

"Somos moderadamente optimistas en cuanto a crecimiento económico, no tanto en cuanto a disminución del empleo. No irán acompañadas ambas cosas", ha señalado.

Que el empleo no se desplome dependerá de hasta qué punto puedan ejercer su actividad sectores que llevan mucho tiempo cerrados, como la hostelería, el comercio o determinados servicios como los gimnasios.

Si no empiezan a trabajar como solían, las expectativas son pesimistas y sólo en Pontevedra podría suponer el cierre de entre 7.000 y 8.000 proyectos empresariales y la pérdida de en torno a otros 32.000 puestos de trabajo, de modo que Cebreiros ha celebrado la tímida desescalada que comienza mañana.

CORREDOR. En cuanto al futuro de la economía pontevedresa y gallega, Cebreiros ha vuelto a insistir en la importancia del Corredor Atlántico del Noroeste y en la Salida Sur ferroviaria de Vigo, sin los cuales, ha dicho "no tenemos futuro como territorio empresarial e industrial".

La CEP pronostica un crecimiento económico del 7% y caída de empleo...
Comentarios
ç