Consejos para economizar desde casa

Expertos energéticos proponen hasta quince medidas para tratar de reducir los consumos domésticos
Las medidas de ahorro rebajan la factura de la luz. BEATRIZ CÍSCAR
photo_camera Las medidas de ahorro rebajan la factura de la luz. BEATRIZ CÍSCAR

Las principales compañías energéticas y las organizaciones de consumidores sugieren hasta quince medidas sencillas para fomentar el ahorro del consumo energético en el hogar.

1. Siempre que sea posible, apuesta por un cambio modal de transporte a medios no motorizados, como bicicleta, patinete o caminar.

2. Si conduces, elige un vehículo eléctrico. Para optimizar el uso de la energía, conduce de manera eficiente evitando cambios bruscos de velocidad, usando marchas largas y acelerando de forma progresiva, sin pisar el pedal a fondo.

3. Rehabilita aquellos elementos de tu vivienda que la puedan hacer más sostenible, como ventanas, fachadas, tejados, aislamiento térmico, etc. Esta actuación puede hacerte ahorrar hasta un 60% en tu consumo de calefacción.

4. Reduce el consumo de energía en iluminación, usando bombillas de bajo consumo y sistemas inteligentes de control de iluminación (smart lighting). Solo esta actuación te permitirá ahorrar entre un 70 y 90% en el consumo de iluminación.

5. Instala sistemas de control de calefacción, como termostatos, para ajustar el consumo de calefacción a las necesidades térmicas.

6. Cambia tu equipo térmico a otro más eficiente, como la bomba de calor o la caldera de gas natural de condensación.

7. Utiliza electrodomésticos eficientes, de bajo consumo y poca contaminación (A+++). A pesar de que los aparatos más eficientes son algo más caros en el momento de la compra, se amortizan antes de la finalización de su vida útil gracias al ahorro energético que consiguen. Cuando los uses, además, procura que estén a carga completa.

8. Apaga completamente la televisión, el ordenador y otros electrodomésticos al terminar su uso, evita dejarlos en standby.

9. De igual forma, desconecta cargadores de móviles y otros aparatos electrónicos cuando no se estén usando.

10. En aquellos edificios con una superficie horizontal lo suficientemente grande puede resultar interesante estudiar la implantación de sistemas de autoconsumo que permitan reducir la dependencia de fuentes de energía externas. Actualmente, las baterías de almacenamiento domésticas presentes en las smart homes han supuesto un gran avance en este aspecto, ya que permiten disponer del excedente de energía solar autogenerada durante el día.

11. Usa la lavadora llena: ahorrarás agua y electricidad.

12. Descongela tu refrigerador: la escarcha crea un aislamiento que puede acarrear un 20% extra de consumo eléctrico.

13. Evita usar la plancha y las cafeteras en exceso.

14. Compra alimentos de temporada y a ser posible de producción local. Son más baratos desde el punto de vista del transporte y refrigeración (no requieren de consumo de combustibles y electricidad).

15. Mantén las puertas de los refrigeradores cerradas y asegúrate de que sellan herméticamente.