Una cooperativa gallega constituye una comunidad de energía renovable pionera

La planta fotovoltaica instalada en la granja Grille, de Mazaricos, garantiza un autoconsumo sostenible que cubre el 35% de su necesidad energética y abastece también a Ganxabar
DCIM\100MEDIA\DJI_0074.JPG
photo_camera Placas fotovoltaicas en la cooperativa Grille. EP

La sociedad cooperativa Grille, fundada en 1963 por nueve familias ganaderas de Mazaricos y con una producción superior a los 20.000 litros de leche al día, ha constituído una innovadora comunidad energética de fuentes renovables en Galicia. Grille se convierte de este modo, y gracias al asesoramiento y a la planta fotovoltaica instalada en sus cubiertas por E.nova Enerxía, en una cooperativa pionera dentro del sistema agroganadero gallego al conformar una comunidad de esta naturaleza, que tiene como objetivo alcanzar el derecho de producir, consumir, almacenar y vender su propia energía renovable, así como de compartir su producción en el seno de la comunidad. 

Las comunidades energéticas son entidades jurídicas basadas en la participación abierta y voluntaria que, entre otras ventajas, permiten alcanzar una determinada independencia energética, la cogobernanza sobre los recursos energéticos, el ahorro en las facturas individuales y una mayor resistencia frente a las convulsiones que pueden afectar al mercado energético, tal y como se está experimentado en los últimos meses por culpa del encarecimiento del gas, de la invasión de Ucrania o de las tensiones en el pool energético. Estas innovadoras comunidades, además, procuran el fomento de la sostenibilidad, la reducción de las emisiones y la eficiencia energética, objetivos esenciales en el proceso de descarbonización que se recogen en la legislación que las regula: la Directiva de la UE 2019/944 sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad o el Real Decreto-Ley 23/2020 del 23 de junio por lo que se aprueban medidas en materia de energía y en otros ámbitos para la reactivación económica. 

Autoconsumo y ahorros del 20%

Grille cuenta en la actualidad con una planta fotovoltaica de 38 kWp, instalada en el mes de noviembre, y que crecerá en una próxima fase de ampliación hasta los 80kWp. Con la cifra de producción inicial, Grille SCG cubre un 35% del consumo actual con una fuente renovable y sin emisiones. La energía solar que se produce en las cubiertas de la cooperativa implica hoy por hoy un ahorro del 20% en las facturas en esta primera fase de la comunidad energética.

"En Grille, que es una cooperativa en la que trabajamos doce personas, en la que contamos con más de 600 cabezas de ganado y realizamos cuatro ordeños por jornada, precisamos unos 10.000 KW al día", explica Pablo Suárez, de Grille SCG, que añade que la reducción en las facturas "supera, por el momento, los más de mil euros" en un contexto de encarecimiento de la luz. El principal gasto energético se deriva del enfriamiento de la leche en un depósito de 30.000 litros, muy por encima del consumo que implican los sistemas de ventilación, de riego o de la propia sala mecanizada de ordeño. “La experiencia que estamos teniendo en Grille nos indican que estas instalaciones son el futuro para el sector” sentencia Pablo Suárez. 

Los paneles de fotovoltaica en Grille administran energía a través del sistema de autoconsumo remoto a Ganxabar SCG, unión de cooperativas ganaderas de las comarcas de O Xallas y Barcala, que incluye entidades asociadas de los municipios de Mazaricos, A Baña, Negreira y Santa Comba. La energía producida desde Grille aporta actualmente una cobertura próxima al 40% del consumo y proporciona un ahorro cercano al 30%