Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Emprender gracias al vecino: una iniciativa pionera en Gondomar

Monedas. AEP
Monedas. AEP

Impulsan un banco de microcréditos que presta dinero aportado por personas del municipio a otras para desarrollar ideas de negocio. Pueden recibir hasta 3.000 euros a devolver en 5 años a un interés del 4%

Ciudadanos con dinero aparcado que prestan sus ahorros a vecinos necesitados de financiación para poner en marcha una pequeña idea de negocio. Esa es la filosofía del pionero banco público de microcréditos que el Concello de Gondomar ha puesto en marcha con la finalidad de estimular la economía local. Las dos partes salen ganando con esta peculiar iniciativa: los emprendedores porque pagarán por un préstamo que puede llegar a los 3.000 euros un tipo de interés más reducido que el que le impondrían las entidades financieras —eso si antes no les dan directamente con la puerta en la cara cuando lo van a pedir— y los inversores porque obtendrán un rendimiento mayor por su capital que si lo ponen en manos de la banca convencional. 

¿Cómo funciona exactamente esta curiosa fórmula? Los gondomarenses que tengan cuartos «ociosos» y quieran sacar mayor provecho a ese dinero que teniéndolo bajo el colchón o guardado en un depósito pueden meterlo en ese particular banco sabiendo que el vecino que lo vaya a utilizar para poner en marcha o consolidar un proyecto productivo se lo devolverá en cinco años a un interés del 4%. Más allá del beneficio económico, en el gesto del prestamista también puede verse el componente colaborativo, pues, aunque no regala nada, sí pone a disposición del emprendedor una financiación que a lo mejor no obtendría por otra vía.

Cualquier persona del municipio que quiera iniciar o sacar adelante un pequeño negocio con visos de "permanencia no tempo" puede recurrir a estos microcréditos sin que se le exijan "requisitos especiais". Lo único que se les pedirá es que presenten una memoria del proyecto que pretenden desarrollar para que se sepa en qué piensan invertir el crédito y se evaluará su capacidad para amortizar la deuda. El plan lo revisará el Concello y también el inversor, que tendrá que dar el visto bueno definitivo a la operación antes de firmar un contrato que quedará "rexistrado na facenda galega".

FONDOS Y CANDIDATOS. Este novedoso banco público no es solo una idea lanzada al aire en un ayuntamiento con algo más de 14.200 habitantes, sino que va tomando forma y ya ha despertando el interés tanto de contribuyentes como de pequeños empresarios. De hecho, cuenta ya con 10.000 euros en fondos desembolsados por tres gondomarenses y se están estudiando dos proyectos, uno para un comercio de ropa de mujer y otro de producción de pan artesanal.

La iniciativa cuenta ya con 10.000 euros en fondos desembolsados por tres gondomarenses y se están estudiando dos proyectos

¿Y qué papel juega el Concello en todo esto? Además de lanzar la iniciativa, actúa como intermediario para poner en contacto a las personas con un dinero parado que quieran participar con las que buscan financiación para su negocio. "O obxectivo é dinamizar a economía local", señala el concejal de Comercio de Gondomar, Xosé Antón Araúxo, quien destaca las ventajas para ambas partes. "O investidor tería un rendemento polos seus cartos que non lle daría ningunha entidade financeira e o prestameiro aforra unha cantidade importante de xuros ao non acudir á banca convencional, no caso de que puidese acudir á mesma".

EL EJEMPLO. Con esos alicientes, desde el Concello esperan que la iniciativa atraiga a más inversores para contribuir al desarrollo de negocios que permitan a vecinos "vivir con dignidade" de su trabajo. Y es que, con un presupuesto de apenas 7.000 euros, el departamento que pilota Araúxo tiene imposible actuar como fuente de financiación. Para contribuir a que proyectos productivos locales no se queden solo en ideas por falta de recursos, el Ayuntamiento echó mano de una vía similar a la que ya había puesto en práctica la Comunidade de Montes de Couso en O Val Miñor para activar varias iniciativas gracias a microcréditos entre particulares. Está por ver si Gondomar se convierte con esta suerte de banca pública en un espejo para otros municipios.

Emprender gracias al vecino: una iniciativa pionera en Gondomar
Comentarios