jueves. 28.10.2021 |
El tiempo
jueves. 28.10.2021
El tiempo

Endesa empieza a desmantelar la térmica de Compostilla con un 80% de operarios del Bierzo

Vista de las instalaciones, que ocupan 375 hectáreas. EP
Vista de las instalaciones, que ocupan 375 hectáreas. DP
Los trabajos para desmontar la central, que comenzó a operar a inicios de los 60, se prolongarán durante cuatro años 

Endesa inicia los trabajos en Cubillos del Sil, en el Bierzo, para desmantelar su central térmica de Compostilla y clausurar su vertedero, una operación compleja técnicamente, que movilizará a hasta 130 trabajadores, el 80% en la comarca leonesa, por un periodo de cuatro años. La intervención, que contará con una inversión de 62 millones, aplicará los principios de economía circular, con el fin de optimizar la valorización y reutilización de las 266.870 toneladas de residuos que se generarán. Para ello, se recurrirá a un sistema de demolición selectiva.

La central, con 1.051,7 megavatios (MW) de potencia, disponía de tres grupos, que entraron en funcionamiento entre 1972 y 1985. Otros dos grupos más antiguos ya estaban en proceso de desmontaje cuando Compostilla cerró en 2020, después de permanecer operativa desde inicios de los años 60. Un total de 375 hectáreas dan cabida a un área que alberga los grupos de generación eléctrica, otra que acoge los parques de transformación e instalaciones auxiliares y el parque de carbones, con el vertedero de residuos no peligrosos. 

"Endesa ha implicado a todas las áreas de la compañía para llevar a cabo un desmantelamiento que no solo sea técnicamente ejemplar, sino que sea sostenible y con principios de economía circular y lo estamos consiguiendo", señaló Miguel Temboury, director general de Endesa Noroeste, en una comparecencia celebrada el miércoles. En este marco, incidió en que la compañía no abandonará la zona, sino que se quedará "con nueva tecnología y nuevos proyectos para ser parte también del futuro" de la comarca del Bierzo

La compañía contará con mano de obra local formada en los cuatro cursos impartidos, a los que acudieron 200 personas. El 80% de los operarios que intervendrán en el proceso en los próximos 48 meses son de la comarca. En su gran mayoría, proceden de las antiguas empresas contratistas o son residentes en el Bierzo. 


Antes de emprender el desmontaje de la planta se acometieron diversos trabajos previos relacionados con la seguridad y la instalación en el lugar de la compañía adjudicataria, Recifemetal. De clausurar el vertedero de residuos no peligrosos, básicamente de cenizas y yeso, se ocupará Intacta. 

El director general de Endesa Noroeste, Miguel Temboury, incidió en que la compañía no abandonará la zona, sino que se quedará "con nueva tecnología y nuevos proyectos para ser parte también del futuro" de la comarca del Bierzo

Con las zonas de demolición agrupadas en siete espacios diferenciados, la más llamativa será la de las tres chimeneas y las dos torres de refrigeración, cuya demolición se ejecutará mediante explosivos. A las primeras se les aplicará voladura direccional con caída completa, mientras que los otros dos elementos caerán por desplome, haciendo saltar los pilares y el anillo de soporte de dentro hacia afuera. Las chimeneas miden 120, 270 y 290 metros y las torres de refrigeración, 109 en cada caso. 

endesa 2

RELANZAR EL BIERZO. En paralelo, Endesa está desarrollando el Plan Futur-e de Compostilla para mitigar las consecuencias de la transición energética impulsada por la UE, con la vista puesta en la descarbonización total de la economía en 2050, un proceso que también acarreará el desmantelamiento de la central de As Pontes. 

La hoja de ruta incluye un concurso internacional del que emergieron cinco proyectos como propuestas vinculantes para ocupar el emplazamiento. Endesa también se comprometerá con tres planes empresariales, dos propios y un tercero incluido entre las mencionadas cinco iniciativas. La idea es convertir Compostilla en "un referente" de movilidad sostenible, servicios sociosanitarios y economía circular a escala nacional. El plan también prevé el desarrollo de 625 megavatios renovables. 

Las cinco propuestas seleccionadas están ligadas al sector de la movilidad, los servicios sociosanitarios, dos proyectos para fabricar productos industriales y materiales de construcción a partir del aprovechamiento de subproductos de procesos industriales y de residuos. A esto se suma una planta de producción de hidrógeno verde con Endesa como socio industrial. La energética —que concurre a los fondos europeos con un centenar de proyectos, entre ellos el de la planta del gas renovable— levantará una explotación fotovoltaica e invertirá en las instalaciones que producirán el hidrógeno. 

Para reactivar la comarca, la compañía también ha proyectado plantas de reciclaje de baterías de coches eléctricos y de palas de aerogeneradores, iniciativas que precisarán de financiación pública a través de los fondos europeos.

La evaluación final de los cinco proyectos seleccionados se realizará en septiembre y de ello se encargará el comité integrado por el Instituto para la Transición Justa del Ministerio para la Transición Ecológica, la Junta de Castilla y León, las alcaldías de Ponferrada y de Cubillos del Sil, la Universidad de León y Endesa.

Valorización: Más de 266.870 toneladas de residuos

El desmantelamiento implicará gestionar 266.870 toneladas de residuos. Endesa prevé minimizar la fracción que se enviará a vertederos autorizados. Ahí es donde entra en juego la demolición selectiva, un proceso que implica el reaprovechamiento de los desechos. 

Plan ambiental
Para evitar no dañar el entorno, Endesa activa un plan de vigilancia ambiental que pondrá el foco en las emisiones y vertidos, manteniendo en funcionamiento la planta de tratamiento de aguas residuales de la parcela. 

Segunda vida para el hormigón
Para reaprovechar el hormigón, se instalará un equipo de machaqueo con capacidad para tratar 300 toneladas por hora. Así se obtendrá una valorización del acero de armaduras y un árido reciclado que se usará en el relleno de los huecos generados en las obras. La mayor parte de los residuos que se generen, como materiales de yeso, tierras y rocas contaminadas o lodos con sustancias peligrosas, serán tratados por un gestor autorizado.
 

 

Endesa empieza a desmantelar la térmica de Compostilla con un 80%...
Comentarios
ç