martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Los EPI y la protección laboral aumentan la productividad

El uso de EPI —equipos de protección individual — es necesario en muchos puestos de trabajo para proteger a los trabajadores ante los riesgos laborales derivados actividad. En estos casos, las empresas están obligadas a facilitar los EPI y vestuario laboral necesarios a los trabajadores en función de su puesto.

Es importante tener en cuenta que para realizar un uso correcto de los EPI y es muy importante conocer la legislación vigente. Además, es necesario conocer los recursos disponibles para  empresarios y trabajadores para que conozcan no solo qué tipo de EPI deben usar, sino también cómo utilizarlos correctamente.

EPI en las empresas: cuándo son obligatorios

La obligatoriedad de usar equipos de protección individual está establecido por ley en diversos textos legales. El Real Decreto 773/1997, por ejemplo, establece los EPI deben utilizarse cuando existan riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores que no hayan podido evitarse o limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.

Por otra parte, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece la obligación del empresario de proporcionar a sus trabajadores equipos de protección adecuados para el desempeño de sus funciones.

La legislación vigente también recoge un conjunto de obligaciones respecto al uso de EPI, como  la obligación de identificar y evaluar los riesgos laborales existentes en cada puesto de trabajo o la  de proceder a la elección de los equipos de protección individual apropiados que cumplan los requisitos establecidos. Esta Ley también indica que los EPI deben utilizarse siempre que los riesgos no se puedan evitar o cuando esto no puedan limitarse suficientemente.

En realidad, la legislación sobre uso obligatorio de equipos de protección individual es amplia y compleja. Y es necesario analizarla y aplicarla con ayuda de un experto en prevención de riesgos. Tampoco hay que perder de vista que el incumplimiento de normativa tiene consecuencias, no solo administrativas, sino también civiles e incluso penales.

Por otra parte, no hay que perder vida el hecho de que  la responsabilidad del uso adecuado de los equipos de protección individual no recae solo en el empresario, sino que también recae en el trabajador, que tiene que emplear los equipos adecuadamente. De hecho, el Estatuto de los Trabajadores establece  que el trabajador está obligado a observar  las medidas legales y reglamentarias de seguridad e higiene durante la realización de su trabajo. Esto incluye utilizar los EPI  facilitados por la empresa correctamente. 

EPI y aumento de la productividad

Además de proteger a los trabajadores ante posibles accidentes o minimizar los efectos que estos pudieran tener en caso de producirse, los equipos de protección individual y la protección laboral son vitales para el aumento de la productividad

Por una parte, los trabajadores se sienten más seguros haciendo su trabajo y pueden centrarse en hacer lo que tienen que hacer. Por otra parte, desde el punto de vista de la empresa y de los resultados, al reducir los efectos producidos por los accidentes laborales, lo EPI favorecen el aumento de la productividad total. 

Y es que cuidar la salud de los trabajadores es un requisito necesario e indispensable por el mantenimiento de la capacidad de trabajo. Esto, además de tener efectos significativos en la salud colectiva de la plantilla, también mejora la economía. Y no solo la economía de la empresa, sino también la economía global. Es por eso que desde el punto de vista de la productividad de la empresa se hace necesario la incorporación de la prevención y la calidad en los procesos internos a la cultura empresarial.

Dudas sobre uso de los EPI

El uso correcto de los equipos de protección individual es una responsabilidad compartida entre trabajadores y empresarios, por lo que cada una de las partes debe actuar de forma adecuada para garantizar la salud de los trabajadores y el buen funcionamiento de la empresa. 

Sin embargo, a pesar de la importancia del uso de los equipos de protección individual y de los elementos de protección laboral, mucha gente todavía tiene dudas sobre su uso correcto o de cómo aplicar las indicaciones oficiales, tanto por parte de los trabajadores como por parte de los empresarios. Esto lo confirma el hecho de que las consultas durante el año pasado triplicaran a las del año anterior.

Para aclarar cualquier duda sobre el uso de estos equipos es importante recurrir a fuentes de confianza, preferiblemente oficiales, como la página Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST). Este sitio web ofrece información sobre uso de equipos de protección individual y da respuesta a las preguntas técnicas más frecuentes. Además, este mismo organismo ha publicado una guía técnica por el uso de los EPI. Esta guía se puede descargar de manera gratuita desde la web.

Los EPI y la protección laboral aumentan la productividad
ç