sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

Feijóo anuncia una nueva norma de aguas termales para los recursos hídricos

Feijóo conversa con Baltar en su visita a un balneario
Feijóo conversa con Baltar en su visita a un balneario
El presidente de la Xunta de Galicia ha subrayado la necesidad de "publicitar, comercializar y facilitar el acceso" a las infraestructuras

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este viernes su intención de presentar al Parlamento gallego una nueva normativa para "ordenar" el sector termal y los recursos hídricos.

El presidente gallego ha hecho este anuncio en su visita esta mañana al balneario Caldas de Partovia, reconvertida por la familia Garriga tras varios años cerrada, y ha destacado su intención de revalorizar el sector termal, que factura anualmente 60 millones de euros y que da trabajo a 1.200 personas en Galicia.

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, y el alcalde de O Carballiño, Francisco Fumega, han acudido al acto en el que Feijóo ha anunciado la intención de "remitir al Parlamento gallego una ley de aguas termales para organizar las capacidades". El texto especificará "qué cosas son termales, qué instalaciones son balnearios, qué son pozas, en definitiva, ordenar el sector termal para ponerlo en valor", ha dicho.


El nuevo edificio dispone de mil metros cuadrados de uso termal, y dispone de cabinas de baño individuales con hidromasaje


Feijóo ha abogado por "hacer infraestructuras termales" así como "diseñar e integrar los productos termales" para facilitar el conocimiento y promoción de los beneficios del termalismo. En su intervención pública, al finalizar su recorrido por las instalaciones del balneario, Feijóo ha manifestado su compromiso a la hora de "seguir trabajando" para impulsar el plan termal en Galicia y, en especial, en la provincia de Ourense.

Así, ha comentado su deseo de que este sector avance "a la misma velocidad" que espera que los trenes de alta velocidad circulen en el futuro por Galicia. En ese camino "de medio y largo recorrido", ha subrayado la necesidad de "publicitar, comercializar, facilitar el acceso" a las infraestructuras como parte de la promoción del turismo de salud con el fin de atraer a visitantes con ofertas de las riquezas naturales de las aguas termales.

En ese sentido, ha considerado que la provincia de Ourense constituye dentro de Galicia, un "destino 5 estrellas" para el termalismo. "Sabemos lo que queremos", ha apuntado Feijóo, quien ha insistido en que el primer paso es "planificar termalmente" la provincia para poder explotar este recurso.

Dentro de los planes de la Xunta, Feijóo ha citado la puesta en funcionamiento de un balneario de Cortegada, la reconversión del castillo de Monterrei en establecimiento de la cadena Paradores, la creación de un centro de vinoterapia en Leiro o los proyectos para hacer una piscina termal en Laias y ampliar las termas en Lobios.

El presidente gallego ha anunciado la creación de un "club del producto turístico de agua de Galicia" dentro del plan de turismo termal de la Xunta. Respecto al nuevo balneario de esta comarca, ha destacado la inversión de 3,5 millones de euros en esta instalación, impulsada por la familia Garriga, en colaboración con el instituto público Igape, dentro de la colaboración público-privada, y que ha permitido crear doce puestos de trabajo, lo que permitirá "reactivar la economía en esta zona".

Al respecto, Baltar ha destacado la inversión privada para poner en marcha esta instalación en O Carballiño, una zona que ha definido como "históricamente termal", y que "se reivindica como la villa termal por excelencia no sólo de Galicia".

En este sentido, ha señalado "la visión" a la hora de poner en marcha estas instalaciones, que suponen ampliar a siete los balnearios de la provincia en diez villas termales. Con esta infraestructura, Baltar ha explicado ya se ha ejecutado la mitad de los proyectos previstos en el plan provincial 'Ourense Termal' puesto en marcha en colaboración con el Ministerio de Fomento.

Por su parte, el alcalde ha destacado "la lealtad institucional" para poner en marcha este balneario y ha asegurado que esa infraestructura se sitúa como un"referente termal" en la comunidad gallega, reactivando la economía de la comarca. Por último, Jesús Garriga, en representación de la familia, ha agradecido la colaboración de las distintas administraciones para reformar el balneario.

El nuevo edificio dispone de mil metros cuadrados de uso termal, y dispone de cabinas de baño individuales con hidromasaje, dos piscinas interiores y salas de masaje, además de jacuzzi, duchas circulares y cafetería.

Feijóo anuncia una nueva norma de aguas termales para los recursos...
Comentarios