viernes. 27.05.2022 |
El tiempo
viernes. 27.05.2022
El tiempo

La formación entre las principales barreras para la digitalización de las empresas

apple mac ordenador

La digitalización de las empresas es uno de los objetivos de las instituciones. Se trata de dar un paso más en la incorporación de diferentes tecnologías que podrían ayudar a simplificar procesos y a hacer más competitivas a las empresas. Como se puede intuir, no es un camino sencillo y requiere de diferentes apoyos. Si no, las empresas avanzarán hacia este objetivo a diferentes velocidades. Muchas empresas se quedan por el camino porque no cuentan con la asesoría necesaria en esta materia. Otras empresas tienen concepciones muy lejanas de lo que significa la digitalización.

En general, hablamos de un fenómeno global, no solo a nivel de España. La digitalización está en la agenda de la Unión Europea y es vista como una forma de reducir costes y daños medioambientales. Al mismo tiempo, esta facilita la colaboración empresarial entre organizaciones de los distintos países de la unión. El objetivo es crear ecosistemas sostenibles e interconectados de los que se beneficien también los consumidores. Al fin y al cabo, una producción más limpia y asequible repercute de forma directa en su vida.

Eso sí, para que la digitalización sea un hecho y signifique exactamente esos dos conceptos, hay mucho que trabajar aún. No solo hablamos de las empresas grandes, sino también de muchas pymes que se consideran ajenas a este fenómeno, pero que serán las primeras en ser desplazadas si no se adaptan.

España en el camino correcto hacia la digitalización

España es uno de los países en los que se ha hecho más hincapié en este aspecto. Para cubrir la brecha digital, los distintos organismos públicos y las principales asociaciones privadas han desarrollado diferentes planes para hacer de la digitalización un tema relevante. El resultado ha sido que España está actualmente en lo que podríamos denominar como una senda positiva. Si prestamos atención a los indicadores internacionales de competitividad y grado de extensión de ciertas prácticas digitales, la evolución es la correcta.

Hoy en día estos cánones de medición han variado, ya que no solo vale con tener una página web o una proporción decente de ordenadores por cada empleado. Lo que se busca ahora es que las empresas tengan perfiles digitales, desarrollen nuevos canales de negocio y aprendan a utilizar esta tecnología en su beneficio. Al automatizar y digitalizar una serie de tareas, las tasas de eficiencia aumentan también, como hemos visto antes. En resumen, la digitalización actual se mide mediante unos parámetros muy particulares y exigentes.

Aún así, hay algunas cifras que podrían mejorar, especialmente en los sectores en los que la digitalización no parece tan necesaria. Hablamos de muchas empresas y pymes de todo tipo que operan a diario en España pensando que la digitalización no incide en su día a día. Así, a medida que pasan los años, estas empresas se distancian más del modelo de empresa del futuro, al mismo tiempo que pierden terreno respecto a la competencia global. En estos casos, la labor de educación y divulgación es esencial. Al fin y al cabo, no habrá digitalización completa hasta que la mayor parte de la sociedad se integre en ella.

Solo el 3,2% de los profesionales españoles son especialistas en nuevas tecnologías

Tal y como veremos posteriormente, sí que hay algunas barreras que continúan existiendo. Esto ocurre tanto en España como en otros países, pero en este caso hablaremos de los datos propios. Resulta llamativo que, en esta ola de optimismo digital, solo el 3,2 % de los profesionales en España son expertos en dichas tecnologías. Es evidente que es necesario un impulso a este tipo de conocimientos, para que cualquier empresa pueda contar al menos con un perfil de este tipo. A veces solo hace falta un profesional tecnológico para dinamizar una empresa o un departamento.

Sin embargo, muchas empresas no tienen los recursos para instalar de forma permanente este tipo de perfiles en la compañía. No obstante, hay una forma de atraer este talento digital sin perder flexibilidad ni atarse a largo plazo. A través de marketplaces de profesionales digitales como Fiverr, las empresas pueden encontrar empleados con gran formación y especializados en la digitalización. Podrán trabajar en torno a proyectos que ayuden a modernizar a las empresas. Esta forma de colaboración permite además a las compañías probar diferentes perfiles y adaptarlos a su modelo de negocio sin necesidad de incluirlos en plantilla o hacer una gran inversión desde el primer momento. Por eso, los perfiles freelance son una respuesta inequívoca a la crisis de talento digital que tienen muchas empresas.

La formación como barrera de la expansión digital

Por lo general, los expertos y los principales informes hablan de dos barreras principales. Estos son dos elementos que retrasan la expansión de la digitalización y frenan sus logros en algunos ámbitos. La primera es la falta de formación del capital humano, algo que hemos mencionado en el anterior apartado. El segundo problema es la existencia de nuevos modelos de negocio digital que a veces complican a las empresas tradicionales el salto adelante. Veremos esto desarrollado:

Formación de capital humano

Este problema habla de cómo faltan perfiles dinámicos y tecnológicos en las empresas que puedan ayudar a implementar soluciones digitales. No nos referimos a un tipo de profesional en particular, sino más bien a una serie de conocimientos que pueden ser muy útiles para revolucionar diferentes modelos. Estos profesionales están al día de las últimas tendencias en tecnologías de la información y pueden hacer que sus empresas estén un paso por delante del resto. Sin embargo, no se invierten los suficientes recursos en captar estos perfiles o en formar a los empleados existentes en estas materias.

Sin embargo, es muy sencillo ayudar a desarrollar habilidades digitales o tecnológicas gracias a la gran oferta de formación y recursos que existen a día de hoy. A través de plataformas como Coursera, es posible mantener actualizados a los empleados de cualquier sector. Los programas de capacitación de este tipo están desarrollados a nivel mundial y en muchos casos otorgan certificados oficiales para validar las habilidades aprendidas con la finalización de cada curso. De hecho, es un tipo de organización que pone el foco en ayudar a las empresas, ofertando diferentes opciones a las empresas para cuidar el desarrollo de sus profesionales a través de Coursera Business.

Nuevos modelos de negocio

Esta barrera hace referencia a nuevos modelos de negocio que nacen siendo prácticamente digitales. Estas empresas digitales llegan a parecerse muy poco a las empresas que siguen trabajando en físico a la manera tradicional. Ante las digital-born companies, las tradicionales tienen difícil competir, ya que cuando una empresa reinventa un género, es complicado alcanzarla, por mucho que se invierta en tecnología. Por este motivo, el I+D es más importante que nunca, para ser de los primeros en reconvertir el sector.

Sin duda, la digitalización es una de las barreras que las personas tumbaremos en los próximos años. El resultado será una economía y una cultura empresarial más sostenible y conectada con las necesidades de los ciudadanos. Sin embargo, no debemos olvidar que para ello hace falta formación e incorporación de perfiles.

La formación entre las principales barreras para la digitalización...