Los ingresos en el tejido productivo de Pontevedra se contrajeron un 2,9% en 2020

Las 20.500 mayores firmas gallegas facturaron un 16% menos en el año de la pandemia, 91.900 millones. En el caso pontevedrés copó 34 de cada 100 euros
Sección de serraje Stellantis. AGN
photo_camera Sección de serraje Stellantis. AGN

En el tejido productivo pontevedrés los ingresos se contrajeron un 2,9%, hasta los 31.179 millones, en un 2020 en el que se destruyó un 3,5% de empleos, con un total de 131.777 puestos. Tras la factoría de Stellantis, la segunda firma por facturación fue la constructora San José, con 754,7 millones. Le siguieron Distribuciones Froiz, con 728,7 millones; Nueva Pescanova, con 625,9 millones, y Dalphi Metal, con 392,3 millones.

Galicia


Enfrascado ahora en encajar la crisis energética y de suministros y la inflación disparatada, el tejido productivo gallego todavía trata de superar las secuelas del covid. Con los confinamientos, las restricciones a la movilidad, el cierre de fronteras y las interrupciones en las cadenas logísticas, en 2020, las 20.553 mayores empresas gallegas vieron desplomarse un 15,7% su facturación con respecto a 2019. En conjunto, ingresaron unos 91.931 millones de euros, perdiendo el nivel de los 100.000 millones conquistado en 2018.

El coronavirus vino así a truncar seis años de crecimiento ininterrumpido desde 2014 y la debacle, en términos de cifra de negocio, fue más intensa que la contracción que experimentó el PIB gallego, que en 2020 cedió un 8,9%.

Empleo


Pese a que los expertos inciden en que el tamaño es clave para ganar competitividad, la reducida envergadura y el carácter familiar de muchos negocios fue, en este caso, uno de los elementos que, junto con el impulso de los expedientes de regulación temporal de empleo, contribuyeron a mitigar la destrucción de puestos.

principales empresas por facturacion ponte

Sin perder de vista el sesgo que entraña el hecho de que los registros de 553 sociedades analizadas están actualizados solo hasta 2019, la compilación de Ardán apunta que las mayores firmas gallegas acabaron 2020 con 378.939 trabajadores, unos 21.200 menos que en el ejercicio precedente (-5,3%).

Con un total de 8.261 firmas bajo lupa, la provincia de A Coruña perdió algo de peso relativo en el atlas económico gallego al concentrar el 54,1% de la cifra de negocio total, cuando en 2019 rozaba el 60%. Pontevedra, con 7.751 compañías a examen concentró el 33,9% (cinco puntos más), en tanto que las 1.990 ourensanas ingresaron el 6,1% y las 2.552 lucenses, el 5,9% (seis décimas más).

Fuertemente castigada por el virus, Inditex continuó en lo alto del podio en un 2020 en el que el grupo vio recular sus ventas un 28%, hasta los 20.402 millones. Dieciséis de las 50 firmas que encabezan el ranking gallego forman parte de la órbita del gigante textil de Arteixo. El segundo motor económico de Galicia siguió siendo el motor, pues la viguesa Stellantis —lastrada ahora por la escasez de microchips— rompió moldes al facturar 6.444 millones, un 22% más que en 2019. Y en un ejercicio favorable para la distribución alimentaria, Vego Supermercados (Vegalsa-Eroski) emerge abriéndose paso entre las filiales de Inditex, con un volumen de negocio de 1.064 millones.