martes. 26.10.2021 |
El tiempo
martes. 26.10.2021
El tiempo

La CE pagará al ganadero 0,14 euros por cada litro de leche que deje de producir

Sala de ordeño de una explotación ganadera
Sala de ordeño de una explotación ganadera
Compensará a las explotaciones que recorten las entregas por periodos de tres meses como máximo hasta la mitad del volumen vendido un año antes. La medida se aplicará desde octubre

La Comisión Europea (CE) dará a las explotaciones lácteas de la UE que accedan de forma voluntaria a recortar la producción por periodos de tres meses una compensación de 14 céntimos por cada kilo de materia prima que dejen de entregar a las industrias. Ese es el incentivo económico que Bruselas ofrece a los ganaderos para tratar de reducir los excedentes con el objetivo de impulsar los bajos precios en origen.

La medida entrará en funcionamiento en octubre con un presupuesto máximo de 150 millones para repartir entre las granjas que pongan en el mercado menos leche. La rebaja en la producción se medirá en relación al mismo periodo del año anterior y se compensará como máximo una bajada de los volúmenes hasta la mitad.

Una vez concluidos los tres meses, las explotaciones tendrán 45 días para demostrar que echaron el freno como requisito para cobrar después el dinero. Bruselas aceptará todas las solicitudes que le comuniquen los estados miembro hasta un tope de 1,07 millones de toneladas. Los gobiernos nacionales serán los encargados de verificar que los ganaderos tienen derecho a recibir las ayudas.


La intención del Ejecutivo comunitario es reducir excedentes para impulsar los precios en origen


La Comisión Europea aspira con esta medida, avanzada a mediados de julio y perfilada este viernes con expertos de los Veintiocho, a reducir la producción de leche en el conjunto de países en un intento por mitigar un desequilibrio entre la oferta y la demanda que presiona a la baja los precios al ganadero. Los últimos datos, referentes a las entregas de las explotaciones en junio, sitúan el litro en 25,54 céntimos de media en la UE, por debajo incluso de los 26,9 pagados en Galicia, un nivel sin precedentes desde la crisis de 2009.

Habrá que ver si las granjas ven en esa ayuda económica un incentivo suficiente para bajar la producción en un escenario sin cuotas, eliminadas en abril de 2015. Aún con compensaciones, el sector en España defiende una regulación de la producción a nivel europeo para evitar que desde unos países contribuyan a mitigar el problema mientras en otros continúan poniendo más leche en circulación. Las organizaciones agrarias sostienen que los estados que primero deberían mover ficha son aquellos excedentarios, un grupo en el que no está España.

VALORACIÓN. Frente a las reticencias de los sindicatos y a la espera de ver los resultados del programa, el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, se mostró convencido este viernes de que dará sus frutos. "Contribuirá significativamente a mejorar la confianza del mercado y se reflejará en mejores precios para los productores", afirmó. 

Este mecanismo se enmarca en un paquete de medidas por 500 millones, de los que otros 350 quedarán en manos de los estados —14,6 millones de España—. Tendrán libertad para decidir cómo ayudar con ellos a los ganaderos a través, por ejemplo, de más incentivos para reducir la producción, apoyos a pequeñas explotaciones o a proyectos de cooperación. Los gobiernos podrán añadir a ese dinero fondos de su bolsillo hasta un importe equivalente.

La CE pagará al ganadero 0,14 euros por cada litro de leche que...
Comentarios
ç