Caixanova y Caixa Galicia serán una entidad única el 15 de noviembre

Caixa Galicia y Caixanova plasmarán su fusión en una sola entidad a partir del 15 de noviembre, de forma que resultará una nueva caja con personalidad jurídica, según anunció la conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás.

Así, primero se constituirá el consejo de administración, que llevará el acuerdo de fusión a la asamblea general y, seguidamente, dicho proyecto irá a la Xunta, oído el Parlamento, conforme a lo previsto en la Ley gallega, de forma que el 15 de noviembre esté convocada la asamblea constituyente una vez se haya realizado la inscripción registral de la nueva entidad.

Fernández Currás mantuvo una reunión con directivos de las cajas en la que se realizó un seguimiento del proceso actual de integración de ambas entidades, para "comprobar que todo sigue la hoja de ruta marcada", y se abordó la repercusión en Galicia de la nueva Ley de Órganos Rectores de las Cajas de Ahorros (Lorca) y que ya no procede la renovación de los órganos de gobierno de las cajas.

Según la hoja de ruta
Además de trabajar en la auditoría, que contará con una validez de tres meses, y en las mesas de integración, que continuarán en agosto, tanto la Xunta como las cajas "seguirán este proceso con el ritmo adecuado, ya que tenemos unos calendarios bastante justos si queremos llegar conforme a la hoja ruta prevista", señaló la conselleira.

Entre otros asuntos, ya hay un borrador de estatutos preliminares, cuyas modificaciones se harán en agosto; la mesa laboral está celebrando reuniones con asiduidad; y las valoraciones de directivos correspondientes al segundo nivel que faltan en el organigrama estarán acabadas en septiembre, precisó.

Todo ello, además de la convocatoria del consejo de administración, la asamblea general y la inscripción registral, para que en la primera quincena de noviembre, previsiblemente el día 15 de dicho mes, se pueda hablar "ya de una única entidad con personalidad jurídica única".

Renovación de órganos de gobierno

Los interlocutores abordaron en este encuentro los problemas que plantea la nueva Lorca, tras una consulta formulada por las propias cajas, y la Xunta aclaró que la renovación prevista de los órganos de gobierno ya no tendrá lugar conforme a la normativa gallega, ya que está publicada actualmente una nueva ley básica, por lo que las autoridades gallegas deberán adaptar sus previsiones a esa normativa.

La nueva Ley de Cajas gallega establecía un periodo de dos meses para la renovación de los órganos de gobierno de las cajas, paralizados con el recurso al Tribunal Constitucional (TC) de varios de sus aspectos, entre ellos ése.

Cuanto el TC levantó la suspensión sobre este punto en concreto continuaba avanzando el periodo para renovar los órganos de las cajas, por lo que estas realizaron una consulta y la Xunta les comunicó que, en virtud de la disposición transitoria quinta de la Lorca, no procede la renovación.

No obstante, la conselleira de Facenda incidió en que se están contemplando las distintas posibilidades para "una solución técnica y jurídica óptima para dar la mayor cobertura a este proceso de integración".

Preguntada por si el periodo de transición de tres años va a tener algún problema con la adaptación a la nueva Lorca, Fernández Currás explicó que la disposición transitoria quinta tiene una "filosofía", que es "la prolongación de los actuales órganos de gobierno en tanto se produzca la adaptación de la normativa correspondiente de las Comunidades autónomas respectivas". Por ello, alegó, "lo que buscamos es cómo dar cumplimiento al periodo transitorio pactado".