Llenar el depósito se encarece hasta 4 euros en un mes con los precios en niveles récord

El litro de diésel alcanza los 1,45 euros de media y el de gasolina roza los 1,56. Elegir los surtidores más baratos ahorra hasta 14,4 euros
Un surtidor de gasolina
photo_camera Un surtidor de gasolina. ARCHIVO

El precio de los carburantes no encuentra techo. El litro de gasolina ya ha pulverizado los 1,5 euros de media y el diésel sobrepasa la barrera de los 1,4 euros, alcanzando niveles que en Galicia no tienen precedentes desde al menos 2007, cuando arranca la serie de datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Y las proyecciones que apuntan a una mayor subida de la cotización del petróleo por el desajuste entre oferta y demanda, las tensiones en Oriente o un posible conflicto bélico por Ucrania amenazan con castigar más el bolsillo de los conductores en un escenario en el que casi todo se ha puesto por las nubes: desde la energía a la cesta de la compra. 

En lo que toca a los combustibles de automoción, el gasóleo se dispensa a 1,448 euros de media en la comunidad, lo que supone un 5,8% más que hace solo un mes. Así, llenar un depósito medio de 55 litros sale ahora por 79,7 euros, lo que supone 4,4 euros más que en la recta final de 2021. En el caso de la gasolina, la misma operación cuesta en torno a 3,7 euros más, pues completar el tanque requiere ahora 85,7 euros tras ponerse el litro a 1,558 euros. Es un 4,5% más que hace un mes. 

Los precios están disparados se miren como se miren, pero la diferencia entre repostar en la estación de servicio más cara y en la más económica de Galicia puede reportar un ahorro de 14,4 euros en el llenado de un depósito con diésel y de 13,5 con gasolina. 

Galicia es la tercera comunidad peninsular con los carburantes de automoción más caros tras País Vasco y Madrid

Los datos que el Ministerio para la Transición Ecológica recopila a diario entre más de 680 estaciones de servicio de la comunidad revelan que los surtidores con el gasóleo más barato estos días son los de Petroprix en Narón, con el litro a 1,275 euros. En el lado opuesto, los más caros los tiene Repsol en varias estaciones de servicio situadas en Santiago y en concellos próximos como Negreira y Padrón, con 1,559 euros. Con respecto a la gasolina, la mejor opción es la de Plenoil en Ourense (1,245 euros), mientras el importe más elevado también corresponde a surtidores de Repsol en Compostela y municipios cercanos (1,689 euros). 

En la actualidad, apenas el 20% de los puntos de venta dispensan gasolina a menos de 1,5 euros el litro. En el caso del diésel, solo una cuarta parte lo ofrecen por debajo de los 1,4 euros. 

Si, como vaticinan algunos expertos, el barril del petróleo alcanza los 100 dólares, los carburantes se encarecerán todavía más. En la actualidad, el Brent, el crudo referencia en Europa, cotiza en el entorno de los 90 dólares. 

Galicia es la autonomía peninsular con los combustibles de automoción más caros tras País Vasco y Madrid. En el polo opuesto, los que pagan los precios más bajos son los murcianos, aragoneses y valencianos.

Comentarios