Lunes. 12.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 12.11.2018
El tiempo

EL VALOR MEDIO DE LOS PRÉSTAMOS PARA VIVIENDA SUBE A 96.000 €

Pontevedra comienza el año con el primer repunte de hipotecas desde 2010

Gente paseando frente a uno de los pocos edificios en construcción en el municipio
Gente paseando frente a uno de los pocos edificios en construcción en el municipio
En enero de 2015 se concedieron en la provincia 250 préstamos para adquirir una vivienda, un 22% más que en el mismo mes de 2014. La comparación con los tiempos de la burbuja inmobiliaria es reveladora: el año pasado se aprobaron un 83% menos de créditos hipotecarios que en 2007 y las compraventas bajaron un 60% en seis años

Por primera vez desde 2010, los pontevedreses empezaron el año con un repunte de hipotecas para la compra de vivienda que parece confirmar el cambio de tendencia en la concesión de préstamos. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las entidades bancarias autorizaron el pasado mes de enero 250 hipotecas para adquirir un piso o una casa unifamiliar, lo que implica una subida del 22% respecto al mismo mes de 2014 (en el que se formalizaron 205) y hace pensar en una mejoría del mercado inmobiliario.

Los agentes consultados confirman los indicios y señalan que los bancos han abierto el grifo crediticio que permaneció atascado durante tantos años. Eso sí, también advierten de que las condiciones son mucho "más estrictas" que las que regían en plena burbuja inmobiliaria, cuando los límites eran menores a nivel de requisitos y de importes máximos. "Antes era mucho más fácil acceder a un préstamo. Ahora los bancos empiezan a abrir la mano, pero plantean condiciones más exigentes", advierte el titular de una céntrica inmobiliaria (que prefiere mantener su nombre en el anonimato).

Otro síntoma de recuperación es que el valor de los créditos que se están concediendo en la provincia han subido de importe y, si en enero de 2014 las hipotecas suscritas sumaban 17,6 millones de euros, las de enero de este año ya rozan los 24. Esto implica un incremento del 41% en las cantidades financiadas que, de nuevo, puede ser interpretado como una señal de que los pontevedreses están encontrando más facilidades para firmar un préstamo hipotecario.

En 2006 las hipotecas concedidas en la provincia superaron los dos billones; en 2014 se quedaron por debajo de los 268 millones

COMPARACIÓN. El balance anual será clave para ratificar o desmentir estos aparentes indicios de mejoría, porque lo cierto es que hasta la fecha las estadísticas arrojan una lectura bastante negativa de todo lo relacionado con el mundo de la construcción.

Sin salir del apartado de las hipotecas, las estadísticas del INE alertan de que el número de préstamos para comprar viviendas descendió en picado durante los últimos nueve años, hasta tal punto que en 2007 fueron aprobados 17.500 y en 2014 un total de 2.890, es decir, un 83,4% menos.

El valor de los créditos incluso se ha visto reducido en un porcentaje mayor, del 87%. Traducido en números significa que en 2006 el recuento de los préstamos hipotecarios concedidos en la provincia superó los dos billones de euros, mientras que el de 2014 se quedó por debajo de los 268 millones.

COMPRAVENTA. Durante este tiempo los compradores con ahorros, con elevado poder adquisitivo o con otras opciones que les permitieron adquirir una vivienda sin necesidad de crédito mantuvieron buena parte del mercado inmobiliario. De hecho, esta es la principal causa que explica por qué la compraventa de viviendas descendió en menor proporción que el número de hipotecas y por qué en este caso se habla de un descenso del 60% desde 2007. En cifras concretas, los registros del INE señalan que hace ocho años se realizaron en la provincia 9.897 operaciones de compraventa de vivienda y que en 2013 (último dato publicado a este respecto) se cerraron 3.870 (el 53% obra nueva).

Pontevedra comienza el año con el primer repunte de hipotecas desde...
Comentarios