El presidente de la CEP, sobre el salario de Garamendi: "No me parece sensible"

Cebreiros ha apuntado que esa situación puede traducirse en "ataques" a la clase empresarial ► El presidente de la CEOE cobrará un salario de unos 400.000 euros al año 
Antonio Garamendi. ARCHIVO
photo_camera Antonio Garamendi. ARCHIVO

El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), Jorge Cebreiros, ha afirmado este martes que no le parece "sensible" que la CEOE pague a su presidente, Antonio Garamendi, un salario de unos 400.000 euros al año, y ha apuntado que esa situación puede traducirse "en lo que está pasando", es decir, en "ataques" a la clase empresarial.

En respuesta a preguntas de los medios, Jorge Cebreiros ha eludido valorar si es adecuado o no que tenga un contrato de alta dirección o sea autónomo porque, ha explicado, desconoce cuál era la situación contractual de los anteriores presidentes.

Al respecto, ha señalado que, aunque la presidencia se asuma para 4 años, puede ocurrir que la persona que la ostenta decida dejarla antes, y quizá sea "mejor para la organización" tenerlo como autónomo y no como alto directivo, porque tendría que pagarle una indemnización.

En todo caso, y al margen de la cuestión de la forma, sí ha criticado el fondo, y ha señalado que "no es sensible en estos momentos" que un alto directivo de la CEOE tenga ese salario. "Puede producirse lo que se está produciendo, un ataque a los empresarios. Que si no nos sentamos a la mesa del diálogo social, que no nos sentamos a revisar el SMI porque nuestro máximo directivo tiene un salario que no es sensible con la realidad. Eso puede estar complicándonos la vida a todos", ha sentenciado.

Por otra parte, preguntado sobre la subida del SMI, el presidente de la patronal pontevedresa ha manifestado su rechazo a las decisiones que se adoptan dejando "fuera de la negociación" a la parte empresarial. 

Así, sin entrar a valorar la cuantía de la subida, ha advertido de que debería haber una negociación previa para saber "si todas las empresas y todos los sectores" pueden asumir esa subida. Adicionalmente, ha recordado, "no es lo mismo vivir en Madrid que en Tui" para un perceptor del SMI.

Cebreiros ha reprochado al Gobierno que proclame la importancia del diálogo social, mientras que la patronal se entera "el día anterior o el mismo día" de esa decisión.

Unidas Podemos ve "vergonzoso" que Garamendi se suba el sueldo a 400.000 euros y no quiera negociar el SMI
La portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Aina Vidal, ha calificado como "vergonzosa" la postura del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, a quien se subió el sueldo hasta los 400.000 euros brutos anuales mientras que se ausentaba en las negociaciones con sindicatos y Gobierno para una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). 

"Entendemos que este caso es vergonzoso", ha denunciado la diputada, subrayando que "oponerse a subir el salario mínimo cayendo la que está cayendo no es aceptable". Una posición "mucho menos" justificada, ha comentado Vidal, "cuando uno se sube el sueldo a 400.000 euros anuales como ha hecho Garamendi".

A renglón seguido, la diputada ha valorado la subida del SMI que será aprobado en Consejo de Ministros, una medida que "no solo es justa después de años de crisis y congelación salarial", sino que también resulta "muy eficaz" para reducir la brecha de género y la precariedad de los trabajadores más vulnerables.

"Es un muy buen día para España", ha enfatizado Vidal, quien además defiende que un nuevo salario mínimo más alto supone a su vez un empuje "tremendo" para que suban el resto de salarios sectoriales.