Proyectan crear dos polos para dar otra vida al aceite usado en A Estrada y Cervo

La Fundación Olidís quiere levantar una planta de biodiésel en el concello pontevedrés y elaborar cosméticos desde un laboratorio en A Mariña
Juan Manuel Luque (en el centro) y otros impulsores. EP
photo_camera Juan Manuel Luque (en el centro) y otros impulsores. EP

Un nuevo proyecto empresarial basado en la economía circular y la generación de empleo para personas con discapacidad y en riesgo de exclusión social dando una segunda vida al aceite de cocina usado despega en Galicia. Lo impulsa la Fundación Olidís, en la que participan seis empresarios de la comunidad y de fuera, con el objetivo de poner en marcha en A Estrada una planta de producción de biodiésel a partir del aceite de las frituras, iniciar desde un laboratorio en Cervo una prueba piloto para elaborar cosméticos a partir de ese residuo que generan los hogares y poner en marcha un tercer centro para producir jabón líquido, cuya ubicación está por determinar.

El proyecto lo ideó "hace mucho tiempo" Juan Manuel Luque, un empresario de origen catalán que ahora reside en A Estrada y es uno de los creadores de esta fundación, que quiere acreditarse como centro especial de empleo. Ya cuentan con los 8 millones de euros que están dispuestos a invertir en este plan, todos fondos propios, y están a la espera de cerrar los últimos acuerdos y el calendario para empezar a hacer realidad una iniciativa que en conjunto podrá emplear a más de 450 personas.

Estiman que, a partir de enero, podrían empezar las obras de construcción en A Estrada de la planta de biodiésel, un biocarburante líquido que puede usarse, por ejemplo, como combustible o desengrasante. De hecho, el famoso KH7 está compuesto en un 95% de biodiésel. Ya tienen el beneplácito del Ayuntamiento y queda por concretar la ubicación de la planta. "Será una de las más grandes de Galicia", señala Luque. La inversión prevista en este centro es de 6,5 millones de euros.

COSMÉTICOS Y JABÓN. Antes incluso de que acabe el año podrían estar operando en Cervo. El empresario explica que han llegado a un acuerdo con el alcalde, Alfonso Villares, que esperan formalizar "en breve" para iniciar una prueba piloto de elaboración de cosméticos a partir de aceite vegetal usado, agua de mar y otros productos gallegos. A este proyecto destinarán 1,5 millones.

Es la misma cuantía que están dispuestos a invertir en una tercera instalación para elaborar jabón líquido. El proceso consiste en mezclar el aceite de cocina con sosa cáustica, calentarlo y obtener ese producto para su uso, por ejemplo, en lavadoras. El emplazamiento de este centro está por decidir.

Además, proyectan crear varios puntos en Galicia a los que llevar el aceite recogido en los domicilios para desde allí desplazarlo a las plantas de producción.

EMPLEO. Uno de los aspectos diferenciales de esta iniciativa es que los empleos que se creen con su puesta en marcha se cubrirán únicamente con personas que tengan algún tipo de discapacidad -física, mental, intelectual, sensorial o de cualquier tipo- o que estén en riesgo de exclusión social. Las estimaciones apuntan a más de 450 puestos de trabajo.

Los impulsores del proyecto no buscan socios, pero no cierran puertas. "Si alguien quiere unirse, estamos abiertos a escuchar".

Comentarios