Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

PSA calienta motores

Montaje de baterías en la planta de PSA de Vigo. AEP
Montaje de baterías en la planta de PSA de Vigo. AEP

El grupo divulga las primeras imágenes de los modelos que lanzará este año desde la factoría de Vigo y empieza por la versión turismo

 

psaLas nuevas siluetas en las que trabaja la factoría viguesa de PSA empiezan a asomarse y a calentar motores, en la cuenta atrás para su salida a la calle. Tras meses de pruebas, el grupo automovilístico galo enseñó este martes al mundo las primeras imágenes oficiales de las furgonetas fabricadas en Balaídos que sacará al mercado este año, las del llamado proyecto K9, y decidió iniciar el lanzamiento comercial empezando por anunciar la versión turismo de los vehículos, la destinada a pasajeros. Aunque de momento mostró apenas el morro. Las siluetas enteras se descubrirán "en las próximas semanas", cuando las presente cada marca: Peugeot, Citroën y Opel/Vauxhall.

Revelarán entonces cómo serán los modelos que sustituyan a la Berlingo, la Partner y la Combo, que, como esas, tendrán variante familiar e industrial. PSA se centró el martes en el segmento 'ludospace’, y apuntó que las "versiones turismo se declinarán en versiones industriales en los próximos meses". Falta conocer las fechas concretas, en un proyecto que se comenzó a gestar hace tres años, garantiza una década de actividad e incorpora por primera vez al catálogo de Vigo un modelo de Opel, adjudicado antes de que PSA comprase en 2017 la marca. De momento se fabrican lo que se llama "preseries", destinadas a ensayos.

A la espera de afinar más el calendario, la multinacional gala recuerda que, "para responder a las ambiciones comerciales de esta nueva oferta", en los próximos meses se reforzarán las plantillas de Balaídos y Malgualde, la planta portuguesa que ya monta las mismas furgonetas que la viguesa y también trabaja con las nuevas. "Esas dos fábricas del polo industrial ibérico, con el mejor nivel de rendimiento de PSA, han acometido profundas transformaciones para acoger estos nuevos modelos", subraya el grupo. En esa línea, habla de "innovaciones industriales" entre las que están incluidos robots colaboradores y que "harán que ambas plantas entren en la era de la fábrica 4.0".

Citroën, Peugeot y Opel presentarán en las "próximas semanas" las nuevas furgonetas, que estarán disponibles con dos largos distintos

En cuanto a los modelos, para los que se ha desarrollado una plataforma "inédita", la multinacional desvela poco más de lo que se ve en las imágenes que ha divulgaldo del frontal de las tres furgonetas. Sí confirma que estarán disponibles en dos longitudes diferentes y que ambas tendrán versiones de cinco y siete plazas. Asegura, además, que tendrán equipamientos de ayuda a la conducción de "última generación", un capó "alto y corto" y "un volumen de maletero por encima de la media del segmento".

"A partir de una base común, presentamos modelos perfectamente diferenciados, y cada uno inscrito en el ADN de cada una de nuestras marcas", asegura el director de programas y de estrategia de PSA, Olivier Bourges. Las versiones industriales, sin ventanas en la parte trasera, se conocerán después.

FUTURO. Con una plantilla que, a la espera de contar los refuerzos anunciados, ronda los 5.700 efectivos, la factoría viguesa de PSA se enfrenta con el K9 al proyecto que renueva su principal línea de actividad, la centrada en los vehículos comerciales. No en vano, de las 434.850 unidades producidas en 2017 en Balaídos, cerca del 60% eran Berlingo y Partner. Es más, Vigo y Mangualde alcanzaron en ese ejercicio la mayor cifra anual de esos modelos en los diez años que tienen de vida.

La factoría viguesa —que además de las furgonetas fabrica dos versiones del C4 Picasso, el C-Elysée y el 301— tendrá después por delante otro proyecto, para incorporar en 2020 un todocamino de Peugeot. Con ese horizonte, la Xunta estima que a partir de ahí la planta superará los 500.000 vehículos anuales, para acercarse a su récord histórico. Se remonta a 2007, cuando, antes de acusar la crisis, se alcanzaron los 547.000.

Balaídos prepara el cuarto turno
Mientras ultima las pruebas de las furgonetas, la planta viguesa de PSA avanza en el proceso de selección del personal para poner en marcha su cuarto turno de trabajo, pensado para el fin de semana y a estrenar en junio. Atendiendo a la información sindical, se prevé ir incorporando 900 trabajadores en los próximos meses.

El grupo apunta que el nuevo turno servirá para hacer frente "al aumento de producción previsto para los actuales Partner y Berlingo" y que a partir de octubre se destinará a la producción de los nuevos modelos. 

En la planta portuguesa de Mangualde, mientras, preparan lo que será su tercer turno. Allí se prevén 225 contrataciones, para ampliar un equipo que, según la web de la planta, cuenta con unos 700 efectivos.

PSA calienta motores
Comentarios