La renta por habitante de Pontevedra creció en 2021 y duplicó la de A Cañiza

En cuatro concellos de la provincia las prestaciones son la principal fuente de ingresos, por delante de los salarios
Vista de Pontevedra. ARCHIVO
photo_camera Vista de Pontevedra. ARCHIVO

Lugar de residencia de grandes fortunas como Sandra Ortega, los Jove y cuna de tecnológicas como Altia, Emetel o Disashop, Oleiros se mantiene firme en su trono de concello más próspero de Galicia, con una renta disponible por habitante de 22.755 euros brutos en 2021. Con todo, esta cifra se redujo un 2,2% con respecto a 2020, el año en el que la pandemia hizo mella en los ingresos de muchos negocios y hogares, aunque mecanismos como los expedientes de regulación temporales de empleo (Erte) o el ingreso mínimo vital fueron claves para mantener el nivel de rentas de muchas familias.

Pese a la contracción, el dato de Oleiros prácticamente cuadruplica la referencia del municipio más pobre. Se trata de Negueira de Muñiz, donde la renta bruta se quedó en unos 6.143 euros por vecino tras crecer un 6,2%.

Así lo refleja el estudio que este viernes publicó el Instituto Galego de Estatística (Ige), que sitúa la media gallega en 16.229 euros, un 2,8% por encima del nivel del ejercicio precedente. El informe da una idea del dinero que los hogares tienen disponible para el gasto en consumo final o para destinar al ahorro al poner en relación los ingresos derivados del trabajo asalariado y autónomo y las prestaciones sociales con la carga fiscal y las cotizaciones.

Concellos pontevedreses

En la provincia, Nigrán fue el mejor posicionado, con 19.172 euros por cabeza, un 2% menos que en 2020 y el doble que A Cañiza (9.092 euros), que es uno de los cinco municipios pontevedreses que no llegan a las cinco cifras. Los siguientes ayuntamientos que ocupan el podio son Pontevedra, con 18.375 euros (+3,5%) y Vigo, con 17.765 (+2%). La ciudad olívica y Ferrol son las únicas de las siete urbes que no entran en el top 10, en el que la capital provincial ocupa el noveno puesto.

En la parte baja de la tabla, tras A Cañiza figuran dos municipios del interior: Dozón, con un millar de habitantes y una renta media bruta que en 2020 se contrajo un 4,9%, hasta los 9.448 euros, y Rodeiro, con unos 2.300 empadronados y donde los ingresos medraron un 1%, hasta los 9.913 euros.

Fruto del vaciamiento del medio rural y de la falta de relevo generacional en una Galicia envejecida, en cuatro de los 61 municipios de la provincia la principal fuente de ingresos fueron las pensiones y prestaciones, en lugar de las rentas del trabajo asalariado. Se trata de A Lama, Dozón, Crecente y Rodeiro. Lugo y Ourense concentran 86 municipios en esta situación.

Comentarios