sábado. 18.01.2020 |
El tiempo
sábado. 18.01.2020
El tiempo

Los sindicatos denuncian el uso de falsos autónomos para reducir costes laborales

Repartidor de Deliveroo. EP
Repartidor de Deliveroo. EP

Entre 100.000 y 210.000 trabajadores por cuenta propia deberían ser asalariados en plantilla, según Ata y Uatae

 

Al calor de incentivos como la tarifa plana de 50 euros, a partir de 2013 el empleo por cuenta propia fue cobrando un creciente protagonismo como fuente de ocupación, aunque ahora que las plantillas vuelven a crecer va perdiendo fuelle. Con todo, en un escenario en el que el total de afiliados al régimen especial bordea los 3,2 millones, los sindicatos alertan de la extensión de la incorporación de falsos autónomos a firmas que, por esta vía, ahorran costes laborales.

Según la federación Ata, en el país hay unos 100.000 profesionales que, realmente, deberían cotizar por el régimen general al desempeñar la labor de un asalariado. No obstante, otras estimaciones como la de la unión de autónomos Uatae elevan a 210.000 los casos.

El transporte, el sector de la comunicación, el de los técnicos de ascensores, los instaladores de telecomunicaciones, los comerciales que trabajan puerta a puerta para comercializadoras de energía o la industria cárnica son algunos de los nichos en los que se detectan mayores bolsas de fraude. Al menos de momento, Galicia permanece al margen de lo que la CIG tacha de «novas formas de explotación», nacidas de la desregulación que rodea las modernas formas de economía digital como las de las plataformas de alquiler de coches con conductor Uber, Cabify o las de reparto de comida Deliveroo y Glovo.

"Isto xera competencia desleal e as empresas incorren en fraude de lei, que debe ser perseguida pola Inspección de Traballo", constata el presidente de Ata Galicia, Rafael Granados. La organización demanda, además, "máis seguridade xurídica" para los autónomos económicamente dependientes (Trade), aquellos que perciben al menos el 75% de sus ingresos totales de un solo cliente. Al cierre de 2017 había 9.991 Trade en España, cuyos contratos deben estar registrados en el Servicio Público de Empleo (Sepe) y que tienen derecho a un descanso semanal, la fijación de una jornada máxima, festivos y vacaciones y, en caso de que se rescinda la relación laboral, pueden reclamar una indemnización. ¿Qué los distingue entonces de un empleado en nómina? Entre otros aspectos, el hecho de que deben disponer de su propio local y materiales y organizar su jornada con independencia.

Para Francisco González, el secretario de negociación colectiva de la CIG, la jurisprudencia del Supremo es clara al establecer como criterios básicos "a voluntariedade da relación laboral", una retribución negociada y que "a organización do horario e estrutura do traballo" corresponde al trabajador, que debe tener una infraestructura productiva propia. "Se a Inspección quixera, baixo estes parámetros comprobaría que a maioría son falsos autónomos", sostiene González.

Por su parte, el secretario de política sindical de UGT Galicia, Luís Baneira, sostiene que el registro del contrato en el Sepe "non é suficiente para supervisar a legalidade» de esos contratos, pues no existen «os medios humanos precisos para unha vixilancia real e efectiva".

Desde CC OO, la secretaria de empleo, Maica Bouza, echa en falta "vontade política para loitar contra a fraude", un objetivo para el que "se precisan máis medios económicos e humanos" tanto en la Inspección como en la Agencia Tributaria. 
 

¿Cómo denunciar estos abusos?
Para aquellos autónomos que tienen las obligaciones de un asalariado, pero no sus derechos, la vía judicial puede ser una opción, además de acudir a la Inspección de Trabajo. Desde Foro Avogados Lugo, Alberte Rodríguez explica que hay dos momentos para presentar una denuncia: al extinguirse la relación laboral o mientras se está trabajando. Aunque la mayor parte es reticente a actuar contra la empresa estando en activo, el letrado recalca que con una demanda de indefinición el afectado "queda protexido polo dereito de indemnidade", lo que impide su despido.

Si la denuncia se presenta tras la rescisión de la relación y el juez declara el despido improcedente, la empresa puede elegir entre readmitir o indemnizar. "Se se fai previamente e se gaña a demanda de indefinición, a compañía sempre terá que incorporar o afectado como asalariado fixo" con su correspondiente antigüedad, expone Rodríguez, que añade que, "se perdes, quedas como estabas", cubierto por el derecho de indemnidad.

 

Empleo analiza la situación de los trabajadores por cuenta propia de la cooperativa Servicarne
La cooperativa catalana Servicarne está siendo objeto de una intensa campaña de los sindicatos, que sostienen que cuenta con 5.000 falsos autónomos en varios puntos del Estado. En Galicia, la CIG lleva "máis dun ano" esperando la respuesta de la Inspección de Trabajo, ante la que han cursado "máis de 80 denuncias" por la situación de los operarios que trabajan en la planta de Frigolouro, en O Porriño.

A la espera del veredicto del grupo de expertos creado por el Ministerio de Empleo para estudiar la situación de la plantilla de la sociedad catalana —en sus manos está determinar si deberían tener consideración de asalariados y cotizar por el régimen general—, la CIG explica que al menos se han conseguido ciertas mejoras en lo que toca a los ritmos de trabajo en el matadero y en el área de despiece. 

No obstante, el principal problema sigue sin solución, pues como autónomos, los operarios "carecen de indemnizacións por despedimento, vacacións pagadas, salario certo" y tampoco tienen cubiertas las contingencias por accidente laboral, entre otros aspectos.

AFECTADO
Entre los afectados está Luis, que es socio cooperativista de Servicarne desde hace seis años y trabaja en la factoría de Frigolouro, en la que tiempo atrás fue asalariado y en la que vio como, poco a poco, la empresa "foi incorporando máis autónomos e destruíndo postos fixos". Entre el matadero y la zona de despiece la factoría cuenta con unos 240 trabajadores y todos cotizan por cuenta propia, según Luis, que indica que solo quedan asalariados en el área de elaborados.

A nivel retributivo, este trabajador —que cada mes suma a la cotización de autónomos el pago de 50 euros de cuota a Servicarne— apunta que dejó de ganar "uns 7.000 euros ao ano" si pone en relación los años en que fue empleado y la etapa actual.

 

Los sindicatos denuncian el uso de falsos autónomos para reducir...
Comentarios