Stellantis Vigo suspende su producción "hasta nuevo aviso" por la 'crisis de los microchips'

Estos problemas de suministro están afectando a plantas de automoción y otras actividades industriales en todo el mundo
Un operario monta un coche en la factoría de PSA en Vigo. DP
photo_camera Un operario monta un coche en la factoría. DP

La dirección de la planta del grupo Stellantis en Vigo (antes PSA Peugeot Citroën) ha confirmado que suspenderá desde este jueves la actividad de los dos sistemas de producción debido a problemas de aprovisionamiento.

Así, "ante circunstancias de fuerza mayor" por la denominada crisis de los microchips, que afecta a sus proveedores y que se ha traducido en falta de ciertos componentes, la fábrica viguesa suspenderá su actividad desde las 22.00 horas de este jueves y "hasta nuevo aviso".

Estos problemas de suministro, que están afectando a plantas de automoción y otras actividades industriales en todo el mundo, han obligado a suspender la producción en Stellantis Vigo en varias ocasiones desde principios de año.

De hecho, en las últimas semanas las paradas han sido habituales en la factoría de Balaídos y, en los últimos 10 días, apenas ha habido jornadas de trabajo con normalidad.

Precisamente, en las últimas horas, el director de la planta viguesa, Ignacio Bueno, ha mantenido una reunión con el comité de empresa para informar de la situación y para confirmar que el escenario de "incertidumbre" se puede prolongar, aunque con la previsión de que "la situación más desfavorable" se viva durante el primer semestre de este año.

En cualquier caso, la planta viguesa aprobó a finales de marzo pasado la aplicación de un Erte (del que se desmarcaron los sindicatos CIG y CUT) para gestionar esta situación. La regulación afecta a trabajadores fijos a tiempo completo que hayan agotado otros mecanismos de flexibilidad, como la adecuación de jornada o la bolsa de horas, por un máximo de 60 días y tiene vigencia hasta final de este año.