El Ere de Telefónica afectará a 339 empleados en Galicia

En Pontevedra hay alrededor de 200 empleados de esta empresa ► En total, afectará a unos 5.100 puestos de trabajo en España
Instalaciones de Telefónica en Madrid. ARCHIVO
photo_camera Instalaciones de Telefónica en Madrid. ARCHIVO

Telefónica y los sindicatos han constituido este lunes las mesas de negociación de los expedientes de regulación de empleo que afectarán a las tres principales filiales de la compañía en España (Telefónica de España, Móviles y Soluciones), para las que la empresa ha propuesto un total de 5.124 bajas hasta 2026, según han informado a Europa Press fuentes sindicales. En Galicia, la medida afectará a 339 empleados.

En concreto, la empresa ha trasladado a los sindicatos que el "excedente funcional" es de 81 trabajadores en Telefónica Soluciones, de 958 en Telefónica Móviles y de 4.085 en Telefónica de España.

"El elevado excedente funcional puede acometerse desde diversas medidas de acción: recualifación y cambio de actividad, a través de 'upskilling' y/o 'reskilling', internalizaciones y las bajas propiamente dichas, que serán inevitablemente inferiores en número (en referencia a los 5.124 del "excedente funcional"), ha matizado UGT.

En ese sentido, CC OO ha indicado en un comunicado que en el marco de las conversaciones del Ere también se abordarán otras cuestiones como la universalidad del mismo, además de las condiciones económicas y sociales y que se enlace con la jubilación. 

"La empresa plantea un excedente funcional ocasionado por los cambios tecnológicos, por necesidades de mercado y por otras causas que están recogidas en la preceptiva memoria que justificará su decisión y que analizaremos minuciosamente", ha añadido CC OO.

A pesar de ese contexto, el sindicato ha afirmado que "es momento de poner en valor a la plantilla" de Telefónica, dado que se encuentra en "constante estado de adaptación" por "compromiso, responsabilidad y profesionalidad". 

"Hoy se han constituido formalmente mesas de negociación en Telefónica de España, Telefónica Móviles España y Telefónica Soluciones. En ese marco, la empresa ha comunicado a los distintos representantes de los trabajadores el ajuste correspondiente a cada una de estas sociedades para adecuarlas al exigente proceso de transformación y adaptación que requiere la nueva era digital", ha indicado por su parte Telefónica.

En ese sentido, la empresa ha indicado a los sindicatos que el excedente de plantilla en la Comunidad de Madrid es de 1.580 empleados (el 30,84% de los 5.124 afectados) entre las tres filiales, mientras que en Cataluña la cifra asciende a 777 (15,16% del total) y en Andalucía a 691 (13,49% del total).

Les siguen la Comunidad Valenciana, donde el "excedente" de empleados se sitúa, entre las tres filiales, en 343 empleados (6,69%), Galicia (339 empleados; 6,62%), Castilla y León (286 empleados; 5,58%), País Vasco (255 empleados; 4,98%), Asturias (140 empleados; 2,73%), Canarias (136 empleados; 2,65%), Aragón (128 empleados; 2,5%) y Castilla-La Mancha (119 empleados; 2,32%).

Por debajo de los 100 trabajadores afectados por los expedientes de regulación de empleo se sitúan Murcia, con 90 empleados (1,76%), Islas Baleares (77 empleados; 1,5%), Extremadura (76 empleados; 1,48%), Cantabria (42 empleados; 0,82%), Navarra (36 empleados; 0,7%) y La Rioja (9 empleados; 0,18%).

Plantilla en Galicia

En Galicia, la plantilla está compuesta por unas 600 personas y la semana pasada se encontraba "expectante" tras anunciar la empresa su intención de aplicar este Ere. Finalmente, la medida afectará a 339 empleados.

De acuerdo con los números del responsable de Comunicaciones de FESMC UGT Galicia, José Ramón Vizcaíno, trabajador de Telefónica, los empleados de la compañía en la comunidad gallega son en la actualidad 573: en Lugo 44 y también 44 en Ourense, 321 en A Coruña y 164 en Pontevedra. 

Por su parte, el también trabajador y representante de la CIG Henrique Vieitez maneja unos datos similares de plantilla: 41 en Lugo, 44 en Ourense, 318 en A Coruña y 197 en Pontevedra, lo que sitúa el total en 600. 

La provincia de Pontevedra, que llegó a tener en su día más de un millar de empleados, ha destacado –en el ámbito estatal– por porcentajes pequeños de acogimiento a los expedientes de regulación o planes de suspensión individual.

Afectación

UGT también ha explicado que el despido colectivo afectará a empleados nacidos en 1968 y años anteriores que tengan una antigüedad mínima en la empresa de 15 años

Además, ha reiterado la posición que también defienden los otros sindicatos, que es que "no habrá acuerdo en el Ere (expediente de regulación de empleo) si no hay un acuerdo en el convenio que blinde garantías y estabilidad". 

Si bien desde algunas de las organizaciones sindicales presentes en las negociaciones se esgrime que no habrá un acuerdo en el Ere sin un convenio garantista para la plantilla, otras fuentes de los sindicatos apuntan que la empresa ha dejado caer la posibilidad de prorrogar el convenio colectivo vigente si no se aceptan sus pretensiones en cuanto al volumen del despido colectivo. 

UGT ha incidido también en que "seguirá luchando" para que la empresa tome en consideración políticas de reinternalización de funciones y de reskilling para asegurar la empleabilidad de la plantilla y moderar el impacto. 

Así, las próximas reuniones para negociar tanto el despido colectivo como el nuevo convenio –el actual es una prórroga del anterior y expira el 31 de diciembre– tendrán lugar el próximo lunes, 11 de diciembre. 

Se prevé que las cuatro negociaciones –las de los tres expedientes de regulación de empleo y la del convenio– finalicen en el plazo de un mes, alrededor de comienzos de enero de 2024. 

Precisamente, en 2024 Telefónica celebrará su centenario y, según apuntan los sindicatos, uno de los objetivos de la compañía es intentar evitar que estas negociaciones enturbien este hito, que también coincidirá con el apagado de la red de cobre de la compañía.

En este contexto, el secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha opinado este mismo lunes que Telefónica tiene "músculo suficiente" para evitar que el despido colectivo en las tres filiales redunde en una salida de trabajadores "traumática".

"Las prioridades son que no haya medidas de carácter traumático, que en el caso de que se produzca la salida de trabajadores sea en buenas condiciones de acceso a la jubilación, que sirva para consolidar un proyecto de largo plazo de la empresa", ha afirmado Sordo. 

Además, ha defendido la necesidad de que los empleados afectados por el Ere "queden cubiertos perfectamente hasta la edad de jubilación".

La compañía ha justificado el ERE por "causas organizativas" y, en ese sentido, argumenta que tiene un "excedente funcional" de trabajadores con arreglo a la modificación de los servicios de la empresa, a la finalización del despliegue de fibra óptica hasta el hogar (FTTH), al cierre del cobre y a otros elementos, como la automatización de procesos.

Comentarios