Las trabajadoras cobran al año 4.800 euros menos que los hombres en Pontevedra

Gestha pide nuevas medidas para acortar la brecha salarial ▶ El sindicato estima que cuatro de cada diez no llegan al SMI
Empleada de hogar trabajando. ADP
photo_camera Empleada de hogar trabajando. ADP

Coincidiendo con la celebración este jueves del Día para la igualdad salarial, los datos refrendan que, pese al camino recorrido, la brecha entre hombres y mujeres sigue ahí. Según el informe publicado el miércoles por los técnicos de Hacienda del sindicato Gestha, que toma como base las estadísticas de retenciones de la Agencia Tributaria, las trabajadoras pontevedresas cobraron de media 18.604 euros en 2022, 4.798 euros menos que los hombres, esto es, un 20,5% menos.

En Galicia, la diferencia fue incluso más pronunciada de 4.519 euros, pues ellas percibieron una nómina de 19.666 euros, un 18,7% menos que sus compañeros.

Pese a reconocer que las sucesivas subidas del salario mínimo interprofesional (SMI) han supuesto una mejora, Gestha llama al Gobierno a seguir adoptando medidas para acortar la distancia. Sus recetas incluyen un aumento de las plazas en las escuelas públicas de cero a tres años y en "centros especializados para la atención y el cuidado de personas mayores o dependientes".

Los técnicos del fisco sostienen que las desigualdades "se agravan" sobre todo en las edades en las que se concentra la maternidad "y el cuidado de los ancianos". Dando un paso más, el secretario general del sindicato, José María Mollinedo, reclama un pacto de Estado, para promover "un cambio cultural" para lograr una promoción profesional "más igualitaria", lo que pasa por una mayor implicación masculina en la conciliación con el fin de "romper con la parcialidad y el techo de cristal" que afronta la mujer.

Según los cálculos del colectivo, 3,9 millones de españolas no llegaron a cobrar en el conjunto de 2022 el equivalente al SMI (entonces se situó en 1.000 euros brutos al mes), esto es, un 42,5% de las ocupadas. Ellas fueron entonces más de la mitad del contingente de trabajadores que no alcanzó los 14.000 euros anuales.

Si el análisis se hace a la inversa, estudiando los estamentos más altos, Gestha observa que hay "poco más de dos mujeres" por cada diez puestos directivos con salarios superiores a los 140.000 euros anuales, al tiempo que son el 40% en el grupo de ingresos a partir de 56.000.

En un país en el que la brecha más pronunciada es la de Madrid, donde ellas cobran 7.971 euros menos al año, las diferencias son pronunciadas entre sectores. En el caso de las pontevedresas, Gestha apunta que en el área financiera la nómina femenina es inferior a la de un varón en 9.539 euros y que en información y comunicaciones cobran 7.142 euros menos.

La UE pone el foco en el potencial de los jóvenes 'nini'

El comisario europeo de Empleo, Nicolas Schmit, avisó este miércoles del riesgo de que la UE pierda el potencial que tienen para el mercado laboral los jóvenes que ni estudian ni trabajan, esto es, los conocidos como nini. Es por ello que instó a dedicar esfuerzos a su formación y a que encuentren un empleo.

Actualmente Europa carga con 8 millones de nini, según apuntó el luxemburgués. A juicio del socialdemócrata, la UE debe revaluar "cómo se ven la formación profesional y las profesiones técnicas" y calificó de "enfoque anticuado" que se potencie que los jóvenes vayan a la universidad, cuando falta mano de obra formada.

Comentarios