La Xunta anuncia una bonificación del 50% en el impuesto de patrimonio

Rueda reclama al Gobierno la "descentralización" de la gestión de los fondos europeos y demanda nuevamente que se recurra el veto a la pesca
El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda. LAVANDEIRA JR. (EFE)
photo_camera El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda. LAVANDEIRA JR. (EFE)

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha anunciado que la Xunta ampliará la bonificación al impuesto de patrimonio, que pasará de un 25% al 50% en el presupuesto de 2023. "Tomaremos decisiones en materia fiscal", ha dicho sobre unas cuentas centradas, ha avanzado, en "proteger la actividad empresarial y a las personas".

"Estamos estudiando otras medidas –en materia fiscal–, pero adelanto que no subiremos impuestos". "Es mucho mejor bajar impuestos que subirlos, no tiene ningún sentido subirlos", ha recalcado en un foro económico en el que ha pronunciado una ponencia sobre Competitividad e innovación para una Galicia con más certezas.

"Estamos acabando de terminar un presupuesto serio al que le faltan variables importantes para acabar de cerrarlo", ha afirmado también en respuesta a las demandas de información sobre el mismo de la oposición.

Críticas a la ejecución de los fondos europeos por parte del Gobierno

En su intervención, ha vuelto a criticar la ejecución de los fondos europeos por parte del Ejecutivo central. "A día de hoy está despertando más incertezas que seguridades", ha manifestado tras rechazar la gestión "centralizada" de los mismos que, a su juicio, está suponiendo, entre otras cuestiones, "la incapacidad reconocida para hacer llegar los fondos a las pymes".

Por ello, ha reclamado un "cambio de sistema absoluto" antes de hablar de la segunda fase de estos fondos. "Que espabile el que tiene que espabilar", ha añadido sobre el Gobierno. "Otra solución para ya es que se descentralicen los pertes", ha indicado sobre los proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica.

Además, en referencia al contexto económico actual y los discursos políticos a este respecto, ha apelado, "frente a triunfalismo sin razón y un catastrofismo sin esperanza", a no "esconder los problemas" y trabajar para "dar esperanzas" y que la economía sea un mundo de "oportunidades".

"La vía del sentidiño, analizar las cosas, ver lo qué hay y dar soluciones", ha expuesto el titular del Ejecutivo gallego en una intervención en la que ha admitido que el invierno "va a ser duro".

Con todo, ha considerado que hay "indicadores para el optimismo", aludiendo, entre otros, a los datos del paro, aunque admitiendo que hay que avanzar "mucho" para responder a las necesidades de empleo y adaptarlas a lo que pide el mercado.

La transición energética en Galicia

En su discurso, ha defendido, sobre la situación económica, que "Galicia aprendió a exportar en tiempos complicados" y ha citado, en materia energética, que "el 74% de la energía eléctrica que se produce en Galicia es de renovables, ese objetivo está marcado en la UE para el 2030".

"No sé si la central térmica de As Pontes está medio abierta o medio cerrada", ha asegurado, no obstante, ante una "rectificación a medias" por parte del Gobierno". "Incertezas innecesarias", ha argumentado Rueda, quien ha rechazado aplicar "ideología y slogans" y concretar una "senda" en relación con la transición energética.

En el turno de preguntas, ha reclamado diálogo al Gobierno con las comunidades autónomas en cuestiones como la "sobrerrecaudación" actual por el precio del combustible. "No entiendo cómo retrasando la eólica marina", ha manifestado, pidiendo que se tomen decisiones.

Veto a la pesca de fondo

Mientras, ha vuelto a rechazar un "ecologismo mal entendido" en alusión al veto a la pesca de fondo en 87 áreas del Atlántico. Una medida, ha añadido, que "condena a la ruina" al sector.

"La Xunta está intentando defender los intereses de la gente", ha añadido pidiendo al Ejecutivo central que recurre el veto de Bruselas. "Entiendo que hay que prepararlo bien, ofrecemos toda nuestra ayuda", ha apostillado.

BNG y PSdeG acusan a Rueda de "pelotazo" fiscal y "seguidismo" 
Las reacciones desde los partidos de la oposición en Galicia al anuncio de Rueda de doblar la bonificación en el impuesto de patrimonio hasta situarla en el 50% no se hicieron esperar. BNG y PSdeG cargaron contra el presidente Alfonso Rueda por aliviar la carga fiscal a los "más ricos" siguiendo, consideran, "instruccións" del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo.

Para la portavoz del Bloque, Ana Pontón, es "una burla" que se bajen impuestos a más de "7.000 «millonarios" mientras muchos gallegos "no llegan a fin de mes" en plena crisis de precios. Muy crítica con la medida, la de Sarria denunció también que el "pelotazo fiscal del PP" implica "menos recursos para sanidad, educación, dependencia o para luchar contra el cambio climático".

En este punto, reprobó que se amplíe la rebaja de este gravamen con "una atención primaria colapsada, recortes en sanidad y educación o un sistema de residencias de mayores totalmente privatizado". Así, Pontón acusó a los populares de "gobernar para una minoría" mientras "quita recursos" a la mayoría. "Dime a quién le bajas impuestos y te diré para quien gobiernas", espetó.

La líder de la formación cree que Rueda está al dictado del Génova. "No actúa como presidente de la Xunta, sino como militante obediente del Partido Popular", dijo.

También el secretario general del PSdeG acusó al mandatario autonómico de "hacer seguidismo político de las instrucciones de Feijóo a los barones territoriales del PP" y someter Galicia "a lo que opina Ayuso en Madrid o el presidente de Murcia" en lugar de tener "una política fiscal propia". Valentín González Formoso ve en la medida anunciada una "escasa sensibilidad con el pueblo gallego". El pontés señaló que la rebaja afectará a apenas el "0,02%" de los más ricos, los que "menos problemas tienen que sufrir en plena crisis económica", mientras "perjudica claramente" a la mayoría de los gallegos.

Tras mostrarse "decepcionado" con la decisión, Formoso añadió que "en cierta medida no sorprende", recordando la amnistía fiscal aprobada por el PP en 2012 con Cristóbal Montoro como ministro.

Comentarios