Los abonos gratuitos de Renfe se mantendrán en 2023

El Gobierno aprueba los Presupuestos de 2023, que consolidan el bono alquiler joven y amplían el gasto en Defensa ► Estas son las novedades
Calviño, Rodríguez y Montero. EUROPA PRESS
photo_camera Calviño, Rodríguez y Montero. EUROPA PRESS

El Gobierno ha aprobado este martes el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023, los más expansivos de la democracia española, con más de 198.000 millones de euros de techo de gasto, que incorporan el aumento del salario de los funcionarios, la actualización de las pensiones con el IPC, más gasto sanitario y nuevas ayudas a las familias y parados. Estas son las principales novedades:   

  1. Los abonos gratuitos de Renfe se mantendrán en 2023
  2. Los 100 euros por hijo se amplían a madres en paro o que hayan cotizado 1 mes
  3. Permiso parental de ocho semanas
  4. Se consolida el bono alquiler joven con 200 millones de dotación
  5. Las pensiones se llevan 39,2 euros de cada cien del presupuesto consolidado
  6. Ampliación del bono cultural joven
  7. Aumenta un 25% el gasto en Defensa
  8. El gasto sanitario se eleva un 6,7% y el de educación sube un 6,6%
  9. La previsión de crecimiento baja al 2,1% por la elevada incertidumbre

 

Los abonos gratuitos de Renfe se mantendrán en 2023

El Gobierno ha decidido mantener la gratuidad del transporte en trenes de Cercanías y Media Distancia para pasajeros recurrentes durante el año 2023, extendiendo así una medida que inicialmente iba a terminar el 31 de diciembre de este año. Así lo ha avanzado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha dado luz verde al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año. 

Montero ha detallado que, además de extender la medida, la convertirá en una política estructural para hacer un seguimiento de su impacto y de sus beneficios sobre la sostenibilidad y la reducción de emisiones contaminantes, por incentivar el uso del transporte público en detrimento del coche.  En concreto, los PGE incluirán una partida de 700 millones de euros para el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, lo que supondrá un incremento del 41,2% respecto al año pasado, la mayor parte destinada a esta medida. 

Montero se ha referido únicamente a la gratuidad que ya se está aplicando a los Cercanías (Rodalies en Cataluña) y Media Distancia, que dependen de Renfe, empresa pública dependiente del Ministerio de Transportes, a la que se le transferirán estos fondos. Sobre los descuentos del 30% en los abonos de transporte de las ciudades, ha señalado que se estudiará más adelante su posible extensión. 

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, también se ha referido a este anuncio diciendo que "los PGE 2023 contribuirán a seguir impulsando el transporte público para reducir las emisiones y la dependencia energética y aliviar la economía de las familias", en un mensaje en Twitter. 

Solo en el primer mes de funcionamiento, en septiembre, los viajes en trenes de Media Distancia han crecido un 40% y en trenes de Cercanías un 24% respecto al mismo mes del año pasado, con 1,5 millones de bonos gratuitos expedidos. 

Con estos datos, el ahorro para el medio ambiente calculado por el Gobierno es de 118 millones de litros de gasolina y hasta 360.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, respecto a si todos estos viajes se hubiesen hecho en coche. 

Los 100 euros por hijo se amplían a madres en paro o que hayan cotizado 1 mes

Los presupuestos generales del Estado de 2023 ya incluirán la ampliación de la ayuda de 100 euros al mes para madres con hijos de 0 a 3 años a aquellas mujeres que hayan cotizado un mes o recibido una prestación contributiva o asistencial. Actualmente ya existe una prestación de 100 euros al mes para mujeres trabajadoras dadas de alta en la Seguridad Social hasta que sus hijos cumplan 3 años y el Gobierno "amplía el colectivo de personas que van a poder recibir esta prestación". 

"Ya existe una prestación por crianza de 0 a 3 años para personas que están trabajando y durante el periodo que están dadas de alta en la Seguridad Social. La ley va a abundar en ampliar este colectivo, incorporar otras realidades también dentro de las prestaciones contributivas", ha precisado Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 

Sobre la ley de familias, que contempla la ayuda de 100 euros por hijo menor de 3 años pero universal para todas las madres, Montero ha pedido prudencia porque se trata de un borrador que llegará próximamente al Consejo de Ministros y puede sufrir algún tipo de modificación.  Así se ha pronunciado después de que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, haya desvelado este mismo martes que se impulsará una prestación de crianza de 100 euros para todas las familias con menores de 0 a 3 años. Si bien, la ministra de Hacienda ha querido ser "prudente" y no ha avanzado más detalles sobre la Ley de Familias, a la espera de que el borrador de esta norma llegue al Consejo de Ministros y sea presentado "en unos días" por la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. 

Lo que sí ha confirmado Montero es que esta Ley de Familias ha formado parte del paquete de la negociación que ha podido cristalizar con la aprobación este martes del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023. Respecto a las familias monomarentales, Montero ha indicado que el Gobierno quiere "recoger una realidad que existe" en la sociedad "donde hay mucha diversidad en el marco de las familias que ya no responden a patrones clásicos". Este hecho, según ha añadido, "hace necesario apoyar a las mujeres que deciden abordar la maternidad en solitario".  

Permiso parental de ocho semanas

El acuerdo presupuestario entre PSOE y Unidas Podemos contempla que la Ley de Familias se apruebe antes de que finalice este mes de octubre y el nuevo permiso parental para los trabajadores, dentro de esta normativa, de ocho semanas se podrá disfrutar hasta que el hijo cumpla ocho años

Otra novedad es la consideración de que las familias monoparentales con dos hijos sean consideradas como familias numerosas de cara a obtener beneficios sociales, una de las demandas que abanderaba Unidas Podemos dentro de la negociación presupuestaria. 

Por otro lado, se despliegan dos tipos de permisos por cuidado. El primero establece una libranza remunerada para los trabajadores para cuidados de familiares y convivientes. Concretamente, las mismas fuentes explican que servirá para que los empleados puedan dedicarse durante este periodo al cuidado de sus hijos, de las personas mayores a su cargo o acompañar al médico a su pareja, entre la modalidad de casuísticas que engloba dicha medida. 

Finalmente, se habilita un permiso de ocho semanas en principio no retribuido por cada hijo y al que los empleados tienen derecho a acogerse hasta que el menor cumpla ocho años.  De esta forma, se lanza una legislación a nivel nacional que permite transponer los principios de la directiva europea sobre la materia. 

No obstante, en la negociación entre los socios de coalición finalmente no se ha incluido la extensión de los permisos de maternidad y paternidad hasta los seis meses. Por tanto, Unidas Podemos ha tenido que renunciar a una de sus peticiones dentro de esta normativa. 

Se consolida el bono alquiler joven con 200 millones de dotación

Montero ha avanzado también que se va a consolidar el bono alquiler joven con una dotación presupuestaria de 200 millones en 2023. Así, se pondrá en marcha un programa de alquileres accesibles dotado con 260 millones de euros.
En total, ha detallado Moncloa, se movilizarán 3.472 millones de recursos en el capítulo de vivienda, un incremento del 5,4%.

El bono alquiler joven es una ayuda de 250 euros mensuales por dos años para personas de entre 18 y 35 años que cobren un salario inferior a tres veces el Iprem y alquilen una vivienda de 600 euros mensuales o menos (ampliables en cada comunidad a 900 euros) o una habitación de hasta 300 euros (ampliable a 450 euros).

Las pensiones se llevan 39,2 euros de cada cien del presupuesto consolidado

El pago de las pensiones se llevará 39,2 euros de cada cien de los presupuestos consolidados para 2023, con un gasto que se incrementa el 11,4 %, más del doble que en los presupuestos de 2022, por el aumento de pensionistas y porque las pensiones subirán alrededor del 8,5 % a causa de la inflación.

En concreto, el Gobierno destinará 190.687 millones de euros a las pensiones en 2023, lo que supone una subida del 11,4% respecto a la partida de 2022, debido a la actualización de las pensiones de acuerdo con el IPC, que el Gobierno estima en un alza del entorno del 8,5%, según consta en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentados este martes tras el Consejo de Ministros. 

Hacienda estima que la actualización de las pensiones estará en torno al 8,5%, de acuerdo con la inflación media de noviembre, como establece la normativa. "La dignidad de un país se tiene que medir en cómo tratamos a nuestros mayores y en cómo se comportan las partidas respecto a las pensiones", ha dicho Montero en la rueda de prensa. 

Ampliación del bono cultural joven

El proyecto presupuestario de 2023 prevé la ampliación al próximo año del bono cultural joven, de manera que quienes cumplan 18 años en 2023 podrán disfrutar de 400 euros para invertir en el ámbito cultural. En un comunicado, el Ministerio de Hacienda detalla que el proyecto presupuestario aprobado este martes prevé un incremento del 13,5 % de la dotación para cultura, hasta alcanzar los 1.804 millones.

Aumenta un 25% el gasto en Defensa

María Jesús Montero ha avanzado que el gasto en Defensa aumentará un 25% en 2023, cifra que permite avanzar hacia el compromiso alcanzado con la Otan de destinar a esa partida el 2% del PIB en 2029. Montero ha explicado que el presupuesto del ministerio aumentará un 6,5 % el año que viene, cifra que se incrementa al 8,4 % si se incluyen los fondos europeos y a la que se añadirán 4.900 millones de euros de los programas especiales de modernización, la mayoría destinados a contratos con la industria nacional del sector.

Sin citar expresamente a Podemos, crítico con el incremento en Defensa, Montero ha destacado que los 4.900 millones que se destinarán a los programas especiales de modernización contribuirán a crear 22.667 empleos de forma directa o indirecta y ha apostado por superar una visión "excesivamente militarista" de un gasto que es también una inversión generadora de puestos de trabajo. 

Según las cifras facilitadas a los medios, de los 9.791 millones de euros destinados en el presupuesto de 2022 a las políticas de Defensa se pasará a 12.317 millones en 2023, un 25,8 % más.

Si se excluye el plan especial de modernización, ha insistido Hacienda, el crecimiento del Ministerio de Defensa, del 6,5%, está en línea con el de otros departamentos y muy por debajo de los ministerios más sociales, como Derechos Sociales, que sube un 18 %, o Igualdad, con un 14 % más. Según ha explicado, ese 6,5% va destinado fundamentalmente al incremento de las retribuciones del personal militar.

El gasto sanitario se eleva un 6,7% y el de educación sube un 6,6%

Los presupuestos de 2023 incluirán un incremento del gasto educativo del 6,6 % respecto al año anterior, hasta 5.354 millones de euros, y un aumento del gasto sanitario del 6,7 %, que incluye 173 millones para atención primaria y 500 millones para infraestructuras de atención primaria y salud mental. Los presupuestos del próximo año, aprobados este martes en el Consejo de Ministros, incluyen también 50 millones para 1.000 nuevas plazas de primer curso de Medicina.

Dentro del gasto educativo se destina una "partida récord" para becas con 400 millones más para garantizar la igualdad de oportunidades, según ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Otros 300 millones se destinarán al programa "Escuela 4.0" para "acercar la tecnología al ámbito educativo". 
A la dependencia también se destinará un gasto récord, con un total 3.522 millones tras incrementarse su dotación en 620 millones.

La previsión de crecimiento baja al 2,1% por la elevada incertidumbre

El Gobierno ha rebajado seis décimas la previsión de crecimiento para el próximo año, hasta el 2,1%, debido principalmente a la elevada incertidumbre, que viene marcada por la alta tasa de inflación y un contexto internacional de crisis energética. "El principal reto de nuestra economía es la inflación", ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, que ha asegurado, no obstante, que "no se observan efectos de segunda ronda en España" y que la inflación interanual ha comenzado a moderarse en septiembre.

Según el cuadro macroeconómico presentado por Calviño al Consejo, el deflactor del consumo privado, un indicador similar al IPC, se ha revisado al alza, del 2,9% al 4,1%. La previsión del crecimiento del empleo varía solo dos décimas (baja del 0,8 % al 0,6 %), al igual que la de la tasa media anual de paro (sube del 12 % al 12,2 %), con una estimación de 21 millones de personas ocupadas a finales de 2023 y de que el próximo año se cierre con una tasa de paro por debajo del 12 % (11,7%).

El consumo privado baja 1,2 puntos respecto a las previsiones de julio, del 2,5 % al 1,3 %, y el público crecerá en 2023 un 0,4 %, al tiempo que se disparan las inversiones en bienes de equipos (9,5 %) y también en construcción (8,4 %).
Respecto a las exportaciones, se prevé un incremento del 7,3 % el próximo año y un 8,2 % más en el caso de las importaciones.

Las hipótesis que subyacen al cuadro macroeconómico para 2023 contemplan precios "anormalmente elevados" para el petróleo (96,9 dólares el barril de Brent) y para el gas natural (118,8 euros el megavatio/hora). A ello se suma la ralentización prevista del crecimiento económico de la zona del euro al 0,9 %, un tipo de cambio paritario entre el euro y el dólar y el aumento de los tipos de interés con el euríbor a 3 meses en el 2 % el año que viene.

Según Calviño, por el momento no hay síntomas de desaceleración de la actividad, lo que junto al "extraordinario" comportamiento del mercado de trabajo ha llevado a elevar una décima la previsión de crecimiento para 2022 al 4,4 %.

Otro de los datos relativos a 2022 es el incremento del consumo privado en un 1,2 %, frente a la bajada de un 1 % del público, mientras que las inversiones en bienes de equipo suben un 6,6 % y en construcción un 3,8 %.

Las exportaciones se dispararán este año un 17,9 % según las previsiones del Gobierno y las importaciones aumentan un 9,9 %, mientras que el crecimiento del empleo roza el 3 % y la tasa de empleo se situaría en el 12,8 %.