domingo. 05.07.2020 |
El tiempo
domingo. 05.07.2020
El tiempo

Una abrumadora mayoría de españoles ve con preocupación la tensión política

La polarización no logra, sin embargo, mover significativamente la intención de voto. Mejora la imagen del Gobierno ► Los ciudadanos consideran como principal responsable de este clima a Vox y un 67,5% rechaza las manifestaciones

Barómetro. INSTITUTO DYM

Si algunos políticos pretendían movilizar a los ciudadanos con su actuación durante esta pandemia, lo han conseguido: los están movilizando en su contra, a juzgar por los datos que arroja el barómetro de mayo del Instituto DYM, la tercera entrega desde que se declaró el estado de alarma, que sitúa en 70,4% el porcentaje de españoles que se declaran muy o bastante preocupados por el nivel de tensión política actual. Si además se le suma el 21,3% que se reconoce "algo preocupado", se alcanza un abrumador 91,7%.

Esa tensión que transmiten los políticos se aprecia también en la polarización que se percibe en todas las respuestas de la encuesta, incluso en las de carácter más social, en función del autoposicionamiento ideológico de los encuestados, según se sitúen más a la derecha o a la izquierda. DYM realizó esta tercera entrega de su barómetro entre los días 21 y 24 de mayo, por lo que ya pudo recoger las reacciones por las caceroladas en la calle contra el Gobierno e incluso por la manifestación del pasado sábado que convocó Vox en todo el país.

De hecho, este partido es señalado por un 66,7% de los ciudadanos como el mayor responsable de generar tensión en la situación política actual. Le siguen prácticamente empatados Unidas Podemos (46,7%) y PP (46%), mientras que el PSOE recibe el reproche del 34,7% de los que responden. Hay un dato que llama la atención: el 30,1% de los votantes de Vox está de acuerdo en que es este partido el que genera más tensión.

Pese a todo, la gran mayoría de los encuestados, el 67,5%, mostró su disconformidad con realizar manifestaciones como las que estos días se produjeron durante el confinamiento. Incluso ente los votantes del PP y de Vox la opinión está dividida: 47% a favor y 46,3% en contra en el caso del partido de Pablo Casado y 49,4%/43,4% en el de Santiago Abascal.

NO A LAS ELECCIONES. El objetivo último declarado de los partidos de la oposición en este escenario es el cambio de Gobierno. Sobre este aspecto también preguntó DYM: "¿Cree que deben convocarse Elecciones Generales anticipadas una vez que se haya alcanzado la normalidad y todas las provincias estén en la última fase?".

Son variaciones que no alcanzan para aventurar cambios en los bloques de poder, y menos sin conocer las referencias de otros actores tan importantes como los nacionalistas catalanes y vascos

La mayoría de los encuestados, el 49,1%, respondieron que no, mientras que el 41,7% estuvieron dispuestos a volver a lar urnas. Como era de esperar, a favor de esta opción se decantaron de forma masiva los votantes de Vox (79,6%) y PP (72%9), mientras que en contra estuvieron los socios de Gobierno: PSOE (76,1%) y UP (78,7%). Los votantes de Ciudadanos tampoco lo verían con malos ojos, ya que el 67% preferirían volver a votar.

De todos los modos, tampoco está claro que unas nuevas elecciones fuera a modificar gran cosa el panorama actual. Porque una de las realidades demoscópicas que presenta este barómetro es que a pesar de toda tensión, de toda esta preocupación que los políticos están trasladando a la sociedad, apenas están consiguiendo mover el voto: la polarización parece mantener a los votantes enjaulados en sus opciones de origen, con movimientos no demasiado significativos.

VOTO. Así, según estimación de voto, el PSOE volvería a ser la opción preferida por los votantes, con el 25,1%. Es exactamente el mismo porcentaje que hace un mes y un 3,2% menos de lo sumado en los comicios del 10 de noviembre. El PP baja un 0,4% respecto a abril, hasta el 22%, lo que supone u punto más que el 10N. Un 0,6% es todo lo que lograría subir Vox desde las últimas elecciones, de aquel 15,2% al actual 15,8%. Podemos se mantiene en caída y con otro 0,8% respecto a abril se queda en el 11,3%, un 1,7% menos que en noviembre. Es Ciudadanos el que se apunta la subida notable: un 2,1%, del 6,9 al 9%.

Son variaciones que no alcanzan para aventurar cambios en los bloques de poder, y menos sin conocer las referencias de otros actores tan importantes como los nacionalistas catalanes y vascos.

Hay que tener cuenta, además, que en el último mes la población ha mejorado su percepción de la labor que está desarrollando el Gobierno con la crisis del Covid-19, coincidiendo con el inicio de la desescalada: la nota sigue en el suspenso, un 4, algo mejor que el 3,7 que recibía de valoración en abril.

La encuesta se realizó del 21 al 24 de mayo, a través 1.041 de entrevistas online, con un margen de error del +-3,1%.
 

Fernando Simón, el único que aprueba
Además de la tradicional pregunta sobre valoración de líderes de los partidos, DYM incluye en su entrega de mayo una pregunta específica sobre la valoración de la actuación de algunos políticos durante la gestión de la crisis del Covid-19. Los encuestados lo tienen claro: el que mayor nota saca, de hecho el único que aprueba, es el único que no es político, el doctor Fernando Simón, la cara de los técnicos durante todos estos días. Simón obtiene un 5,4, seguido por Margarita Robles (4,4) y Salvador Illa (4,2). La peor nota es para José Luis Ábalos (3,4).

Arrimadas, al alza
Entre los líderes, todos suspenden, aunque es Inés Arrimadas la mejor valorada (4,1). El peor, Santiago Abascal (2,4)

Una abrumadora mayoría de españoles ve con preocupación la tensión...
Comentarios