jueves. 09.04.2020 |
El tiempo
jueves. 09.04.2020
El tiempo

Cuatro intoxicados por botulismo tras comer una lata de atún de la marca Dia envasado en Ribeira

Envase del producto afectado. DIA
Envase del producto afectado. DIA
El brote se ha detectado tras enfermar esas cuatro personas en Castilla y León, de las que tres ya han sido dadas de alta ► El producto fue elaborado por la gallega Frinsa do Noroeste S.A. y no se vendió en Galicia

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha activado una alerta sanitaria por un brote de intoxicación alimentaria provocado por toxina botulínica detectada en una lata de atún en conserva en aceite de girasol de la marca Dia. El aviso se realizó después de que enfermasen cuatro personas en Castilla y León, de las que tres ya han sido dadas de alta, que ingirieron una ensaladilla rusa casera elaborada con ese atún. De entrada, según la Aesan, "el brote está limitado a cuatro casos". "No hay constancia de más afectados", añade.

La toxina botulínica es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum. La ingesta de alimentos contaminados por toxina botulínica produce botulismo, una enfermedad que se caracteriza por el desarrollo de alteraciones vegetativas como la sequedad de boca, náuseas y vómitos, y por una parálisis muscular progresiva.

"El brote está limitado a cuatro casos, tres de los cuales han sido dados de alta, y no hay constancia de más afectados"

El producto afectado es una conserva de atún en aceite de girasol formato RO 900, de la marca Dia, con lote 19/154 023 02587 elaborado en Frinsa del Noroeste S.A., en la provincia da Coruña, con fecha de consumo preferente 31/12/2022. 

El producto fue distribuido por la plataforma Dia a establecimientos de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, donde se ha procedido a la inmovilización y retirada de las conservas. Así las cosas, no se habría vendido en Galicia.

Como medida de precaución se ha retirado el producto de los canales de comercialización, y las autoridades sanitarias recomiendan a las personas que tengan el atún en su domicilio que no lo consuman y lo devuelvan al punto de compra. 

La Aesan tuvo conocimiento el pasado día 9, a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri), de una notificación hecha por las autoridades sanitarias de Castilla y León relativa a un brote de intoxicación alimentaria, provocado por toxina botulínica asociado al consumo de atún en conserva con la que se había elaborado una ensaladilla rusa casera.

La empresa Dia se ha comprometido a recuperar el producto que puedan tener los clientes

Ese mismo día, la Aesan activó la alerta a nivel nacional y se localizó e inmovilizó de forma preventiva el producto implicado en la investigación epidemiológica sospechoso de ser el causante del brote: conserva de atún en aceite de girasol de la marca Dia. Este 29 de agosto, los análisis practicados en el Centro Nacional de Alimentación a los productos sospechosos confirmaron la presencia de toxina botulínica en la lata de atún consumida, según explica la Aesan.

"El brote está limitado a cuatro casos, tres de los cuales han sido dados de alta, y no hay constancia de más afectados", aseguran las mismas fuentes.

La empresa Dia se ha comprometido a recuperar el producto que pueda estar en posesión de sus clientes. 

FRINSA. Frinsa asegura que es "imposible" que la lata de atún en aceite de girasol en la que se ha encontrado toxina botulínica esté "contaminada" debido a sus procesos de fabricación, pues destaca que el resto del lote de más de 3.400 conservas se encuentra en estado óptimo. 

Así lo han apuntado fuentes de la compañía gallega a Europa Press, que aseguran que "es imposible que una lata tenga botulismo y la de al lado no, porque el pescado es el mismo". 

Hay cuatro casos en Castilla y León por consumo de una ensaladilla casera que contenía la lata de atún elaborada por Frinsa, en la que se ha detectado la sustancia tóxica, y que fue vendida por la cadena Dia. 

Al respecto, Frinsa garantiza que se realizan todos los controles de calidad "más allá" de los requeridos por la ley, mientras remarca que "la administración ha acreditado la idoneidad de los procesos productivos en relación con este asunto"

Frinsa asegura que es "imposible" que la lata en la que se ha encontrado toxina botulínica esté "contaminada" debido a sus procesos de fabricación

De tal forma, la compañía pone el foco sobre que hay "una única lata que fue previamente abierta y manipulada por el consumidor", mientras "el análisis del resto del lote ha resultado absolutamente satisfactorio". "La lata no estaba contaminada debido a nuestros procesos", deja claro Frinsa.

"RARO" QUE APAREZCA EN CONSERVA DE PESCA. Y es que Frinsa remarca que "esta toxina que produce la bacteria que produce el botulismo es muy raro que se dé en pescado en conserva, es mucho más probable en verduras, hortalizas o en salmueras de pescado en conserva". 

Por ello, cree "imposible" que hubiese algún problema en su fabricación y que solo afectase a una lata. "Que se pudo contaminar después debido a que se dejó abierta o se mezcló con lo que sea, pues puede ser, los alimentos se estropean si no se conservan adecuadamente", explica. "Si usted lo mezcla en una ensaladilla y luego lo devuelve a la lata ya está contaminado por lo que fuera", agrega. 

"Si el lote está bien, la lata está bien", sostiene. Finalmente, la empresa que realiza conservas de marca blanca para cadenas como Dia resalta su "colaboración absoluta" con las administraciones desde la detección del problema.

Cuatro intoxicados por botulismo tras comer una lata de atún de la...
Comentarios