viernes. 23.04.2021 |
El tiempo
viernes. 23.04.2021
El tiempo

Barcelona vive otra noche de disturbios, saqueos y ataque a la Guardia Urbana

Violencia callejera en Barcelona. EP
Una furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona envuelta en llamas. EUROPA PRESS
Trece personas han sido detenidas

Al menos trece personas han sido detenidas en Barcelona en los graves disturbios registrados este sábado al término de la manifestación a favor del rapero Pablo Hasel, con tiendas saqueadas, oficinas bancarias vandalizadas, daños en un hotel e incluso un ataque a una comisaria de la Guardia Urbana en la Rambla

Unas 4.000 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado en la capital catalana para pedir la libertad del rapero Pablo Hasel y para reivindicar la regulación de los precios del alquiler, la derogación de la ley mordaza, de los antidisturbios de los Mossos, la reforma laboral o la excarcelación de los líderes del procés, entre otras demandas.

La protesta ha sido convocada por fuerzas como Arran, la CUP, Endavant, el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) y los CDR, y la han apoyado, entre otros, el Sindicat de Llogaters y Podem Catalunya.

La manifestación ha transcurrido desde la Plaza Universitat hasta el final de la Rambla, por calles del barrio del Raval, y se ha desarrollado en su mayor parte de forma pacífica, pero al término de la misma pequeños grupos violentos se han dispersado por diferentes zonas del centro de la capital catalana provocando de nuevo graves incidentes.

Una vez más, estos grupos violentos han saqueado algunas tiendas del centro de Barcelona, entre ellas, el Decathlon ubicado en la calle Canuda, que ya fue vandalizado la semana pasada, o el Zara de plaza Catalunya.

Además, han provocado un incendio en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, la Casa de los Paraguas, en la Rambla de Barcelona.

Otros establecimientos atacados han sido el hotel NH de la Rambla Catalunya con la calle Diputación, al que han rociado con líquido inflamable, al igual que ha sucedido en un concesionario adyacente a este establecimiento hotelero, y también ha provocado daños en un restaurante del centro de la ciudad.

Asimismo, los alborotadores han lanzado todo tipo de objetos a la comisaría de la Guardia Urbana situada en la Rambla y han quemado una furgoneta del cuerpo aparcada frente a su sede y han dañado otra, lo que ha llevado a la detención de al menos una persona relacionada con estos actos vandálicos.

También, más de media docena de oficinas bancarias han sido apedreadas, provocando la rotura de cristales y daños en cajeros e, incluso, en dos de ellas los violentos han causado pequeños fuegos en su interior.

Durante los incidentes, los grupos violentos han cruzado contenedores en la vía pública para formar barricadas, han incendiado algunos de ellos y han lanzado botellas, petardos y otros objetos incendiarios a las líneas policiales.

También, como en otras noches, han provocado destrozos en el mobiliario urbano, sobre todo en la Rambla, y en las terrazas de los locales de restauración de esta calle.

Algunos manifestantes han causado daños en las cámaras fotográficas y de televisión de varios reporteros gráficos, entre ellos un colaborador de Efe que ha recibido un martillazo en la suya. 

Durante los incidentes, el Sistema de Emergencias Médicas ha atendido a cuatro personas, tres de carácter leve que han sido dadas de alta in situ y otra que ha sido trasladada a un centro sanitario en estado menos grave.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha condenado "de forma rotunda" la violencia y los actos vandálicos registrados en Barcelona al término de una manifestación, y ha expresado su apoyo a los agentes de la comisaria de la Guardia Urbana de la Rambla.

"El derecho a la protesta es totalmente legítimo. La violencia y el vandalismo, no", ha escrito en su cuenta de twitter.

También el conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha condenado los hechos a través de Twitter, tras haber mantenido una conversación con la alcaldesa.

"No puede haber espacio para esta violencia reiterada. Apoyo a la Guardia Urbana de Barcelona, Mossos, el SEM y Bombers", ha subrayado el titular de Interior en las redes sociales.

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, el candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el presidente del PP, Pablo Casado, o la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, han condenado también los actos violentos y han expresado su apoyo a los Mossos y a la Guardia Urbana.

Otras ciudades catalanas también han sido escenario de manifestaciones en apoyo a Hasel, entre ellas Girona, Tarragona, Vic, Lleida y Sabadell (Barcelona), poblaciones estas dos últimas en las que también se han producido altercados.

En Lleida, un grupo violento de manifestantes ha lanzado piedras contra una patrulla de la Guardia Urbana de Lleida que se encontraba en la zona de Camps Elisis y ha causado importantes daños en tiendas de la zona comercial de la ciudad.

En Sabadell, un grupo de manifestantes han lanzado pintura y material pirotécnico contra los agentes de la brigada ARRO que custodia el edificio de los juzgados. 

Barcelona vive otra noche de disturbios, saqueos y ataque a la...
Comentarios
ç