Bruselas desmiente a Bolaños y señala que continúa estudiando la ley de amnistía

El ministro aseguró este jueves que en la Comisión Europea había "cero preocupación" con el asunto y se reafirma después de que el portavoz de Justicia comunitario precisase que aún no ha concluido su análisis
Félix Bolaños, este viernes en el Congreso de los Diputados. ZIPI (EFE)
photo_camera Félix Bolaños, este viernes en el Congreso de los Diputados. ZIPI (EFE)

La Comisión Europea ha señalado este viernes que "aún no ha dicho que la ley de amnistía no le causa ninguna preocupación", porque no ha concluido el análisis sobre la norma y que "seguirán" los contactos con el Gobierno sobre este tema.

Se ha pronunciado en esos términos el portavoz de Justicia del Ejecutivo comunitario, Christian Wigand, preguntado por las declaraciones del ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, tras reunirse este jueves con dos comisarios europeos, cuando dijo que Bruselas tenía "cero preocupación" por la proposición de ley de amnistía que allanó la investidura de Pedro Sánchez.

"Hubo un encuentro muy constructivo y los intercambios con España van a seguir. Los comisarios en la reunión informaron al ministro, por supuesto, de que tenemos preguntas y que queremos continuar la conversación con las autoridades españolas. Además, nuestro análisis está en proceso así que en ese sentido la Comisión no ha dicho todavía que la ley de amnistía no le causa ninguna preocupación", ha explicado el portavoz.

Bolaños se reunió este jueves con la vicepresidenta de la Comisión Europea para Valores y Transparencia, Vera Jourová, y con el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, después de que Bruselas solicitase al Gobierno detalles adicionales sobre el alcance personal, material y temporal de la norma. 

"Sobre la ley de amnistía, les tengo que decir que hay cero preocupación de la Comisión Europea sobre la salud y la fortaleza del Estado de Derecho y la separación de poderes en España", aseguró Bolaños, quien subrayó que, por contra, hay "máxima preocupación" por el bloqueo del CGPJ.

Una fuente cercana a los comisarios consultada por EFE dijo este jueves, no obstante, que la falta de preocupación que comentó el ministro es "demasiado optimista", ya que Bruselas aún no ha terminado de analizar el proyecto de ley. La Comisión, de hecho, ya ha dicho en varias ocasiones que no se pronunciará hasta que se apruebe la norma.

Bolaños se reafirma pese al desmentido de Bruselas

El ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, se reafirma en sus palabras y reitera que hay "cero preocupación" sobre "la fortaleza del Estado de Derecho y la separación de poderes en España". 

Según han indicado fuentes del Ministerio de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, el ministro reitera lo que dijo literalmente el jueves por la tarde después de reunirse con el comisario Reynders y la vicepresidenta de la Comisión Vera Jourova 

El PP pide a Bolaños que rectifique "inmediatamente" tras "mentir deliberadamente"

Por su parte, el PP ha exigido a Bolaños que rectifique "inmediatamente" tras "mentir deliberadamente" al señalar que la Comisión Europea tiene "cero preocupación" sobre la ley de amnistía, unas declaraciones que han sido rebatidas por Bruselas.

El ministro "de los tres poderes del Estado" debió pensar que mentir por boca de Reynders no iba a tener consecuencias, pero "las mentiras tienen las patas muy cortas y el engaño ha retumbado en Bruselas", señalan las fuentes. 

Este nuevo varapalo institucional del Gobierno, según el PP, se suma a otros por "su ansia de poder", como el rechazo del Tribunal Supremo a la exministra Magdalena Valerio como presidenta del Consejo de Estado o la no idoneidad del Fiscal General del Estado.

Desde el PP inciden en que, por mucho que se empeñe el Gobierno, la amnistía no es un asunto interno porque supone un menoscabo de los pilares básicos del Estado de derecho y de la democracia al romper la igualdad entre ciudadanos y ofrecer impunidad a cambio de votos y de mantenerse en Moncloa. 

A este deterioro institucional "nunca antes visto en los 45 años de democracia española", se une una política exterior desligada de los países aliados, más preocupada por contentar a su socio de coalición, Sumar, indican las fuentes. 

Por todo ello, el PP pide al Gobierno que devuelva a España a la moderación y a las políticas de Estado y de consenso.

Comentarios