sábado. 17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo

Casado reivindica el legado de Aznar y Rajoy y dice que el PP tiene ahora "más difícil" reunificar el centroderecha

Aznar y Casado. EFE
Aznar y Casado. EFE
"Pinchan en hueso los que pretenden dividir a la nueva generación del PP con nuestros predecesores", proclama el líder de los populares

El líder del PP, Pablo Casado, ha abrazado el pasado de su partido en el 25 aniversario de la victoria de José María Aznar, frente a quien ha sostenido que lo tiene "más complicado" que en 1996 para unir al centroderecha y ser alternativa por el tamaño de Vox y Cs

Pasado y presente del PP se han dado este martes la mano en un acto organizado por la Universidad Francisco de Vitoria y el Instituto Atlántico, en el que han participado el vicepresidente de FAES, Manuel Pizarro, la empresaria Isabel Estapé y el historiador Manuel Álvarez Tardío. No ha asistido en cambio el expresidente Mariano Rajoy, cuyo legado también ha reivindicado Casado, pues se cumplirá una década desde que se hizo con el poder.

La efeméride ha cogido a Casado desmarcándose de su herencia, tras anunciar que su partido dejará su histórica sede de Génova para "soltar lastre" ante las acusaciones de corrupción. Ante Aznar, el presidente del PP ha aclarado que se "desligan de lo malo, no de lo bueno", porque, a diferencia del sucesor de Fraga, que heredó un partido sin "tutelas ni tu tías", él fue elegido en primarias y ni quiere, ni puede emanciparse.

Y ha buscado acallar cualquier división: "Pinchan en hueso aquellos que pretendan dividir a la nueva generación del PP con nuestros predecesores", ha afirmado. 

El expresidente llama al Partido Popular a convertirse en un polo de atracción para evitar que los extremos crezcan

Casado ha defendido el rumbo fijado para el PP en un encuentro que llegaba precedido por las críticas de Aznar ante la división de la derecha y el mal momento que atraviesa el partido; unas palabras que este martes no se le han escuchado. 

El líder del PP ha recalcado que el partido no se apartará "del espacio donde nunca ha dejado de estar", "el centro derecha reformista, constitucionalista y liberal", y ha rechazado una unión con Vox. No quiere "la unión del centroderecha tutelado por el extremismo" y ha recalcado que deben resistirse a los "cantos de sirena" de quienes buscan que pacten con los de Santiago Abascal o, por el contrario, con el PSOE. 

Admite Casado que debe unir al centroderecha, pero ha argumentado que ahora es "más complicado" que cuando Aznar lo logró. Los partidos del entorno eran entonces "muy pequeños"; "mucho más" que cuando Casado asumió el liderazgo en 2018, y el PP era tercera fuerza en las encuestas tras PSOE y Ciudadanos.

 Aznar pide dar la batalla de las ideas y recuerda a Casado que él trabajó por "unir lo que estaba a la izquierda" y definir un "proyecto claro" 

Hoy nadie habla de que el PP ha logrado evitar el adelanto de los naranjas, ha lamentado Casado, y ahora es Vox la formación "que se permite jugar con que el PP no tiene la hegemonía del centro". 

Casado ha parafraseado a su mentor. "Lo dijo José María Aznar en la última convención. Dijo, 'Pablo, lo tienes mucho más difícil que Fraga, que Rajoy y que yo, ahora hay muchos partidos que hacen que esa reunificación del espacio electoral sea más complicada'". 

No es el único obstáculo: el líder del PP ha aludido además a la ruptura del bipartidismo, que impide a los grandes partidos aspirar a más del treinta por ciento del electorado, y a la "inmediatez" que a su juicio distorsiona los discursos, dejando fuera a quien no insulte y grite. Además, ha pedido tiempo porque, aunque sale a ganar, ha recordado que tanto Aznar como Rajoy tuvieron siete años para plantear su alternativa.

Casado: No quiero la unión del centroderecha tutelado por el extremismo

La fórmula es no salirse del camino marcado. No volver "a hacer al Partido Popular" sino "hacer popular al partido". No virar, sino devolver a la mayoría social, ahora polarizada, a la centralidad. 

El expresidente del Gobierno ha dicho a su pupilo político que suya es la tarea de marcar la estrategia, aunque ha defendido que la base -la fiscalidad, "mantener la casa en orden" y la ambición exterior- no cambia, aunque muten los tiempos. También le ha recomendado convertirse en "un polo de atracción para evitar que los extremos crezcan", porque ya "funcionó en su momento", también en los momentos complicados. 

Y ha resumido la razón del éxito que le llevó a la Moncloa en 1996: "Se había trabajado en unir todo lo que estaba a la derecha de la izquierda, en hacer tarea de oposición y en definir un proyecto muy claro que los españoles conocían y supieron apreciar", ha afirmado.

Casado reivindica el legado de Aznar y Rajoy y dice que el PP tiene...
Comentarios
ç