martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

Los CDR detenidos admiten que fabricaban explosivos y dicen que Torra iba a declarar la independencia

Registro realizado en la vivienda de uno de los miembros de los CDR detenidos. ENRIC FONTCUBERTA (EFE)
Registro realizado en la vivienda de uno de los miembros de los CDR detenidos. ENRIC FONTCUBERTA (EFE)

F.J., uno de los miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) en prisión acusados de preparar actos de sabotaje, declaró al juez de la Audiencia Nacional que el grupo planeaba encerrarse en el Parlament al menos cinco días, en los que el presidente catalán, Quim Torra, "iba a declarar la independencia".

"Lo que yo entendí es que Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament de manera pacífica, que les dejarían entrar y se encerrarían allí todos", detalla el CDR detenido

F.J. es uno de los dos únicos CDR en prisión que aceptó declarar ante la Guardia Civil y después a la Fiscalía en su comparecencia ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que lo ha enviado a prisión junto a otros siete detenidos acusado de un delito de terrorismo por planificar sabotajes con explosivos.

El arrestado que fabricaba explosivos aseguró ante el juez estar "cien por cien arrepentido" y agradeció el "trato exquisito" de la Guardia Civil, a cuyos agentes llegó a pedir disculpas por "las horas extras"

Durante el interrogatorio, en el que el acusado declara asistido por una abogada de oficio -desmarcándose del equipo de letrados independentistas Alerta Solidària-, F.J. asegura que el plan de ocupar el Parlament "venía de Presidencia" y que lo iban a financiar los del "CNI catalán". "Me dijeron que no me preocupara porque dinero hay", añadió el acusado.

Según F.J., al que los CDR encargaron "asegurar" las comunicaciones durante el encierro en el Parlament, los ocupantes iban a resistir cinco días en el interior de la Cámara regional: "La idea que tenían ellos era quedarse dentro porque luego el president iba a declarar la independencia".

"Lo que yo entendí es que Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament de manera pacífica, que les dejarían entrar y se encerrarían allí todos", detalla el CDR detenido, que insiste en que finalmente desistió de participar en el proyecto.

En respuesta al fiscal, el acusado aclaró que los CDR tenían la intención de irrumpir en el Parlament "por la puerta principal, porque había gente dentro que ya lo habían hablado con ellos y les dejarían entrar" y añadió: "Torra en esa época quería sacar adelante el tema de la independencia, era el día D, que le llamaban".

Según su declaración, el plan "venía de Presidencia y esas cosas, de Torra, y de ahí que quisieran quedarse dentro del Parlament y tener las comunicaciones aseguradas", por lo que intentaron reclutarlo para que montara unas antenas en unos pisos que iban a alquilar cerca de la cámara catalana para poder proporcionar red de wifi al interior.

En su interrogatorio, el CDR, que se muestra muy "arrepentido" de sus andanzas en el grupo, afirma que Montse, hermana de Carles Puigdemont, le pidió que le facilitara una "línea de comunicación privada que la policía no rastreara" para comunicarse con el expresidente de la Generalitat, huido de la Justicia a Bélgica.

El detenido conoció a la hermana de Puigdemont en una cena para recaudar fondos para las cajas de resistencia del independentismo a la que acudió como invitada y un compañero se la presentó comentándole: "Éste sabe de móviles y cosas de esas".

De hecho, en su declaración previa ante la Guardia Civil, que el detenido ratifica íntegramente ante el juez, F.J. detalló que la hermana de Puigdemont le propuso quedar "de forma discreta", por lo que los CDR organizaron un encuentro con ella en dos vehículos en marcha por la carretera C-17.

Una vez en el interior del coche, según declaró F.J., otro de los CDR encarcelados preguntó a Montse Puigdemont por qué su hermano se había "rajado" con la declaración de independencia, a lo que la mujer contestó que "se arrepiente de ello".

El detenido tenía en su móvil el contacto de Montse Puigdemont -Montse L., en alusión al nombre clave de "Lisa" con el que los CDR se referían al expresidente catalán-, además de los de Albano Dante-Fachín, exlíder del Front República, y Bea Talegón, que fue candidata de JxCat en las elecciones al Parlamento Europeo.

En sus declaraciones ante el juez, otros cinco detenidos que acabaron en prisión, quienes únicamente respondieron a sus abogados, negaron formar parte de una organización terrorista y mantuvieron que en ningún caso han planeado sabotajes o han preparado artefactos incendiarios o explosivos.

EXPLOSIVOS. Otro de los miembros de los CDR, Jordi R., admitió ante el juez que se dedicaba a fabricarlos, si bien negó que pretendiera utilizarlos.

"Me arrepiento mucho de haber hecho lo que hice", comienza la declaración del detenido ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón el pasado 26 de septiembre, día en el que el magistrado acordó su ingreso en prisión provisional por un delito de terrorismo, entre otros.

En su declaración, que obra en el sumario y a la que ha tenido acceso Efe, se declara "cien por cien arrepentido" y agradece el "trato exquisito" de la Guardia Civil, a cuyos agentes llega a pedir disculpas por "las horas extras" que tuvieron que hacer durante la investigación. "Soy humano y los humanos cometemos equivocaciones".

El detenido, a preguntas del fiscal, admite haber "experimentado" para fabricar explosivos como termita o nitrocelulosa, pero niega que el objetivo fuera utilizarlos.

"Era un reto para ver si se podía llegar o no se podía llegar", plantea el detenido, quien se presenta como "autodidacta", "leído", "cultivado" y con "pasión por la ciencia".

El fiscal le pregunta por qué iban a fabricar el explosivo si luego no lo iban a utilizar y el detenido plantea varias razones, como la imposibilidad de actuar, los "principios morales", o la falta de infraestructura. "Me inclino por moralidad que tengo", añade.

Los investigadores comprobaron que había buscado en su móvil la ubicación de varios cuarteles de la Guardia Civil; en una cámara de fotos hallaron numerosas imágenes de la Comandancia de Barcelona y encontraron en su casa también un vídeo de una comisaría de los Mossos grabado desde un medio oculto dentro de un bolígrafo.

De su actividad y de las escuchas instaladas en su vehículo, según los informes de la Guardia Civil, los investigadores determinan que muy probablemente el objetivo serían infraestructuras críticas, en concreto torres eléctricas.

Los CDR detenidos admiten que fabricaban explosivos y dicen que...
Comentarios