Conceden 11 días de permiso a El Bigotes por su "excelente" comportamiento en prisión

Cumple condena por el caso Gürtel desde febrero de 2017
Álvaro Pérez, El Bigotes. AEP
photo_camera Álvaro Pérez, El Bigotes. AEP

El Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha concedido dos permisos de salida que suman once días a Álvaro Pérez, El Bigotes, que cumple condena por el caso Gürtel.

Lo hace atendiendo a que ha cumplido un cuarto de la condena que le fue impuesta y a su "excelente" comportamiento en prisión, en la que lleva desde febrero de 2017 tras ser condenado en varias piezas de la citada trama de corrupción.

"Ningún dato permite considerar que el disfrute del permiso pueda tener repercusión negativa en la preparación de la libertad o en el programa de tratamiento; más bien al contrario, el permiso debe constituirse como un elemento esencial en el aspecto tratamental del interno", indica el juez en el auto en el que le concede uno de estos permisos. 

El juez de vigilancia José Luis Castro le concede estos permisos con el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción, y al resolver el recurso de El Bigotes contra la denegación del Centro Penitenciario de Valdemoro (Madrid) en el que está interno.

Según su expediente en prisión, El Bigotes ha realizado estos años distintos cursos de cocinero, pintor, manipulador de alimentos o diálogos restaurativos y desde 2019 es el presidente de su módulo y coopera "de forma excepcional desde hace mucho tiempo". Ahora, indica el auto, trabaja en el taller de manipulados varios (huertas)

Si bien el magistrado admite que la lejanía para el cumplimiento de las tres cuartas partes de la condenada, el 12 de abril de 2031, podría ser motivo de denegación de los permisos, concluye que El Bigotes "se encuentra preparado para obtener el permiso de salida". 

Respecto al pago de la responsabilidad civil a la que fue condenado, el Juzgado constata que carece de "una disponibilidad de medios económicos que permitiese una reparación de fondos como ha ocurrido con otros condenados en esta causa", como es el caso de los considerados cabecillas de Gürtel, Francisco Correa, quien se beneficia desde la pasada semana del tercer grado penitenciario, y Pablo Crespo, que consiguió primero la semilibertad.