Martes. 21.08.2018 |
El tiempo
Martes. 21.08.2018
El tiempo

Condenado a 20 años de cárcel por asesinar a su pareja y emparedar su cadáver

El fallo le considera autor de un delito de asesinato con alevosía y agravante de parentesco e incluye la privación del derecho a la patria potestad sobre los dos hijos de la pareja

Un hombre acusado de asesinar a su pareja en 2016 y emparedar luego su cadáver en el cuarto de contadores de un edificio de Torrevieja, en Alicante, ha sido condenado este jueves a veinte años y un día de prisión. La sentencia ha sido dictada verbalmente este jueves por la magistrada de la Audiencia de Alicante María Amparo Rubio, después de que un jurado popular emitiera por unanimidad un veredicto de culpabilidad para el procesado, John Charlie Leiva.

El fallo le considera autor de un delito de asesinato con alevosía y agravante de parentesco e incluye la privación del derecho a la patria potestad sobre los dos hijos de la pareja, una niña de 14 años y un niño de 8. El condenado no podrá acercarse a sus hijos ni comunicarse con ellos por ningún medio durante diez años y deberá indemnizar a cada uno con 150.000 euros.

John Charlie Leiva deberá pagar también 100.000 euros a su suegra, que ejerce la acusación particular en este proceso y respecto a la que también es extensiva la orden de alejamiento. La sentencia es firme, pues la defensa ha renunciado este jueves expresamente a recurrirla al haber pactado todas las penas y responsabilidades civiles con la Fiscalía, la acusación particular y la popular, que ejerce la Abogacía de la Generalitat.

Durante el juicio, que empezó el pasado lunes y ha concluido este jueves, el acusado ha reconocido que estranguló entre la madrugada del 12 y la del 13 de junio de 2016 a Johanna Bertina P.G., como él de nacionalidad chilena. Lo hizo tras acorralarla en la terraza de la vivienda familiar de la calle Ramón y Cajal de Torrevieja, de forma sorpresiva y aprovechando su mayor complexión física.

La mujer había manifestado con anterioridad a una amiga su intención de regresar a Chile con sus dos hijos porque ya no soportaba las discusiones y los malos tratos del procesado. Tras el crimen, el condenado bajó el cadáver hasta el cuarto de contadores del edificio y lo ocultó en su interior cubriéndolo de cemento y ladrillos.

El cuerpo sin vida de la fallecida fue descubierto el 17 de agosto siguiente, en avanzado estado de descomposición, y el sospechoso fue detenido ese mismo día por la Guardia Civil. El jurado popular se ha opuesto este jueves por unanimidad en su veredicto a la suspensión de la condena y también al indulto del reo.

Condenado a 20 años de cárcel por asesinar a su pareja y emparedar...